Coviandes: ‘no es buscar responsables, es buscar soluciones’

Alberto Mariño Samper afirma que están dispuestos a colaborar con las soluciones que defina el Gobierno nacional, pero no es responsabilidad su financiamiento.

El gerente de Conviandes habla sobre la crisis que ha sido este año la vía al Llano y las razones por las cuales esa concesionaria no es resposnable d eloq ue etsá pasando con el 64+200

Este año, más que los anteriores, ha estado en el ojo del huracán. Le ha tocado ir al Congreso, estar en Villavicencio, visitar comunidades, dar entrevistas y aún así recibir críticas por su ausencia de la región e incluso por el tono de sus declaraciones. Por eso, Alberto Mariño Samper (A.M.), gerente de Coviandes, habla cuando debe hacerlo; no es amigo de salir a los medios y menos de aparecer en fotos salvo cuando es estrictamente necesario.

Periódico del Meta (PDM) aprovechó el diálogo con la prensa regional en un recorrido por el tercer tramo de la vía al Llano para abordarlo y buscar las explicaciones sobre la crisis de esta carretera y su impacto en la región.

PDM: ¿Qué importancia tiene el Túnel 1 del tercer tramo que está en construcción?

A.M.:  Este túnel tiene una longitud aproximada de 1.950 metros; debe estar finalizado y en servicio en septiembre del 2019, sin embargo, la Concesionaria Vial Andina, que es la empresa encargada procura agilizar las obras; estimamos que podría ponerse en servicio un par de meses antes, previendo la complejidad de las obras que deban ejecutarse en el kilómetro 64+200 donde tenemos el mayor punto de afectación de la carretera.

PDM: Dicen que estas excavaciones profundas son las que afectan la estabilidad de la montaña…

A.M.: Estas obras no tienen nada que ver con lo que está sucediendo en el kilómetro 64+ 200, en eso hemos sido absolutamente claros, en otra parte del recorrido se puede observar con sumo cuidado la margen derecha del río Negro, donde se presentan deslizamientos, incluso más graves que los del 64+200 , ahí no hay obra, ahí no hay dinamita como dicen algunos, ahí no hay retroexcavadoras, ahí lo que se puede observar es una deforestación total y por el tipo de terreno se afectan considerablemente cuando acurren lluvias.

PDM: ¿Por qué dicen que el del 64 siempre ha sido un tramo problema?

A.M.: Siempre ha sido un punto crítico y fue detectado por el Instituto Nacional de Vías (Invías) en 1994. La construcción de la obras era de la firma Andrade Gutiérrez, posteriormente en el año 2004, Invías construye un túnel falso pero incompleto, fueron obras inconclusas. Coviandes recibió el tramo de carretera entre Caqueza y Villavicencio para operar y mantener y hay un reglamento de operación perfectamente definido y para el mantenimiento también hay unas reglas claras.

PDM: Desde su óptica, ¿cuál es la solución?

A.M.: Hemos dicho que la solución definitiva en ese punto pasa por cambiar la salida del túnel falso, que es una obra muy pequeña, esa obra hay que ampliarla de tal forma que si se produce una venida con material llegue directamente al río Negro. Pero no es solo construir una mayor longitud de túnel falso, es que el actual no resiste la caída de piedras que le caen  encima; habría de todas maneras, según nuestro concepto, reforzarlo. Adicional hay que hacer obras en la ladera.

PDM: ¿Es decir que hay un riesgo de que colapse ese túnel falso?

A.M.: Yo no le puedo decir cuánto resiste; tiene otra filosofía de construcción. Yo no me atrevo a vaticinar una tragedia, no sería responsable de mi parte, yo creo que dentro de la solución que se estudie hay que mirar todo con cuidado y hay que hacer una solución integral.

PDM: ¿Y es difícil retirar el material que cae sobre el tunel falso?

A.M: Nosotros retiramos ya una vez material que cayó encima, nos tocó subir una máquina pequeña y retirarlo, eso lo hicimos hace unas tres semanas.

PDM: ¿Hay un riesgo sobre ese túnel?

A.M.: Ese túnel no resiste carga encima porque no está calculado para eso, si se observa ese túnel falso, tiene un techo plano, comparen con el túnel falso del kilómetro 46. Los túneles falsos que nosotros construimos tienen una placa de concreto que es de un metro con 20 centímetros de espesor, concreto reforzado; segundo, tienen una inclinación al río; tercero, sobre esa placa de concreto hay una capa de material granular para que amortigüe la caída de material sobre el túnel falso.

PDM: ¿Entonces la solución es construir un túnel como en el kilómetro 46?

A.M.: Los especialistas definirán, tendría por un lado el túnel falso, y por el otro hay que hacer bordes por la ladera, no se puede permitir que la ladera se siga desestabilizando porque nadie sabe dónde puede acabar. Hay que hacerle obras de manejo de aguas y hay que buscar cómo se reforesta, para mí esa es la solución completa de ese punto.

PDM: ¿Ustedes dicen que no están obligados a hacer trabajos en ese punto?

A.M.: Coviandes no está obligada, ni está dentro del alcance de su contrato, ejecutar obras para estabilizar puntos como el 64+200; el propio vicepresidente Ejecutivo de la Agencia Nacional de Infraestructura, en días pasados, manifestaba que las inversiones que se han hecho en este sector, alrededor de 400.000 millones de pesos en obras específicas, fueron convenidas entre el INCO y la Concesionaria Vial de los Andes, eso es una demostración clara de que sí se quieren hacer obras en este corredor con la Concesionaria, pero se requieren acuerdos y destinación de recursos por parte del Estado.

PDM: ¿De qué forma están colaborando en esta situación?

A.M.: Estamos produciendo un documento técnico muy completo de 21 puntos críticos a lo largo de la carretera. Hay situaciones como el de carretera antigua que sale por Llano Gas en Villavicencio, que pasa por Servitá y afectan esa vía, el problema no es únicamente dar paso por ese sector, si no que se deben tratar, en la parte alta, las cuencas porque hay quebradas que hemos identificado  (Pipiral, La Floresta, Servitá, Quebrada Negra), que si no se hace manejo afectarán las obras más adelante.

PDM: ¿Cuándo iniciará la reconstrucción del Puente Chirajara?

A.M.: Nosotros estábamos próximos a iniciar un puente, ya está definido quién va ser el constructor, sin embargo, tenemos que concretar el plazo de construcción de esta nueva estructra con la ANI y en ese momento podremos firmar el contrato de construcción, adjudicarse el contrato de la interventoría e iniciarse las obras. Pienso que no debería pasar del 15 de octubre.

PDM: ¿Usted habló de una deforestación en el puente Chirajara no prevista?

A.M.: No, una afectación sobre la ladera que se ve; hay que hacer unas obras de protección de la ladera, eso lo hemos hecho en otros cauces, lo hicimos en Caño Seco, lo hicimos en Corrales, nosotros hemos hecho muchas obras en que se combinan manejos de aguas con reforestación y dan muy buenos resultados, porque la ladera y el terreno se recuperan muy rápidamente.

PDM: ¿La deforestación se dio tras la implosión controlada?

A.M.: No, las explosiones no tuvieron nada que ver. Fue por la propia caída del puente sobre los árboles (en enero). Cuando nosotros hicimos la implosión de la pila C que fue absolutamente controlada, pusimos sismógrafos en puntos específicos de acuerdo con el programa de la empresa de la implosión, ellos la diseñaron con toda la tecnología y no hubo ningún registro de los sismógrafos que pudiera pensar que hubo alguna afectación.

PDM: ¿Esa afectación sobre la ladera, no afectará el futuro puente?

A.M.: Es una afectación superficial, es el hecho de que cayeron los árboles, ya no existe la vegetación, entonces hay que hacer unas obras de manejo de aguas para proteger la ladera para que la vegetación se recupere y el agua no afecte esa recuperación.

PDM: En el imaginario está que la Concesionaria es la responsable de lo que pase…

A.M. La comunidad piensa que como la Concesionaria es la operadora de la carretera, es la responsable de lo que sucede en las laderas. Claramente nosotros no somos responsables de eso, y mucho menos somos los responsables de ejecutar obras de estabilización, nosotros tenemos un alcance en nuestro contrato y desde esa óptica es que nos deben medir. Nosotros estamos tranquilos porque nosotros hemos cumplido nuestro contrato.

PDM: ¿Entonces la ANI es la responsable?

A.M.: Yo no puedo hablar de responsables, y en este momento me parece que no se trata de hablar de responsables, yo creo que lo fundamental es que se busquen las soluciones y se ejecuten, lo que sí he dicho es que es importante que las soluciones se ejecuten en el próximo verano.

PDM: El senador Jorge Robledo insiste en que el contrato 444 tiene muchos problemas, que hay que desenmascarar a Coviandes…

A.M.: Yo pienso que el senador Robledo no conoce el contrato, y lo más sencillo es hablar sin conocimiento de causa, él tiene una interpretación del contrato. Las cosas hay que verlas como suceden, con la cronología que se suceden y con las obligaciones de las partes.