Removieron ‘el meteorito’ que cayó sobre la vía al Llano

La caída de la piedra abrió un agujero en el pavimento.

Sobre la 1:30 de la tarde una gigantesca piedra que se desprendió del inestable tramo del km. 58 de la vía al Llano, dejó nuevamente cerrado el tráfico entre Bogotá y Villavicencio, toda la tarde del viernes y parte de la noche.

Puede leer: ‘Nos haremos cargo de los puntos críticos’, Ricardo Postarini presidente de Coviandina

Las autoridades dijeron que sobre las 8:30 p.m. habilitaron el tráfico en el sector con paso alterno en sentido Villavicencio – Bogotá, con prelación de represados, ya que en Los Fundadores y sector de Llanolindo, en la capital del Meta, se formaron largas filas de vehículos, buses y camiones, al igual que en Yomasa, en Bogotá.

A lo largo de la noche, en los puntos de control la Policía habilitaría el paso de manera progresiva. Sobre las 8:52 de la noche se reportó que las autoridades  coordinarán por 30 minutos aproximadamente un contrasentido desde el PR 0+000 hasta el PR 9+000 sentido Bogotá – Villavicencio, para evacuar el lado bogotano.

Le interesa este contexto: Los cuatro puntos de la “emputada” de Juan Guillermo Zuluaga

La piedra, que por lo monumental parecía más un meteorito, cayó con tal fuerza sobre la calzada que abrió un cráter que solo tras remover la roca se pudo rellenar con material de asfalto. Por fortuna no se presentó ninguna tragedia y en medio de la nueva crisis que vive la vía al Llano, más bien los creativos se dieron a la tarea de expresarse por memes.

El meme del día.
Hasta el gobernador Juan Guillermo Zuluaga fue protagonista de los memes, tras la caída de la piedra.

Sin embargo, con el desprendimiento, se demuestra la complejidad de  luchar contra la montaña en este punto de la carretera y los riesgos que corren no solo los funcionarios que operan la vía en terreno sino cada vez que se habilita paso en condiciones de invierno o cuando cae material.

Aunque en redes sociales lo primero que propusieron algunos fue dinamitar la piedra, ingenieros consultados por PDM dijeron que no era tan fácil como en «El Correcaminos y el Coyote» porque la explosión podría causar desestabilización en la loma con consecuencias impredecibles. Varios obreros empezaron a fracturarla con taladros hasta que lograron reducirla y con maquinaria empezar a retirarla.