Alertan por ‘La Niña’ en fin y comienzo de año

Ilustración - Cultivo de Maíz inundado en el Dorado

 El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro, reiteró un llamado a los productores del campo a reforzar las medidas preventivas para hacer frente a la temporada de lluvias que afecta al país y otros fenómenos climáticos, como inundaciones.  Informó que, con todas las entidades públicas para el sector agropecuario, el IDEAM y la FAO se está ejecutando un plan de contingencia para mitigar los efectos negativos de estos eventos del clima en el sector. 

“La recomendación es estar vigilantes, informados con las autoridades pertinentes y aplicando todas las medidas de prevención, para proteger primeramente la integridad física y la vida de las personas y también, minimizar posibles afectaciones sobre cultivos y animales”, indicó el jefe de la cartera agropecuaria. 

Las inundaciones han afectado municipios en especial del piedemonte.

El funcionario indicó que, de acuerdo con el IDEAM, el fenómeno La Niña se fortalece al finalizar el año y se pueden presentar intensidades moderadas e incluso fuertes lluvias;  entre diciembre de 2020 y mayo de 2021 se prevén precipitaciones en la mayor parte del territorio nacional, con valores entre el 10 % y el 60 % por encima de los normales, debido a que persiste el enfriamiento sobre aguas del océano Pacífico tropical, tal como se ha venido informando en comunicados de los meses anteriores. 

Lea también: Mesetas, el corazón de la Sierra

Al finalizar diciembre de 2020 y el primer trimestre de 2021 se esperan lluvias sobre lo normal en grandes extensiones de regiones como el centro-oeste de los Llanos Orientales.

Para hacerle frente a esta situación, el funcionario indicó que el Gobierno activó un plan de contingencia que comprende diferentes componentes:  en primer lugar, mediante la Mesa Técnica Agroclimática Nacional (MTAN) se mantiene permanente vigilancia de la evolución del clima y se genera información clave para los productores agropecuarios.   Así mismo, la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA) realiza recomendaciones sobre posibles afectaciones que en los diferentes cultivos y regiones. 

Vereda La Cuncia Inundada

En segundo término, con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Agrosavia, la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), en conjunto con entes regionales monitorean y realizan control sanitario y fitosanitario, acompañamiento técnico y transferencia tecnológica en las diferentes zonas del país.

Lea también: 2021, una apuesta de frente con el agro

En cuanto a mecanismos de financiación, los productores que se vean afectados por el fenómeno de “La Niña” contarán con ayudas tales como, La Línea Especial de Crédito “LEC Reactivación Económica”, Fondo de Solidaridad Agropecuario (FONSA) y el Fondo Agropecuario de Garantías (FAG), entre otros. 

Un componente importante del Plan es la articulación interinstitucional, con entidades como la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), gobernaciones y alcaldías para recolectar información sobre las posibles afectaciones de fenómenos como La Niña o Heladas, que se pudieran presentar en los próximos meses, y con ello generar apoyos y mecanismos a los productores, en caso de ser necesarios. nsiones de regiones como el centro-oeste de los Llanos Orientales. 

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter