Pulso por obras en la Terminal de Transportes de Villavicencio

Una serie de obras que deben hacerse en la Terminal de Transporte de Villavicencio, es el ‘Florero de Llorente’ en la lucha por el control de esta entidad.

Por Katherine Cruz

Las remodelaciones que tiene que hacer obligatoriamente la Terminal de Transporte de Villavicencio (TTV), según la ley 1618 del 2013, se han convertido en el reflejo de una disputa que trasciende a lo político entre la administración de Felipe Harman y el gerente de la Terminal, Alcides Socarrás, cercano al exmandatario Wilmar Barbosa.

Todo empezó cuando la Superintendencia de Transporte exigió a todas las terminales del país contar con la accesibilidad para personas con limitaciones físicas y en las revisiones se encontró que la de Villavicencio estaba en mora de construirlas.

Para el año 2019 la TTV recibió una visita de esa entidad de control y evidenció que no había empezado ni siquiera el proceso de contratación, entre otras porque dichas obras tenían un costo de 6.500 millones de pesos, recursos con los que no cuenta la TTV, teniendo en cuenta que el 90% de los recursos van para gastos de funcionamiento.

Le recomendamos: La manzana de la discordia entre Harman y Socarrás

Es entonces cuando la junta directiva autoriza, en junio de 2019, la solicitud de un préstamo por 6.000 millones de pesos para adelantar la remodelación general, en medio del debate político que ya sucedía en la ciudad por la elección de Alcaldía y de Concejo. Es bueno recordar que la administración municipal es dueña de 47% de las acciones de la TTV.

Después de una evaluación de riesgo financiero, el Banco de Bogotá aprobó un préstamo por $4.000 millones en octubre del 2019.

Listo para ser desembolsado, la estrategia era que los $2.500 millones restantes se conseguirían con la colocación de las acciones de reserva de la sociedad en venta. El plan fue rechazado por el ya posesionado alcalde, Felipe Harman.

En una rueda prensa del 2 de enero del 2020, en las mismas instalaciones de la Terminal, el mandatario Villavicencio admitió que envió una carta a la entidad financiera para que no desembolsara el préstamo a la TTV.

También lea: ‘Trabajamos para recuperar la confianza del viajero’

“A finales del año pasado (2019) he enviado una carta oficial al Banco de Bogotá planteándole que el banco no se podía prestar para una irregularidad de este tamaño y que en ese propósito solicitamos de manera abierta que (…) asuman con corresponsabilidad ese deber y revisen muy bien cómo y en qué condiciones le van a dar el crédito a una administración (la de Wilmar Barbosa) que a última hora tomó decisiones en torno a la privatización y entorno a una supuesta obra de remodelación que no hay claridad jurídica sobre su propósito ni su fin”.

Aunque Harman puso en duda la claridad de esas inversiones para la construcción de las áreas para discapacidad, lo cierto es que la Supertransporte le exige a la TTV desde el 2018 cumplir los plazos establecidos en la ley.

“Si la Terminal de Transportes de Villavicencio no cumple con el 80% de las obras para el año 2023, esta se puede ver involucrada en una sanción que superaría la inversión que tienen que hacer ahora”, dijo Alcides Socarrás, gerente de la entidad, en una rueda de prensa citada el jueves.

Mientras el directivo ha insistido en la necesidad de construir las obras, el mandatario local advierte que las decisiones en torno a ellas tienen la intención de “privatizar la TTV”.

También lea: Semana de la movilidad se basa en estrategias pedagógicas

“Aclaramos que esta empresa no fue privatizada ya que es una empresa de economía mixta lo que indica que nunca ha sido pública, razón por la cual no aparece dentro del organigrama de dependencias de la Alcaldía de Villavicencio ni ha recibido dineros del municipio para su sostenimiento u operación”, respondió el gerente.

En enero del año pasado, Harman sostuvo que el documento de compras de acciones estaba diseñado para que la Alcaldía no pudiera participar de la adquisición de las mismas, culpando de eso a la administración de Wilmar Barbosa.

“Está diseñado precisamente para que el municipio no las compre, porque en este momento no existe ninguna línea en el Plan de Desarrollo actual, que es el que deja la administración saliente, que tiene que ver con compra de acciones. Yo no podría solicitarle recursos al concejo para ese propósito hasta que tengamos nuestro propio Plan de Desarrollo, por eso lo diseñaron así, para que el municipio quedara por fuera del juego en términos de los tiempos administrativos. Nosotros vamos a tomar las acciones legales correspondientes para defender la Terminal”, dijo en ese entonces el nuevo alcalde.

Como el banco acató la solicitud de Harman de no desembolso del préstamo a la TTV, esta tomó la decisión de realizar las remodelaciones por etapas.

Le sugerimos: Ahora sí subirá precio en peajes de la vía al Llano

“En esta fase lo que vamos a lograr con los recursos que tenemos de la colocación de acciones es modernizar los baños, tenerlos accesibles para las personas con discapacidad, tener baños familiares, duchas, modernizar las taquillas que nos permitan tener accesibilidad, mejorar accesos y también las redes contra incendios, eléctrica, hidráulica, potabilización del agua; tendremos dos plazoletas para una mejor movilidad en las zonas comunes”, indicó Alcides Socarras.

Con todo, lo que está en juego es también el control político de una de las empresas más importantes de Villavicencio, que por motivos de pandemia apenas da para la operación; sin embargo, abierta en un 100%, la Terminal puede movilizar en una Semana Santa como la que acaba de pasar 190.000 pasajeros, pero este año apenas movilizó cerca de 40.000 usuarios.

No obstante, para el 2019 se transfirieron $260 millones a la administración municipal por la vigencia 2018, producto de las utilidades; mientras que el 2020, la alcaldía debía recibir $580 millones, pero una propuesta presentada a la Junta Directiva para no repartir utilidades, impidió que se transfirieran los recursos.

Alcides Socarrás estará en el cargo hasta el 31 de diciembre de este año, luego se reunirán los integrantes de la Junta Directiva, entre ellos el delegado del alcalde, para definir su continuidad.

Lea también: Transportadores mantienen tarifas pese a aumento de aforo al 70% en buses

Etapas de la compra de acciones

De acuerdo al reglamento aprobado por la junta directiva de la Terminal de Transporte de Villavicencio, definió ofertar en cuatro etapas la compra de 1’282.862 acciones de reserva así: una primera a un precio de $1.600 por acción ($1.000 valor nominal más $600 de prima de colocación), la segunda a un precio de $4.500 por acción, la tercera a un precio de $ 15.000 por acción y una última para todos los interesados por fuera de los accionistas a 16.000 pesos.

Dentro de los términos de la colocación de acciones los compradores de las 2 primeras vueltas únicamente podían ser los accionistas de La Terminal y el tope de compra debía ser equivalente al porcentaje de participación accionaria vigente, los compradores para la 3ra vuelta únicamente podían ser los accionistas de la Terminal sin tope de compra, pero a un valor de 15.000 pesos por acción.

Lea: Redujeron muertes por siniestros viales durante Semana Santa en el Meta

En vista de que el municipio no compró las acciones en la primera vuelta, un total de 16 accionistas de la Terminal participaron comprando acciones y aumentaron su participación, lo que generó la disminución en la participación accionaria del municipio (Alcaldía) del 53% al 47% aproximadamente, pero se mantiene como el mayor accionista de con 1.968.206 acciones.

En la tercera vuelta establecieron que los accionistas podían comprar sin límite de acciones a $15.000 pero el resultado de la compra en esta etapa fue de cero acciones vendidas debido al alto costo.

Al final de las tres rondas de opción de compra de acciones, de las 1’282.000 acciones colocadas sólo se vendieron 860.867 acciones, generando una capitalización para la remodelación de 2.436 millones de pesos, es decir, que quedaron alrededor de 421.995 acciones en reserva (para ser colocadas cuando se requiera eventualmente una nueva capitalización) y se recogieron 400 millones de pesos más de lo proyectado.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter