¿Qué pasó con el mensaje de Su Santidad Francisco?

Hace un año Villavicencio estaba revolucionada con la visita del Papa Francisco, el acontecimiento más importante en toda la historia de la ciudad.

“¡Tú nacimiento, Virgen Madre de Dios, es el nuevo amanecer que anunciado la alegría a todo el mundo, porque de ti nació el sol de justicia, Cristo, nuestro Dios! La festividad del nacimiento de María proyecta su luz sobre nosotros, así como se irradia la mansa luz del amanecer sobre la extensa llanura colombiana, bellísimo paisaje del que Villavicencio es su puerta, como también en la rica diversidad de sus pueblos indígenas”.

Con estas palabras abrió el sermón el papa Francisco en Villavicencio. Una pertinaz lluvia había acompañado la madrugada y la mañana de aquel 8 de septiembre, sin embargo, para la misa campal, el aguacero dejó de caer. Ya hace un año Su Santidad se dirigió por primera vez a los llaneros que lo esperaban desde la tarde del 7 de septiembre para recibir su bendición.

De este hecho histórico para Villavicencio, qué tanto se ha acogido el mensaje y cuáles han sido los cambios en la ciudad pasados 365 días de la visita del Vicario de Cristo.

Lea también: La visita del Papa Francisco ocurre en un momento histórico para Colombia

Algunas de las personas que hicieron parte de la logística de la visita papal, destacaron que los mensajes de reconciliación y protección del medio ambiente fueron fundamentales y han generado conciencia entre algunas personas que apropiaron las palabras de Francisco.

“Hoy vemos cómo se han implementado programas de reforestación, la gente ha tomado más conciencia ambiental, muestra de ello es la conservación del bosque Papa Francisco en el barrio La Madrid de Villavicencio”, manifestó Maritzabel Ramírez Gómez, Secretaria de Gestión Social del municipio y quien ejerció como gerente de la visita de la Alcaldía.

Por su parte, el padre Gustavo Botero, párroco de la catedral Nuestra Señora del Carmen, resaltó que los mensajes de reconciliación dados por el Papa durante su visita a Villavicencio han sido bien recibidos por la ciudadanía: “muestra de ello es la programación de la Semana por la Paz, donde hay eventos para que esas palabras pervivan, al igual que el crecimiento espiritual de muchas personas que han regresado a la iglesia luego de la visita del Papa”.

Otro de los aspectos, más terrenal, es que la visita del Santo Padre sirvió para dar a conocer la ciudad ante el mundo.

“Durante ocho horas o más, los ojos y la atención de millones de personas de diferentes países, estuvieron puestos en Villavicencio, donde pudieron apreciar la belleza de esta ciudad, su naturaleza y la calidez de su gente”, indicó Gabriel Corredor, capellán de la Policía y quien también hizo parte del comité.

Paradójicamente, y pese a que la ciudad ha recibido turistas nacionales y extranjeros que desean conocer los sitios donde estuvo el Santo Padre, que se han convertido en lugares de peregrinación, un año después de esta visita histórica, la ciudad se ha visto aislada en repetidas ocasiones a causa de los continuos derrumbes en la vía Bogotá – Villavicencio.

Hoy la iglesia católica, y los gobiernos municipal y departamental, quieren continuar con ese legado y ese mensaje de reconciliación, tal es así que además de ese aporte espiritual y las actividades que se puedan generar en la conmemoración del primer año de que el santo padre pisara tierra llanera, la ciudad cuenta con el Museo Papa Francisco en el Parque Malocas, en el que están los objetos y la habitación donde almorzó y descansó Su Santidad; la Cruz de la Reconciliación, en el Parque Los Fundadores, donde oró Francisco y ahora cada domingo los feligreses se reúnen a clamar por el país, la salud del Papa, y pedir el perdón.

Lo que sí es claro es que Villavicencio cambió tras la visita, ahora cuenta bellos jardines en las glorietas de la ciudad, que cuando fueron sembrados, muy pocos auguraban que fueran a durar antes de desaparecer en manos de los amigos de lo ajeno.

Y es quizás ese uno de los más claros ejemplos de que algo bueno quedó en la ciudad tras la llegada del enviado de Dios en la tierra, porque como dice la canción del Maestro ‘Cholo’ Valderrama, “Si el cielo es un paraíso, tendrá que tener un Llano”.

Le puede interesar: Unos $54 mil millones dejó la visita del papa Francisco a la economía de Villavicencio