Villavicencio, nuevamente con la gasolina más costosa del país

Precio de la gasolina subirá cada mes.

Como es costumbre, Villavicencio siente el alza de la gasolina con más fuerza que el resto de las 13 capitales de referencia y se posiciona como el combustible más costoso del país.

El Ministerio de Minas y Energía informó que los precios de los combustibles tuvieron el incremento promedio de 150 pesos por galón, el cual empezó a regir desde ayer sábado 2 de julio. El valor promedio quedó en 9.180 pesos, mientras que el de diésel se ubicó  por el orden de los 9.018 pesos.

De acuerdo con los analistas, inciden en el aumento, los precios internacionales de los combustibles, la guerra entre Rusia y Ucrania y la necesidad de detener el déficit del Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles, que es cercano a los 14,2 billones de pesos.

El alza se da después de seis meses en los que el valor se mantuvo estable, pero afectó justamente la sostenibilidad del Fondo. Los expertos explican que si por ejemplo un galón está internacionalmente a $12.000 y el precio dentro de Colombia está en $9.000, esos $3.000 de diferencia los pague el Fepc para que haya un equilibrio con el productor local.

Este contexto le interesa: Buscan otra fórmula para la fijación de precios de los combustibles en Colombia

Así las cosas, aunque hay libertad de precios en cada estación de gasolina,

Ciudad      Gasolina     ACPM

Bogotá      9.522         9.302

Medellín    9.461         9.318

B/quilla     9.208         9.017

Villavo       9.622         9.402

 

Para agosto y septiembre se esperan nuevos incrementos.

“Lo anterior, derivado del incremento en los precios internacionales de estos refinados en el último semestre, situación que se ha agudizado por la guerra de Rusia en Ucrania y la limitación el suministro de energéticos en Europa. En particular, en último mes, el precio internacional de la gasolina motor presentó un aumento de 17% respecto de los valores registrados durante los meses de abril y mayo”, justificó el Ministerio de Minas y Energía.

Puede interesarle: Opinión II Confianza en los combustibles