Papa Francisco, pendiente de investigación por pederastia

Este es el escándalo más grande de abusos sexuales en Colombia, aunque la misma Iglesia dice que ha habido bastantes suspendidos por este tema. Publicada y tomada de contextolapalabra.com

Podrían ser más los sacerdotes implicados en una investigación que no pasa inadvertida para el Vaticano, en plena pandemia.

La Santa Sede tiene ya los informes de las denuncias e indagaciones que se han realizado en torno a la supuesta red de sacerdotes pedófilos en Villavicencio y Guaviare.

La investigación por la presunta red de pederastia al interior de la Arquidiócesis de Villavicencio y que ya dejó fuera de sus cargos a por lo menos 19 sacerdotes de esta ciudad, San José del Guaviare y otros municipios del Meta, es inédita en Colombia y, de acuerdo con fuentes de la Iglesia Católica, el mismo Papa Francisco está solicitando informes periódicos de los avances en las indagaciones.

Como lo informó periodicodelmeta.com, el escándalo estalló el pasado 3 de abril, a pocas horas de iniciar la Semana Santa, en medio del confinamiento a causa de la pandemia del Covid-19 y la suspensión de todas las tradicionales actividades religiosas por el aislamiento.

Lea también: Arquidiócesis de Villavicencio niega allanamiento a oficina de monseñor

La denuncia de una supuesta víctima (hombre, mayor de edad y habitante de Villavicencio), develó que durante años una red de sacerdotes podría haberse “compartido” niños para violaciones y abusos sexuales, incluso dentro de las mismas iglesias. Las pruebas, además del testimonio de la persona, serían creíbles y muy graves, y los delitos que se levantaron incluyen concierto para delinquir, por lo que la Arquidiócesis habría optado por separarlos del cargo.

Caracol Radio reveló esta semana que no serían 19 sino 36 los sacerdotes involucrados en la investigación y sugirió que había habido un allanamiento de las oficinas de monseñor Oscar Urbina, arzobispo de Villavicencio y Presidente de las Conferencia Episcopal Colombiana, quien se habría negado a entregar información a la Fiscalía.

La Arquidiócesis negó que se tratara de un allanamiento y reiteró en un comunicado su disposición para colaborar con la justicia.

Aunque hasta ahora ninguno de los sacerdotes está en prisión, Periódico del Meta conoció que cuatro de los señalados por el testigo están muertos, de los cuales dos de ellos fueron asesinados. Los demás esperan a que las investigaciones judiciales reinicien.

La Fiscalía hasta ahora no se ha pronunciado de manera oficial sobre la investigación, pero unas fuentes dijeron que les parece curioso que, aunque la Iglesia suspendió a los religiosos vinculados, la denuncia se conoció por alguien ajeno a la jerarquía eclesial, y conformaron que unidades de la entidad estuvieron revisando archivos en la oficina de Monseñor.

Lea también: Suspenden a sacerdotes en el Meta por supuestos nexos con red de pedofilia

Lo cierto es que por ahora al interior de la organización católica se inició también una investigación en el marco de un proceso canónico. Elkin Álvarez, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia, dijo a El Espectador que no es la primera vez que se realiza una suspensión de sacerdotes por denuncias de abusos y que desde el 2001 “se han suspendido bastantes” religiosos por esta razón.

Periódico de Meta consultó a un experto en derecho canónico y explicó que con la expedición, el pasado 17 de diciembre del 2019, del documento que permite levantar el secreto pontificio, la Iglesia debe revelar abiertamente estas investigaciones con las víctimas y colaborar de manera real con las autoridades.

La Santa Sede, a través de asesores cercanos al Papa Francisco y que estuvieron en la visita del Sumo Pontífice a Colombia en el 2017, exigen permanentemente informes y actualizaciones de las investigaciones internas pues la orden es ‘cero tolerancia’ con casos de abusos sexuales.

“Queremos hacer todo lo que sea necesario para que no haya más abusos por parte de miembros de la Iglesia. Esperamos que las medidas con estos sacerdotes suspendidos siempre sean efectivas”, le dijo a El Espectador el secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia