Una Metáfora para escribir

Villavicencio participó con esta Fundación del Parlamento Internacional de Escritores, con lo mejor de las nuevas letras de Latinoamérica.

Jóvenes escritores de la capital del Meta hicieron parte del XVII Parlamento Internacional de Escritores que se llevó a cabo en el teatro Adolfo Mejía de Cartagena de Indias, en homenaje a la independencia y la Batalla de Boyacá. En el evento también participaron países como Brasil, México, Argentina, Estados Unidos, además de diferentes departamentos de Colombia.

De los 27 integrantes de la Fundación Metáfora, entre los cuales hay escritores, poetas, historiadores, ensayistas, cuentistas y guionistas de edades entre los 19 hasta 74 años, tres de ellos fueron participes del encuentro internacional de escritores este año, en los que se destacan, Diego Galíndez (poeta), Ana Margarita Rodríguez (poeta) y Javier Moreno (narrador).

La Fundación Metáfora es una ONG, sin ánimo de lucro, que se fundió en el año 2014 con el fin de fomentar la lectura crítica y la escritura creativa, generando espacios y eventos mediante vínculos de organizaciones internacionales, los cuales permiten que los escritores se incentiven a seguir luchando por la publicación de sus obras.

“Es un espacio de gestión cultural y semilleros de escritores en Villavicencio, que propicia herramientas a niños y jóvenes que dinamizan el hábito de la lectura y la superación de dificultades léxicas, transformando los procesos impositivos por el aprendizaje recreativo a través de talleres de poesía y cuento en instituciones educativas del departamento”, explica Andrea Castillo, directora de la Fundación.

Destaca que la literatura en Villavicencio vive un momento interesante, pues se han gestado grupos literarios entre expertos y personas que incursionan en movimientos artísticos con diferentes enfoques que permiten ver de manera sensible la cotidianidad de la vida mediante la practica textual. “No obstante, hace falta apoyo económico por parte de los entes gubernamentales, un ejemplo de ello es que cinco de los ocho escritores tuvieron que abstenerse de participar por falta de recursos económicos”, dijo la gestora cultural.

Aunque en primera instancia la Fundación tomó estrategias de voz a voz, dando frutos, los establecimientos comerciales han empezado a ofrecer sus espacios para fomentar la literatura, como Mali café, y Mateo Pub, entre otros. Por ende, es importante se
guir compartiendo la gestión, para ello se pretende abrir convocatorias para quienes deseen conocer la lectoescritura y acceder a los proyectos establecidos, donde solo se requiere el amor por la lectura y la escritura.

“En ocasiones cuando se habla de cultura y de las manifestaciones culturales en el Meta y la Orinoquia se tiende a pensar que es solo canto y danza criolla, sin conocer que hay otro tipo de manifestaciones que han logrado un espacio en la ciudad y se han mostrado de manera positiva en las regiones y a nivel internacional, pues hay muchos grupos en el Meta que hacen un papel muy importante dentro de la cultura literaria”, puntualizó la directora de Metáfora.

 

«Quien lee escribe, quien lee tiene información en su mente, quien lee procesa los textos de una manera diferente, quien lee con frecuencia se enfrenta a una hoja en blanco y puede procesar textos de una manera coherente generando habilidades lingüísticas y comunicativa» Andrea Castillo.