Regreso de colectivos a las calles de Villavicencio está lejos

Uno de los gremios más afectados con la cuarentena en Villavicencio ha sido el del servicio público de buses.  Tras la reapertura gradual de algunos sectores económicos, el gremio esperaba salir a operar en los primeros días, pero tras las medidas impuestas por el Ministerio de Salud para evitar el contagio del covid-19 y su propagación en medios masivos de transporte, la posibilidad parece lejana.

El gremio, entre tanto, dice que se ve altamente afectado con las medidas impuestas. Uno de sus integrantes, Darwin Rojas, quien representa a Asotransvic, no han reiniciado la operación porque económicamente no les da resultados a los  conductores, propietarios y a empresas, ya que todos viven de un producido y ahora no se podría transportar a más del 35 % de la capacidad de pasajeros.

De acuerdo con el representante de Asotransvic, los alcaldes tienen potestad de permitir hasta el 50 % de la capacidad de pasajeros que tenga un vehículo. “Esto es lo que se ha hablado en la reuniones que hemos sostenido con la Secretaría de Movilidad del municipio,  pero si solo vamos a movilizar 10 pasajeros por recorrido, esto no nos va a dar un soporte económico para subsistir, es por eso que no hemos entrado a operar”, indicó Rojas .

Lea también: Editorial: Alguien miente

Y añadió que “con el 50 % de capacidad de pasajeros y el 50 % de capacidad transportadora, vamos a tener un pico y par o un pico e impar. Vamos a trabajar día de por medio, es decir, 15 días al mes, y sin garantías económicas”.

De los 1.100 buses que hay en Villavicencio solo dos tienen capacidad para 25 personas. Estos dos vehículos entrarían a operar con 12 personas.  “Los otros  buses tienen capacidad para 17 pasajeros, y podrían operar solo con ocho personas por trayecto. Trabajar así no genera resultados”, indicó Rojas.

Ante este panorama, el vocero señaló que  elevarán un pliego de peticiones al alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, para que les brinden ayudas económicas que permitan entrar a operar el servicio público de buses.

Solucionando este tema, podríamos entrar a operar. El gremio está de acuerdo con estas peticiones.

De no llegar a un acuerdo, el vocero señaló que los conductores de buses de servicio público se quedarán en casa hasta que se presente alguna solución.

“De la secretaría de Movilidad y el alcalde depende que volvamos a trabajar”, señaló el vocero.

Lea también: Primer alcalde del Meta enredado por contratación Covid-19

No obstante, dijo que tienen la voluntad de salir a operar y están acondicionando los vehículos siguiendo los lineamientos del Ministerio de Salud.

En el marco de la cuarentena,  y de manera virtual los conductores de buses de servicio público se han reunido en dos ocasiones  con la Secretaría de Movilidad de Villavicencio, pero no han llegado a ningún acuerdo sobre las peticiones que hace el gremio transportador.

Por su lado, Eder Muñoz, Secretario de Movilidad de Villavicencio, explicó  que consideran importante que los transportadores a través de Unirutas garanticen dar cumplimiento a los protocolos de bioseguridad definidos por el Ministerio de Salud y protección social.

Por otro lado, dijo que el Alcalde ha invitado a Unirutas y las empresas que lo conforman que lleguen a acuerdos que favorezcan a los propietarios y conductores en el sentido del no cobro o cobros proporcionales al rodamiento que durante marzo, abril, mayo han sido nulos o reducidos.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter