Después de nueve años, llegará el fin de Llanopetrol

El terreno donde se debería desarrollar la refinería, es uno de los baluartes de Llanopetrol.

En mayo del año 2012 bajo el gobierno del entonces gobernador del Meta, Alan Jara Urzola, fue creada la Empresa de Petróleos del Llano (Llanopetrol), que tenía por objeto gestar, promover e impulsar todas las actividades comerciales, industriales, de servicio y consultoría directa o indirectamente relacionadas con la construcción, implementación y puesta en operación de la refinería de petróleos del Meta, para lo cual desarrollaría planes, programas y proyectos relacionados con este objeto social.

Nueve años después y sin concretar ninguno de los objetivos para la que fue creada o refinar un barril de crudo, la Asamblea del Meta otorgó facultades al gobierno actual en cabeza del gobernador, Juan Guillermo Zuluaga, para que se liquide esta empresa porque no ha generado ninguna ganancia para el departamento.

“Nosotros vemos conveniente que la empresa Llanopetrol no siga adelante. No hay oferentes, no hay quién invierta, al parecer todos los ofrecimientos fueron empresas ficticias y empresas de papel que nunca correspondieron a la realidad y a un recurso económico, por lo tanto, el departamento no puede seguir en un detrimento patrimonial gastando recursos en una nómina y en una parte administrativa de una empresa que no va a funcionar”, expresó el diputado Henry Ladino.

En contexto: ‘Hubo falta de conocimiento’: Gerente de Llanopetrol

Aunque en lo corrido de la administración de este gobierno departamental no se han invertido dineros en nómina porque las funciones han sido asumidas por los funcionarios de la Gobernación, la empresa, a lo largo de su historia, no generó ingresos y aún no tiene la posibilidad ni a mediano o largo plazo de producirlos.

“La administración departamental tiene un año para los trámites administrativos y jurídicos para acabar con esta empresa, ahora lo que corresponde es empezar el proceso para seleccionar un liquidador, esto requerirá de la experiencia que tenga una persona o una firma con gran competencia”, indicó Fernando Rivera, secretario privado de la Gobernación del Meta.

Según la percepción de algunos expertos que han estado de cerca del proceso de Llanopetrol, el daño patrimonial por un proyecto fracasado no se consolida mientras el proyecto esté vivo, lo que significa que con el inicio de la liquidación se acepta de manera oficial que el proyecto se frustró.

Le sugerimos: «Refinería no es un elefante blanco, sino una realidad en proceso»: Gerente de Llanopetrol

En la empresa siempre se habló de construir la refinería, ya que era el proyecto más grande que tendría, pero esta empresa también invirtió recursos del departamento en otros proyectos que tendrán que aclararse en el proceso de liquidación.

Para empezar, hizo una inversión de 1.233 millones de pesos en el estudio para instalar un ferrocarril que transportaría crudo desde Campo Rubiales a donde supuestamente estaría ubicada la refinería, en la vía a Puerto López, cerca de Villavicencio. Serían nada menos que 260 km de vías férreas y hoy en día no se conoce qué pasó con este estudio o si en un futuro se podría ejecutar.

Lugar donde estaría ubicada en Refinería

Igualmente, el departamento del Meta le transfirió a Llanopetrol la propiedad que tienen de los gasoductos de Villavicencio a San Martín y Granada, ahora quedará en propiedad de una empresa liquidadora y algunos piensan que esos activos volverían al departamento.

Le recomendamos: Puerto Gaitán abrió centro de entrenamiento de trabajo en alturas

Hasta ahora la polémica se ha centrado en la inversión de la refinería porque fueron recursos que llegaron por medio de regalías, pero existen otras inversiones en proyectos que usaron recursos propios del departamento. Aunque la Contraloría General se refiere a la plata de esa malograda refinería, la Contraloría Departamental sí auditó los informes en los cuales hicieron inversión con recursos departamentales, en los que se calcula que la pérdida podría ser de más de 24.000 millones de pesos.

Un ejemplo es que Llanopetrol tenía, a julio del año 2015, una deuda de 10.500 millones con una entidad bancaria. Esa deuda la tuvo que pagar directamente el departamento del Meta.

Frente a los terrenos que fueron asignados para la construcción de la refinería, el secretario privado de la gobernación del Meta indicó que “uno de los terrenos que se entregaron a Llanopetrol se condicionó exclusivamente para la construcción de la refinería. El terreno que la Asamblea determinó para el proyecto de la refinería continúa con esa dedicación distintiva. Pero hay otros terrenos aledaños allí que podrían tener un destino distinto que dependerá de lo que determine este gobierno o el gobierno nuevo que encuentren un oficio beneficioso que haga el departamento para ellos”, puntualizó Rivera.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter