Despojo de tierras, dudas en proyectos agroindustriales y petroleros.

La Red Llano y Selva, una corporación conformada por nueve ONG de Derechos Humanos
en el Meta, presentó ante la Comisión de la Verdad un informe que plantea la visión de estas organizaciones sobre la historia del despojo en nuestro departamento y los alcances que, según estas, aún hoy sigue teniendo.

El documento titulado ‘Los nuevos llaneros: el despojo de territorios, tierras y recursos en
los Llanos Orientales’, aborda las violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes estatales y paraestatales en la Orinoquia desde 1985 hasta 2019.

Una de las novedades que ofrece el estudio es que deja ver las coincidencias entre picos de sucesos del conflicto donde los campesinos son las principales víctimas y el cambio del uso de suelo y la misma propiedad de la tierra.

Lea también: Entre acciones y reacciones, caso de ladrón asesinado hurtando

Ese fenómeno se presenta en términos de proyectos de desarrollo económico para el
departamento que involucraban planes agroindustriales o de hidrocarburos, por ejemplo.

“En muchas zonas hubo acciones violentas con las que se despojaron a las personas de sus
territorios, luego se realizaron acciones legales que favorecieron dicho despojo y que más
tarde terminaron esas tierras en proyectos agroeconómicos”, dijo el sacerdote Alberto Franco de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, una de las ONG que participó en la elaboración del informe.

Agregó el religioso que lo que revela el informe son las coincidencias entre los picos de violencia en el espacio y en el tiempo y los proyectos económicos que luego se levantaron en la región “y le sugerimos a la Comisión de la Verdad que aprovechando la cantidad de información a la que tienen acceso a que profundice sobre esos temas”.

La metodología para elaborar el informe incluyó la recolección de documentación entre las
ONG que participaron del mismo, cruzarlo con información oficial, datos y estadísticas y así
mostrar el panorama que se describe en el documento, el cual no fue revelado en su totalidad pues entró a ser pieza de la Comisión de la Verdad.

Lea también: Los negocios tras la deforestación en serranía de la Macarena, sur del Meta y Guaviare

Ricardo Villamarín, coordinador en la Orinoquia de la Comisión de la Verdad, dijo que
la recepción de documentos de ONG hace parte de los procedimientos para recolectar información que ayude a esclarecer las causas de la violencia.

“Este documento es confidencial, no se puede socializar y no se puede publicar. La Comisión lo analizará para extraer de él lo que considere y lo contrastará con miras a realizar el informe final. Aquí asistieron incluso representantes de agremiaciones para saber cuál es la mirada que se tiene desde el territorio de los empresarios”, explicó Villamarín.

Este es el tercer informe que recibe la Comisión y en este mes de marzo les será entregado otros dos documentos de la Mesa Humanitaria, en Mesetas, y otro del Movimiento de Crímenes de estado en Vista Hermosa.

A la presentación del informe asistieron representantes de la Defensoría del Pueblo, Naciones Unidas, ONG de Derechos Humanos y la Asociación Empresarial para el Desarrollo de la Orinoquia, (Asorinoquia), a través de Carlos Eduardo Hernández Samudio, coordinador de Planeación de esta agremiación.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter