Tipos de violencias basadas en género

Imagen tomada de: zuzeu.eus

En el imaginario colectivo se cree que cada vez que se habla de violencia de género, las personas tienden a relacionarlo con maltrato intrafamiliar. Sin embargo, la violencia basada en género trasciende y se da en múltiples ámbitos y en cualquier tipo de relación humana. La familia, las instituciones y la sociedad en general son lugares donde se pueden ejercer este tipo de situaciones.

La violencia de género es un acto que vulnera el bienestar físico, psicológico y relacional de una persona por su sexo o identidad de género. Por lo general la parte agresora actúa motivada por el deseo de poder y dominación, en su mayoría influenciada por los estereotipos de género.

Solo en el departamento del Meta, se presentó un aumento del ocho por ciento el año pasado en casos de violencia contra la mujer, que es la población más afectada por las violencias basadas en género, con 4.306 hechos, según cifras entregadas por medicina legal.

Lea tambien: Aumenta la violencia contra la mujer en el Meta

Francy Moncada, comunicadora social experta en temas de ciencias sociales y género, explica en que ámbitos la mayoría de personas son agredidas, por ello la violencia de género involucra los siguientes tipos de violencia:

Violencia simbólica

Este tipo de violencia se basa en construcciones que definen la representación del hombre y la mujer, su ser y estar en sociedad. “Su principal víctima es la mujer quien se ve afectada en distintas formas” afirma Francy Moncada quien enuncia los casos.

  1. Se le enseña una imagen mínima en sociedad.
  2. Se muestra de manera específica y única en la publicidad.
  3. Se les dice intensivamente que necesitan ser moldeadas desde distintos ámbitos.
  4. Restringen su movilidad (fajas, tacones, ropa ajustada).
  5. Se le impone que sitios debe ocupar (amas de casa).

Violencia patrimonial

El daño psicológico causado a raíz de la violencia patrimonial es fuerte por la baja autoestima e inseguridades ante la dominación y manipulación que afecta a la víctima por la transformación, sustracción, destrucción y usurpación de sus bienes, objetos, propiedades y recursos, resultado de su trabajo o herencias destinados a satisfacer sus necesidades.

El 70% de las mujeres en Colombia no poseen títulos de tierras, según cifras de ONU Mujeres, y fue hasta 1991 que la mujer pudo acceder a la propiedad privada, resultado de la de la reforma constitucional de aquel año.

Violencia económica

En la mayoría de los casos la víctima es obligada a depender económicamente del agresor, por lo que se le impide acceder a la vida laboral por medio de amenazas, coacción y restricción física. “Se produce violencia económica ante la privación de recursos económicos como forma de manipulación, con la intención de dañar su integridad ante la dependencia financiera que existe. Además de la desigualdad de condiciones laborales actualmente existente a causa de sexo y género” asegura la comunicadora.

Estudios realizados afirman que la mujer es la principal víctima de este tipo de violencia, según cifras de CEPAL el 70% de la población pobre en Colombia está constituida por mujeres, y el último estudio elaborado por el DANE arrojó que el 52,3 % de hogares a cargo de mujeres son pobres.

Violencia psicológica

En muchas ocasiones la víctima no percibe la agresividad directa en el mensaje, no es consciente de estar siendo maltrata. Este tipo de violencia se caracteriza porque no existe un acto físico como tal, sin embargo, la víctima es minusvalorada, humillada y atacada psicológicamente.

Este tipo de violencia puede ser directa de manera activa con insultos, por ejemplo, o de forma pasiva con la desvalorización a la persona, ataque del cual no es consiente, pero que puede hacerla sentirse indefensa, con obligación de hacer determinadas acciones y depender del agresor, culpable de la situación y merecedora de un castigo.

Violencia sexual

La violencia sexual hace referencia a el tipo de situaciones en que una persona es forzada o coaccionada a realizar actividades sexuales en contra de su voluntad, o también cuando la sexualidad es impuesta por otra persona.

“No existe la necesidad que haya penetración en el acto sexual, ya que las violaciones se presentan en distintos casos y de diferentes maneras como dentro de la pareja, la prostitución forzada, forzar un embarazo, el aborto, mutilaciones genitales, acoso sexual y manoseos indeseados” explica Francy Moncada.

Registros del libro Forensis de Medicina Legal registraron en su último estudio en el departamento del Meta, que los cinco municipios con más hechos relacionados de violencia sexual son Villavicencio con 491 casos, seguido por Puerto López y Acacias con 57 y 54 casos, granada con 45 y Cumaral con 24 hechos de violencia sexual.

Violencia física

Esta es la violencia más visible y reconocida como violencia de género, reuniendo toda acción que represente un daño físico a la víctima a través de la agresión directa. Este daño puede ser temporal o permanente.

La violencia física incluye golpes, heridas, fracturas y arañazos, así mismo, en ocasiones se pueden producir en medio de una discusión, empujones, zarandeos que también entran en la categoría de violencia física. Este tipo de actos pueden producir algún tipo de incapacitación física resultado de las agresiones, y según el tipo de daños causados, se puede llegar a la muerte.

El municipio con mayor incidencia de violencia física, especialmente de pareja, es Villavicencio con 1.243 casos, seguido por Acacías con 102 casos y Granada con 35 según cifras entregadas por la Secretaría de la Mujer del departamento del Meta.

“Actualmente  la violencia basada en género es ignorada por gran mayoría de la sociedad, porque no somos conscientes en que momentos se es víctima de algunos de estos tipos de violencia y es la mujer, la principal víctima en todos los casos ante las construcciones que han otorgado roles a los géneros” puntualiza Francy Moncada.