Acacías, también para contemplar aves

Por Michaly Pinzón Plaza /Especial Periódico del Meta

El avistamiento de aves es una actividad de contemplación y de tranquilidad en la que se convive con la naturaleza. Aunque muchos lo ven como un hobby, otros lo han adoptado como el estudio profesional de aves silvestres y algunos como todo un arte que es el de reconocer especies por sus atributos singulares.

Unos y otros confluyen en Acacías, un municipio que también se está posicionando entre los destinos turísticos del Meta para la contemplación de las aves que hacen tránsito por los cielos de esta parte del departamento.

A cinco kilómetros del casco urbano de Acacías, en la vereda El Rosario, se encuentra ubicado el avistamiento de aves Florida Blanca. Se trata de una finca familiar que ofrece el servicio de contemplación desde el 2018, luego de descubrir las maravillas que escondían sus cielos.

Le puede interesar: Castilla La Nueva, tierra de pozos cristalinos

Entre los árboles de la zona se han reconocido más de 200 especies de aves que vuelan por allí a lo largo del año, un hecho que al comienzo fue imperceptible pero que se fue convirtiendo en un encanto natural.

 

El recorrido dura aproximadamente dos horas, se hace con un guía especializado y un grupo máximo de cinco personas, acatando las medidas de bioseguridad. El lugar ofrece el alquiler de binoculares para que la experiencia se aprecie al máximo.

Al ser un humedal, toda una variedad de aves se acerca. El alcaraván y la corocora son dos de los asiduos visitantes, estimando que la laguna se encuentre entre húmeda y seca, en el periodo de mayo a septiembre. El recorrido inicia por el humedal, si la laguna se encuentra vacía, se pasa por en medio de ella, sino, por sus alrededores.

Los turistas también pueden disfrutar del mariposario y un sector de donde abundan los colibríes.

Lea también: Puerto López, mirador del mar verde de Colombia

La pava, las mirlas, la paroaria y los canarios, son los tipos de aves que permanecen más tiempo en el sector. La llegada de aves varía según en la época del año, porque también arriban otras especies como la garza, el pimparo, cara sucia o pollo chare, siendo este último un juvenil del pájaro con los colores de la bandera alemana.

 

 

Para realizar el recorrido se recomienda antes comunicarse con el avistamiento para garantizar el acompañamiento del guía, con un costo aproximado entre los 50.000 pesos a $100.000 por grupo y un “peaje” para pasar por la finca, que consiste en la entrega de una bolsa de alpiste.

A inicio de este año 2021, más de 50 personas han recorrido la finca, y como dice Luz Hélida, fotógrafa y una de las propietarias de la finca “el avistamiento de aves inspira amor por la naturaleza y una capacidad sin igual de asombrar al ser humano”.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter