Cultivar en casa, alternativa económica ante la crisis

Podrá usar elementos que tenga en su casa para generar este espacio para la producción de alimento. Publicada y tomada de cultivarencasa.com

Ahorre durante la cuarentena produciendo su propio alimento.

En su propio hogar podrá producir alimentos como tomate, arveja, zanahoria, espinaca y hasta plantas medicinales.

Por Camilo Gallo|

Según la BBC, cada vez más personas en el mundo deciden plantar sus propias verduras y hortalizas, una práctica que se convirtió en costumbre entre artistas de talla mundial.

La situación económica, desde que inició la pandemia fitosanitaria que causó el coronavirus, tiene en vilo a varias personas en el Meta, especialmente, aquellas que logran conseguir su sustento cada día.

Algunas personas compartirían la posición del presidente Duque de restaurar la vida laboral y no la social, porque, ‘no hay bolsillo que aguante’, pero en Periódico del Meta le vamos a compartir la estrategia que, durante la cuarentena, le podrá ayudar a mediano plazo para que ahorre unos pesos de su bolsillo produciendo su propio alimento, un cultivo o huerto en casa.

Lea también: Educación virtual, toca adaptarse

Para el agrónomo, Jesús Restrepo, el cultivo en casa es «una de las herramientas más sencillas, que le permitirán a la comunidad, solventar o solucionar la adquisición de algunos alimentos importantes en la canasta familiar, les permitirá consumir alimentos inocuos con un mínimo o ningún tipo de agroquímicos, y permite darle provecho a algunos desechos orgánicos que pueden contaminar el medio ambiente donde conviven las personas».

A esta práctica también se le denomina ‘cultivo o agricultura vertical’, que se refiere a la siembra dentro de edificios de varios pisos. Algunos elementos que se pueden utilizar para adaptar los cultivos a espacios pequeños, pueden ser otros desechos como: botellas plásticas, llantas y plásticos o canecas en desuso.

Restrepo indica que el primer paso para cultivar  es generar un terreno dónde realizar la siembra, por lo que para el caso de las hortalizas, requiere de un suelo «muy orgánico» que se pueda comenzar a adecuar mezclando la tierra con los residuos vegetales de la cocina.

Lea también: Videojuego llanero para pasar la cuarentena

Además, «generar humus por medio de un lombricultivo para donde vamos a sembrar las hortalizas… Los líquidos lixiviados orgánicos también ayudan a mejorar las características del suelo para sembrar» puntualizó.

El tecnólogo en producción agrícola, Sebastián Rojas, dice que para el riego de los cultivos se puede reutilizar agua lluvia, y que algunos requerimientos para este tipo de cultivos son, en algunos casos, la temperatura, el riego constante y la luz, que le proporciona energía a la planta.

Algunas recomendaciones del experto, al momento de realizar la siembra, es enterrar la semilla al doble de su tamaño en profundidad, además, explica un método de germinación sencillo llamada ‘ovni’.

«Colocamos un plato pequeño con un capa de servilletas húmedas, luego se colocan las semillas, y después se pone otra capa de servilletas. Esto se tapa con otro plato, al tercero o cuarto día, las semillas germinan y mostrarán la radícula», señaló Rojas.

Podrá usar elementos que tenga en su casa para generar este espacio para la producción de alimento

¿Qué sembrar?

Tomate: Es uno de los alimentos más fáciles de cultivar, y, suele ser parte de un consumo habitual saludable por su riqueza en vitaminas, no falta entre quienes inician su cultivo en casa. Los expertos aconsejan cultivar la planta en un lugar con luz abundante, rociarla en pequeñas cantidades (dos veces por semana), y plantarla profundamente, ya que desarrolla raíces largas y abundantes.

Zanahoria: En este caso, según la BBC, lo más importante es mantener la humedad de la tierra, y una vez comienzan a crecer, reducir los riegos. Pueden sembrarse a lo largo de todo el año y crecen sin gran dificultad.

Pimentón: Cultivar esta planta necesita disponer de un lugar soleado, plantar las semillas a una distancia de 40 centímetros entre planta y planta, y mantener un riego constante.

Arveja: Esta planta se debe cultivar en un lugar fresco de su casa, y beneficia el terreno donde instalará su cultivo. Se adaptan bien en todo tipo de terrenos. Brinda propiedades saludables a la tierra, ya que surten de nitrógeno al terreno de tu cultivo casero.

No olvide abonar sus cultivos con cáscaras que regularmente van a los desechos, utilizar recipientes como ollas en desuso, tarros o botellas, y seguir las recomendaciones de los expertos, para que su cosecha crezca próspera. Feliz cosecha.