Buscan evitar la publicidad para la ‘comida chatarra’

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud, presentó un modelo de etiquetado nutricional para alimentos ultraprocesados, con el fin de que estos productos tengan etiquetas de advertencia sobre altos contenidos de azucares, socio o grasas saturadas.

Los científicos han demostrado que las actuales tablas dietéticas que presentan los productos no son entendibles para la mayoría de los consumidores por lo que se hace necesario hacer obligatoria información más precisa.

Luego de un trámite técnico, diálogos con la industria, la academia, y la sociedad, las nuevas etiquetas podrán entrar en vigencia hasta noviembre del 2022, sin embargo antes deberá surtir también un análisis nacional e internacional.

Lea también: Nanotecnología para el agro

En Colombia, algunas ONG de sociedad civil trabajan por reivindicar el derecho a una alimentación saludable y a la información. Sin embargo, estas argumentan una falta de respuesta oportuna del Estado, así como la indebida interferencia de las industrias que no han permitido el avance de las regulaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las cuales ha definido como urgentes y necesarias para que países como Colombia privilegien el bien común y protejan la salud pública, en especial la de los menores de 18 años.

Es por esto que Red PaPaz presentó una acción popular ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca por la violación sistemática y reiterada de los derechos que tienen niños y adolescentes a la salud y a la información, y a no recibir publicidad engañosa.

La acción popular que se presentó en contra del Ministerio de Salud y Protección Social, el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, el Invima, la Superintendencia de Industria y Comercio, la Comisión de Regulación de Comunicaciones,
Postobón y Alpina, busca que se ordenen al Gobierno acciones inmediatas para proteger a
los menores de 18 años, privilegiando el bien común sobre los intereses de la industria de productos ultraprocesados no saludables o lo que llaman “comida chatarra”.

Lea también: Crecimiento en empresas verdes

Dentro de los hechos que ameritan esta acción popular se encuentra en primera medida la falta de respuesta por parte de las autoridades competentes ante numerosas actuaciones
de la sociedad civil exigiendo que no se emita publicidad engañosa especialmente de productos ultraprocesados no saludables para niños, con mensajes falsos o que dan a entender que sus productos son saludables e ideales para la población infantil.

La denuncia que interpuso Red PaPaz ante la SIC va contra Postobón y Alpina por publicidad engañosa sigue sin resolverse, también por la falta de acciones por parte de la Comisión de Regulación de Comunicaciones contra los canales RCN y Caracol por emitir una publicidad de HIT que había suspendido previamente el Invima. Y finalmente, la omisión del Ministerio de Salud en establecer un etiquetado claro, que le permita a los consumidores saber si los productos tienen exceso de azúcar, sodio o grasas saturadas, para que la población pueda tomar decisiones alimentarias más saludables.

Esta falta de repuesta por parte Estado, sumada a la indebida interferencia de la industria de productos ultraprocesados en la política pública, sin duda han contribuido a los crecientes niveles de obesidad que se registran en el país.

Lea también: Semillano, progreso para arroceros

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional (ENSIN) de 2010 y 2015, el exceso de peso en 5 años los incrementos fueron así:

• De 4,9% a 6,3% en niños y niñas menores de 5 años.
• 5,6% en niños y niñas de 5 a 12 años, ya son 1 de cada 4.
• 2,4% en adolescentes de 13 a 17 años, pasó de 15,5% a 17,9%.

Adicionalmente, según la Encuesta Nacional de la Situación Escolar (ENSE) de 2018, el 74% de los estudiantes consume una o más bebidas azucaradas por día y solo 1 de cada 10 consume frutas y verduras según recomendación de la OMS.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter