‘Aprendí a dejar lo malo y recoger lo bueno’: Alirio Barrera, precandidato presidencial

Alirio Barrera, precandidato del Centro Democrático a la presidencia de la República.

El precandidato a la presidencia de la República, con un estilo muy llanero, ha logrado ganarse la simpatía de quienes hasta hace unas semanas no lo conocían. Una pelea dura con aspirantes que son personajes nacionales.  

Coleador, finquero, vendedor de periódicos, estudiante de Administración de Empresas, fue gobernador de Casanare con tercero de bachillerato y ahora es precandidato presidencial por Centro Democrático. Alirio Barrera (A.B.) siente orgullo al decir que nació en el campo, en la vereda Monterreal (Aguazul, Casanare), como muchos criados “andando en interiores, descalzos y sin camisa, a veces con la tripa chorreada de sopa”.

Tiene 44 años y en un ejercicio político casi que imposible, busca ganarle la candidatura a la presidencia a personajes nacionales como Oscar Iván Zuluaga, Paloma Valencia, María Fernanda Cabal o Rafael Nieto. Esta semana tuvieron que reforzarle la seguridad porque las autoridades descubrieron un plan para atentar contra su vida.

Le interesa leer: ‘Capacitarse desde lo básico’ Angélica Bohórquez

Periódico del Meta (PDM) dialogó con el precandidato por ser llanero y tener un discurso casi que se aleja también de los postulados del mismo Centro Democrático.

PDM: Estuvo a punto de ser reclutado por grupos ilegales ¿no?

A.B: Por la violencia en Casanare estuvimos a punto de ingresar a los grupos del margen de la ley y mi papá nos sacó de la finca. Dejó todo botado y pasamos de jugar carritos con latas de sardina y camiones de tazas de bocadillos a ir al pueblo a trabajar y a vender periódicos para ayudar a sostener la casa. En el campo usted tiene yuca, huevos, el topocho, leche, casi que gratis, en cambio en el pueblo hay que comprarlos y es caro. Dormíamos 10 personas en una pieza sobre juncos, por eso aprendí a conocer la necesidad.

PDM: ¿Llegó incluso a buscar comida en las sobras?

A.B: Nosotros llegábamos a donde ‘Chucho Chueco’, que tenía un supermercado, y los sábados llegaba la comida nueva, y tocaba limpiar los estantes, las verduras que sobraban me las regalaba. Le quitábamos lo malito, lo dañado a la verdura pero nos comíamos lo bueno, por eso aprendí también a dejar lo malo a un lado y a recoger lo bueno, lo que sirva al departamento y para servirle al país, ese fue mi secreto, lo que aprendí con la comida, lo usé en mi gobierno y me funcionó.

PDM: ¿Cómo logró salir de esas condiciones de pobreza?

A.B: Trabajando. Empecé a trabajar con tierra de mi mamá, yo soy hijo fuera del matrimonio. Mi madre era cocinera en una arrocera y ella le cocinaba a 80 hombres, a las 2 de la mañana ya tocaba estar picando y pelando huesos para el caldo, así aprendí ese trabajo en la finca, también a amansar caballos con mi padre, y empecé con ese oficio con caballos, con ganado. Me volví empresario y seguí ahí en el tema jodiendo con caballos y con tierras y empecé a negociar y todas estas cosas.

PDM: ¿Y cómo se convierte en uno de los mejores gobernadores de Casanare

A.B.: Había sido concejal del 2004 al 2007 y dije no vuelvo a joder con esta vaina porque lo único que hice fue perder un poco de plata, perder mi negocio y que hablaran cosas de uno. Vino la propuesta del expresidente Álvaro Uribe para que fuera candidato a la gobernación de Casanare, yo no quería nada de política. Yo le contesté que quería ser amigo de él pero que hasta ahí. Había muchos gobernadores ya presos y otros huyendo y que yo no necesitaba de la política, que no quería vivir de eso; y me dice el expresidente, pues por eso quiero que sea usted. Aceptamos el tema y trabajé para el Casanare porque era uno de los departamentos más corruptos del país y por eso el departamento estaba en quiebra. En Casanare usted no podía tomarse una foto con nadie porque ya lo tildaban de delincuente.

PDM: Las cifras indican que lo sacó adelante…

A.B.: Pagamos todas las deudas del Casanare y dejé un ahorro; bajamos la pobreza, subimos la competitividad y los índices de productividad. No había ninguna universidad pública y logramos llevar 4 universidades públicas y dos sedes del Sena. Mire, la falta de educación trae violencia, entonces lo que hicimos fue garantizar el estudio a los jóvenes y traje el Fondo Emprender para que ellos tuvieran mejor acceso a la educación y así subimos la competitividad. Se desarticularon muchos grupos al margen de la ley y hoy todos los muchachos en Casanare, los que salgan de estudiar, tienen oportunidad de una educación superior en una universidad pública y eso es lo que queremos darle a Colombia.

Puede leer también: ‘En el SOAT esperaba mayores descuentos a beneficiarios’, Alejandro Vega

 

PDM: Pero esas decisiones en Casanare necesitan bases mínimas de economía y usted tenía tercero de bachillerato…

A.B: Cuando usted ha administrado y desde muy pequeño le han enseñado a valorar cada cosa, aprende uno a ahorrar, a reutilizarlas, darles la máxima utilidad. Es cuando usted está en la necesidad que aprende a ahorrar cada pesito. En la gobernación tuvimos platica, no mucha, pero se pudo invertir en todos los municipios y a todos los ayudamos. Lo que pasé en la vida, en la necesidad,  me ayudó a saber invertir bien el dinero.

PDM: ¿Cuál es su propuesta para frenar el consumo de drogas?

A.B: Primero debemos acabar con esos cultivos ilegales; fumigan 600.000 hectáreas de arroz, de palma, de comida y no es prohibido fumigarlas con glifosato, ¡ah! pero sí es prohibido fumigar hectáreas de coca, ahí sí daña el medio ambiente, es lo que dicen. Lo que debemos hacer es echarles glifosato a todos esos cultivos. Hoy tristemente es más delito vender empanadas en un parque que meter droga dique porque es libre de desarrollo, hoy es más delito que una mujer amamante su hijo en un parque, a que hagan actos obscenos delante de los niños porque ese es el “libre desarrollo”. La ley en Colombia está patas arriba, hoy el que las destruye tiene más garantías que el que la protege; hoy la gente de bien tiene menos garantías que los bandidos y ese tema de la legalización conmigo no va, no podemos darle libertinaje a esto, porque es que es un negocio.

PDM: ¿Cómo manejar las regalías para que se vean en obras reales?

A.B: Las regalías se tiene que reestructurar, debemos de sembrar las regalías, que produzcan, tenemos que a través de ellas se pueda reactivar la economía de Colombia como lo hicimos con el Casanare, hay que dejar un porcentaje de por vida, para que las regalías sirvan, vamos a poner a trabajar a la gente a que produzcan y a que sean útiles a la sociedad, pero que estas regalías verdaderamente lleguen a cubrir las necesidades de las personas.

PDM: ¿Qué perspectivas tiene para la cultura?

A.B: La cultura juega un papel muy importante en el desarrollo económico también, nosotros vendemos nuestra cultura y se vuelve nido de turismo supremamente fuerte; lo que no se mire como negocio está mandado a recoger y la cultura puede ser uno de los mejores negocios de Colombia, el folclor y la cultura colombiana hay que volverlos una empresa, un negocio y volverlo un tema de oportunidades, donde a través de  ella podamos llegar a otras partes del mundo.

PDM: ¿Cuál es su relación con el ‘Loco Barrera’?

A.B: No lo conozco, quizás es de otros Barrera; medio sé quién es, pero jamás me crucé con él.

PDM: ¿Qué hará por la salud en el campo?

A.B: Quiero tener un hospital de tercer y cuarto nivel en cada región porque es injusto que hoy para un tema de cuarto nivel, toca ir  a Bogotá. En todas las regiones tiene que haber este servicio, tenemos que arreglar toda la red de primer nivel también, yo lo hice en mi departamento, a 14 hospitales le metimos equipos biomédicos y los dejamos con buen servicio, hay que fortalecer el primer y segundo nivel y en cada región debe de haber como mínimo un hospital de tercer y cuarto nivel- Ponerle el ojo a las EPS porque hay que reajustarlas.

PDM: ¿Cómo combatir la corrupción?

A.B: El Estado debe tener vigilancia aparte de los entes de control, yo lo hice con mi departamento y me funcionó y acabamos los nichos de corrupción; pero hay algo importante, pensamos establecer dos cátedras en mi gobierno, una de ellas es el amor y el respeto a la patria: el que ama a la patria no la quiere destruir ni la quiere robar; y dos, la protección a los recursos ambientales, porque si usted forma un niño desde muy pequeño teniendo respeto por los recursos ambientales créame que ese niño cuando sea grande también lo seguirá haciendo.

 Le interesa: Fin a la era de ‘Otoniel’, el último gran capo del Clan del Golfo

PDM: ¿Cómo va a jugar usted frente a los precandidatos que tienen más influencia?

A.B: Les estoy ganando, yo ya arranqué hace 20 días apenas y tengo una propuesta y un discurso del pueblo, de la gente, de pronto me califican porque hablo un poquito chambón pero lo que si tengo es cariño, amor y compromiso por la patria, ya lo hice y puedo volverlo a hacer, yo ya goberné esa es la diferencia y no solamente goberné sino que ahí están mis estadísticas, todo el que quiera las puede buscar en internet o en cualquier parte, me fue bien, lo hice bien, si con errores y todo pero lo hice bien.

PDM ¿Usted está convencido de que va a ganar, pero y si no gana esa candidatura?

A.B: Si no gano allá tengo un poco de caballos para amansar y un poco de tierra para sembrar topochos y yuca porque qué más vamos a hacer, seguir trabajando en mis negocios, trabajo con ganado, con caballos, y claro me gusta la política pero no vivo de la política esa es la diferencia, sé buscarme la platica, sé hacer empresa y si no ganó pues abrirán otras propuestas, pero por ahora yo creo y estoy enfilado con todas las  fuerzas y sé que lo podemos lograr, ya llegó el momento de que el pueblo gobierne y de que uno de los nuestros gane la presidencia.

PDM: ¿Y el senado?

A.B: También lo han propuesto, pero yo ahorita quiero ser presidente y voy a ser presidente.

PDM: ¿Usted utilizaría el mismo tono al hablar ante una reunión con las Naciones Unidas?

A.B: Claro que sí, el mismo tono, de hecho ya lo hice, yo estuve con el presidente de los Estados Unidos, con el alto gobierno chino, con Israel, estuve en varios países y siempre fui el mismo y logré las cosas más grandes que nunca se habían logrado para el Casanare , lo más bonito es no perder su autenticidad, lo más bonito es ser como usted es y así usted logra más cosas, yo llegué así con mi sombrero y resulta que en china que  todos parecen  ser igualitos y yo llegué con mi sombrero y todo mundo diciendo y ¿este hombre de dónde salió? las cámaras me enfocaban, me preguntaban quién era, pues mostré mi cultura, mostré mi Llano y ahí los traje tres veces a trabajar con nosotros, generamos impacto y me felicitaron por no avergonzarme de mi cultura, así soy yo y si voy a ser Presidente de la República así me van a tener también.

PDM: Pedro Castillo en el Perú tenía un discurso similar y en 6 meses ha cambiado de ministros y muchos lo critican.

A.B: Sabe que es lo que pasa, Pedro Castillo salió de ser profesor a ser Presidente, en cambio yo fui concejal, presidente del Concejo, fui Gobernador del Casanare, fui consultor de las Naciones Unidas, me dieron un doctorado en Israel y me dieron un doctorado aquí en Colombia por Administración de Empresas, recibí muchas condecoraciones por parte del Congreso de la República y muchas cosas más, entones tengo una experiencia muy diferente a la que tenía Pedro Castillo y puedo llegar a ser un tema diferente.

PDM: ¿Qué haríamos con Nicolás Maduro?

A.B: Yo pienso que nosotros tenemos que hacer un bloque regional donde se hagan pactos de cooperación y de apoyo y respaldo en varios temas, no solamente en temas comerciales, sino que debe ser un pacto regional donde los países de la región, vamos a respetar y a protegernos entre nosotros, la Comunidad Internacional debe abogar por eso; yo como presidente de la república no voy a permitir que dentro de mis fronteras, se dañe otro país que es lo que está pasando en Venezuela, ya los bandidos están aquí en la frontera y entonces vienen hacer sus fechorías y van y se guardan allá y pues no les pueden hacer nada, yo pienso que eso ya debe de parar, la frontera se le debe de colocar ya un régimen mucho más estricto también y tenemos que controlar ese paso, hay que ponerle freno a esa vaina, y para hacer respetar la soberanía de Colombia yo no necesito pedirle permiso a nadie a mí me va a elegir el pueblo colombiano y no la Comunidad Internacional, vamos también a darle ese empoderamiento a las fuerzas públicas para que se respete la ley, si somos ordenados aquí no va a ver inconvenientes, pero cualquier bandido que quiera hacerle daño al pueblo colombiano ya sea de aquí de los nuestros o sea extranjero dentro que saber que se enfrenta al brazo de la justicia colombiana.

PDM: Las disidencias y esos grupos organizados que han dejado también los grupos paramilitares ¿cómo combatirlos?

A.B: Como les digo, lo hicimos en Casanare, primero generar oportunidades para que estos combatientes puedan salir a la vida civil a trabajar y a ser útiles a la sociedad, ya el que quiera seguir allá metido sabiendo que se le genera las oportunidades, pues el peso de la justicia va por encima, hay que darles duro, hay que acabar con eso porque es una pena, pero el que quiera trabajar, el que quiera desmovilizarse, pues se va a hacer una ley de amnistía para el que quiera trabajar y también si tienen sus caletas pues se dará la oportunidad de legalizar los impuestos, queremos que el que es bandido deje de ser bandido y más bien que trabaje y vamos a seguir adelante.

PDM: Usted la tiene clara en el tema rural, pero en el tema Urbano pues hay mucha inseguridad, en las calles de las ciudades como Villavicencio, Bogotá, Medellín, Cali, entonces ¿Cómo combatir la inseguridad?

A.B: Eso sucede porque los bandidos hoy están tan confiados de que no les hacen nada, hoy van a capturar un bandido y les leen 3 o 4 códigos, los vacíos jurídicos que hay en la justicia de Colombia permiten que el bandido no sea castigado, hoy usted debe de tener cuidado hasta si el ladrón no se rompe algo porque por eso lo puedan echar a la cárcel y termina la víctima es pagando los daños rotos, la justicia en Colombia tristemente protege al bandido y desprotege al ciudadano, tristemente el que destruye la patria tiene más derechos y más beneficios que el que la defiende, la persona de bien hoy está sin derechos, no lo protege el estado pero si protege al bandido y no es tema de llenar las cárceles sino que los que están dentro sean útiles también, vamos a mirar de qué forma  estructuramos un proyecto en donde ellos produzcan al menos para su comida y vamos a mirar de qué manera le pagan al estado también con trabajo, entonces hay que cambiar ese sistema carcelario en Colombia.

 

PDM: ¿No tendría problema en gobernar con alguien del Partido de los Comunes o con alguien del Polo Democrático?

A.B: Yo miro actitudes y miro capacidades y si yo miro a alguien que le puede servir a la patria en algún modo, pues buscaré lo mejor de cada sector, porque hay mucha gente que está engañada en muchos sectores y quieren hacer una cosa diferente pero no se les da la oportunidad de demostrar lo que saben o de ser útiles al país; entonces se quiere dar la oportunidad a aquellas personas que le quieran servir a la patria, que quieran trabajar por Colombia, bienvenidos todos a trabajar, pero nada de bandidos, ni picaros, el que quiera trabajar de buena manera y voluntad a Colombia, aquí tendremos los brazos abiertos, pero el que le quiera hacer daño a la patria, ese será nuestro enemigo.

Puede ver la entrevista al exgobernador de Casanare en este enlace o visitando nuestra fan page Periódico del Meta.com