Rodrigo Rivera: ‘la paz es responsabilidad de los departamentos’

Rodrigo Rivera estuvo en el Meta para instalar el Consejo Departamental de Paz, que tendrá que aplicar la Hoja de Ruta y aterrizar los más de 500 indicadores a la región. Foto: tomada Semana.com

Para el alto funcionario de Presidencia, el fortalecimiento de la institucionalidad es fundamental, pero las entidades territoriales deben jugársela y ser responsables en la aplicabilidad de los acuerdos.

El mensaje es claro. Los departamentos y las alcaldías serán los primeros respondientes para que los acuerdos de paz se puedan aplicar en los territorios. En diálogo con Periódico del Meta (PDM) el Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera (R.R.), dicen tener miedo de que en regiones como el Meta se reciclen violencia a causa de la estigmatización.

El Alto Comisionado estuvo en Villavicencio en la visita número 20 que hace a las regiones, en la cual celebró la creación del Consejo Departamental de Paz, el cual tendrá que aterrizar las múltiples herramientas, indicadores y variables que implica la construcción de paz.

PDM: ¿Cómo ve desde su perspectiva la aplicación de los acuerdos?

R.R: El gran reto que tenemos es de institucionalidad. De entregar la posta de la responsabilidad a los departamentos, a las organizaciones de la sociedad civil bajo el liderazgo de los gobernadores. Ellos están encargados en cada municipio y región porque esto es una tarea hasta el  año 2031 e implica a cinco presidentes de Colombia; inversiones  de 129 billones de pesos, de los cuales el 85 por ciento serán recursos públicos. Un 15 de cooperación internacional y actores privados.

PDM: Es una tarea a largo plazo y muchos tienen afán.

R.R: Sí, los colombianos debemos entender que esta tarea es descomunal y va mucho más allá de la reincorporación de los excombatientes. Estamos hablando de la más profunda transformación de la ruralidad colombiana en toda la historia, tal como formalizar siete millones de  hectáreas t establecer un fondo nacional de tierras de tres millones de hectáreas, entre otras.

PDM: Pero los municipios se sienten solos.

R.R: Vea, dentro de los presupuestado está la creación de planes de desarrollo con enfoque territorial en 170 municipios del país y 16 regiones de Colombia. Una inversión privada para 340 municipios que fueron los más afectados por el conflicto armado y que van desde construir vías, escuelas y puestos de salud. Es una tarea gigante.

PDM: ¿Qué se requiere entonces?

R.R: Institucionalidad y liderazgo para asumir con responsabilidad esas tareas y que los departamentos lo entiendan así.

PDM: Pero los departamentos también se sienten solos en esta tarea

R.R.: El Gobierno Nacional tiene que acompañar esa hoja de ruta que construyan en cada departamento, al igual que también lo tienen que hacer los actores privados y la cooperación internacional.

PDM: En lo que resta de la administración Santos ¿cómo iniciar esa titánica labor?

R.R: Bueno, debemos decir que los acuerdos van marchando a un ritmo superior al que nosotros esperábamos, incluso más que otros acuerdos, comparables con los de otros países. Eso lo dice el Instituto Kroc de Estudios Internacionales para la Paz de la Universidad de Notre Dame, que ha hecho un monitoreo de los avances. Las Naciones Unidas  también lo ha destacado.

PDM: La sensación es lo contrario, que hay incumplimiento y va muy lento

R.R: Por supuesto que algo que se va a construir en 15 años y está planeado para ese tiempo, es físicamente imposible terminarlo en un año y medio que llevamos en esta paz.

PDM: ¿Sienten desde el Gobierno Nacional que se politizó la aplicación de los acuerdos?

R.R: Obviamente. La campaña presidencial es uno de los desafíos gigantescos para la aplicación de los acuerdos y no tendremos solo esta sino que vienen cuatro campañas más en donde el tema será abordado. Por eso se determinó que no fueran ni los partidos, el Gobierno o las Farc quienes monitorearan los acuerdos.

PDM: Hay mucho por resolver de todas formas en los territorios.

R.R: Sí, por supuesto. Tenemos problemas, pero tenemos mejores problemas que los que teníamos antes que eran solo de muertos, secuestrados, explosivos. Ahora los problemas son cómo afinamos la institucionalidad.

PDM: ¿Y quién los puede resolver?

R.R: Entre todos, en estos momentos entregamos las postas a las entidades territoriales para poder garantizar que la implementación marche bien.

PDM: ¿Cuál es su temor como Alto Comisionado?

R.R: Que otra vez fracasemos en la reconciliación.

PDM: ¿Todavía estamos en ese borde?

R.R: Sí. En 208 años que tenemos como Nación, Colombia ha probado ser el más violento de América Latina. Cada ciclo de violencia terminó con un acuerdo de paz, pero hemos demostrado ser ignorantes en materia de reconciliación. Aquí creemos que es una virtud no superar los odios.

PDM: ¿Qué pasa si no lo logramos?

R.R: Hay un riesgo latente de que se recicle esta violencia.

PDM: ¿Y en el Meta?

R.R: La principal tarea es no estigmatizar. Debe haber ese acuerdo político y ciudadanos para proscribir la violencia de la vida colectiva de este departamento que sufrió tanto la guerra.

PDM: Pero las Farc no han pedido perdón al Meta…

R.R: Es importante que las Farc hagan esa tarea, pero también lo hagan quienes estuvieron con el paramilitarismo. Aquí de un lado y del otro tienen que aportar para la reconciliación del Meta.