viernes, 1 de marzo de 2024
Particulares Pico y placa Viernes 7 y 8

De La Calera a Buenavista | Editorial


De La Calera a Buenavista | Editorial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Como casi todas en Colombia, y en especial las invernales, las tragedias son anunciadas de diferentes maneras, pero ni las comunidades ni los gobiernos parecen hacer caso de las advertencias.

Lo que ocurrió en La Calera (Cundinamarca), el pasado fin de semana, cuando se desbordaron tres quebradas provocando avalanchas de árboles y piedras, matando a por lo menos 3 personas, afectando a 46 familias e inundando decenas de casas, deber ir más allá de culpar a la crisis climática.

Es cierto que cada vez empeorarán estas tragedias pero será porque los seres humanos continuaremos ocupando sitios donde no hay condiciones para habitar; seguiremos robándole espacios a los ríos, a los mares y a las montañas y pretenderemos que nada ocurra.

La Calera era hasta hace 30 años una zona montañosa, supuestamente reserva natural, llena de bosques que luchaban contra los urbanizadores de Bogotá, quienes de a poco fueron ganándole terreno a la montaña, Sin embargo, antes, las fueron ocupando discotecas y restaurantes exclusivos. 

Un local llamado Olimpo, que fue el bar más reconocido en su momento, literalmente estaba clavado entre la montaña y tenía tres pisos. El impacto ambiental poco importaba a comienzos de los noventa del siglo pasado, mientras quienes daban los permisos de funcionamiento y de construcción pudieran ir a disfrutar un fin de semana allá.    

Lea también: El gran ‘show’ | Editorial

La tragedia tenía que ocurrir tarde o temprano.

Pues bien, Villavicencio podría tener en algunos años su propia “Calera”, si Cormacarena y las administraciones municipales no toman cartas en el asunto desde ya. Las veredas Buenavista y El Carmen parecen ser ese reflejo de La Calera de antaño. De manera incipiente ya empezaron a ganarle terreno a las montañas y a los bosques con restaurantes típicos, glamping, hospedajes y, bajo la excusa del turismo de naturaleza, se ha ido tumbando monte y aprovechando fuentes hídricas. 

En estas veredas de la capital del Meta, las montañas ya han advertido lo que puede pasar: en El Carmen, ocasionalmente se caen árboles que afectan la red eléctrica, mientras en Buenavista es común que los deslizamientos bloquean la antigua vía. Periódico del Meta también ha advertido sobre los riesgos que se presentan en el barrio Doce de Octubre, por la horadación de Caño Parrado. 

Aunque muchos culparán a los fenómenos de la naturaleza, es innegable que la intervención humana ha transformado el paisaje en estos sitios y traerá consecuencias impredecibles, teniendo en cuenta la cada vez peor crisis climática. Lo que se le quita a la naturaleza, ella lo recupera. 

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales