Crecimiento en empresas verdes

Por fortuna, el medio ambiente y el cuidado de los recursos naturales ya no son temas únicamente de los ecologistas y activistas y ahora se han convertido en tendencias mundiales, incluyendo por supuesto, al sector empresarial.

Cada vez son más las empresas verdes, es decir compañías, que han decidido asumir un compromiso con la naturaleza, cuidando sus procesos y tomando medidas para reducir el impacto negativo, dentro de una lógica de responsabilidad ecológica.

El Ministerio del Medio Ambiente lo define como “toda actividad económica en la que se ofertan bienes o servicios que generan impactos ambientales positivos y además incorporan buenas prácticas ambientales, sociales y económicas con enfoque de ciclo de vida, contribuyendo a la conservación del ambiente como capital natural que soporta el desarrollo del territorio”.

De acuerdo con esta cartera, el año pasado se registraron en el país 1.414 negocios de este tipo, los cuales tienen una fuera laboral de 21.053 empleos.

Lea también: Semillano, progreso para arroceros

La dinámica de globalización que se observa en el acontecer mundial, junto con un consumidor cada vez más informado y sensibilizado sobre su responsabilidad con el medio
ambiente, ha obligado al sector productivo a ser más estratégico a la hora de planificar sus procesos y posicionar sus bienes y servicios. Es por este motivo que se ve un importante
crecimiento de los negocios verdes respetuosos con el entorno, especialmente en un país rico en Biodiversidad como el nuestro.

Los negocios verdes contemplan las actividades económicas en las que se ofertan bienes o servicios, que generan impactos ambientales positivos y que además incorporan buenas prácticas ambientales, sociales y económicas con enfoque de ciclo de vida, contribuyendo a la conservación del ambiente como capital natural que soporta el desarrollo del territorio.

La clasificación de los negocios verdes parte de tres grandes categorías: 1) Bienes y servicios sostenibles provenientes de los recursos naturales; 2) Ecoproductos industriales; y 3) Mercados de carbono.

Asimismo, estas categorías se dividen en sectores. En el caso de los Bienes y servicios sostenibles provenientes de los recursos naturales, se manejan tres: I) Agrosistemas sostenibles; II) Biocomercio; y III) Negocios para la restauración.

Entre los Ecoproductos industriales se tienen cuatro: I) Aprovechamiento y valoración de residuos; II) Fuentes no convencionales de energía renovable; III) Construcción sostenible; y IV) Otros bienes o servicios verdes sostenibles. Y para el Mercado de carbono se tienen dos: el regulado y el voluntario.

Para el caso del biocomercio y los agrosistemas sostenibles se ha determinado una nueva división denominada subsectores. Igual sucede con las fuentes no convencionales de energía renovable.

Lea también: Clínica Renovar es salud mental en Meta y la Orinoquia

Ventajas

Los negocios verdes ganan cada vez más espacio en la economía colombiana y se están convirtiendo en una muy buena alternativa de crecimiento y desarrollo en el país. Esta apuesta del Gobierno Nacional es una estrategia para fomentar el uso sostenible de la biodiversidad en procesos productivos competitivos y sostenibles vinculados a las categorías de producto de los negocios verdes y al mismo tiempo competir en un mercado nacional e internacional que demanda productos.

Ventajas que generan los negocios verdes:
– Mejora la competitividad, situación en el mercado y mejora la marca
– Estrategia comercial, mercado especializado de alto rendimiento
– Procesos más eficientes, menor uso de materiales y energía, reducción de residuos.

Plan Nacional de Negocios Verdes

El Plan Nacional de Negocios Verdes es el resultado del esfuerzo conjunto entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, las Corporaciones Autónomas Regionales, los Institutos de Investigación, los productores y las entidades públicas y privadas relacionadas con los Negocios Verdes en el país.

Tiene como objetivo principal definir los lineamientos y proporcionar herramientas para
la planificación y toma de decisiones que permitan el desarrollo, fomento y promoción tanto de la oferta como de la demanda de los negocios verdes y sostenibles en el país, mediante el desarrollo de una plataforma adecuada de instrumentos, incentivos, coordinación y articulación institucional orientada al crecimiento económico, la generación de empleo y la conservación del capital natural de Colombia.

El Plan deber ser entendido como un instrumento basado en su mayor parte en las actividades y labores que, desde un nivel local y regional, puedan desarrollarse para llegar luego a la consolidación de los Negocios Verdes en el ámbito nacional e internacional.

Lea también: En busca de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

En otras palabras, busca potenciar las ventajas comparativas ambientales en cada una de las regiones y permite que el ambiente sea una variable activa en la competitividad del país. A su vez, el programa brinda los parámetros para orientar, articular y contribuir a la implementación, consolidación y fortalecimiento de la oferta y demanda de productos y
servicios verdes a nivel regional, nacional e internacional.

En la concepción estratégica del Plan Nacional de Negocios Verdes se contempla como visión para el año 2025 que los Negocios Verdes estarán posicionados y consolidados como un nuevo renglón estratégico de impacto en la Economía Nacional.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter