jueves, 29 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Dumar Aljure, trochador de la canta


Dumar Aljure, trochador de la canta 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Una de sus principales características es que siempre anda descalzo, como tradición. Según él, así vino al mundo y los zapatos le estorban.

Por / Luissa Fernanda Pérez

En medio de aplausos, a pie limpio y con el orgullo que presume en su vestimenta propia
de un llanero, entró al recinto el maestro Dumar Aljure y con palabras de agradecimiento,
tomó el micrófono del recinto y expresó con alegría: “buenos días para todos, buenas,
buenas, muchas gracias por estar por acá, gracias a quienes gestionaron esta reunión, para hablar de estos 70 años de trajinar por este mundo”.

Nacido en la vereda El Güira del municipio de Tauramena (Casanare), el 2 de septiembre
de 1953, el trochador de la canta celebra por estos días sus 50 años de trayectoria musical y trabajo de llano; aunque él mismo asegura que es mucho más escribiendo, cantando y bailando.

He sido mucho más, todo sea por mantener el folclore; desde los dos o tres años
dedicado a esto porque en los San Pascuales bailaba. Donde mi papá iba a tocar, a
disfrutarme esos bailes sabaneros y así fui trasegando caminos”.

Estudió hasta quinto de primaria y lo que más disfrutaba de esas épocas eran sus
presentaciones escolares: “yo hice hasta ese grado, incluso lo perdí por ser muy buen estudiante”, expresó con sarcasmo y entre risas.

“Ese año lo repetí en Aguazul y los viernes escolares que hacían, yo salía a cantar y contrapunteaba con un niño a capela”, añadió.

Lea también: Lucrecia, más que superar la enfermedad

Con tristeza, recuerda el fallecimiento de su padre, quien lo impulsó a seguir su carrera
musical y de quien se inspiró para componer una de sus primeras canciones: “a mi padre
lo mataron cuando yo tenía cuatro años, en ese entonces compuse una canción que se llamaba, El heredero de Carlos Rivas”.

A Villavicencio llegó buscando un golpe de suerte. Vendió su caballo por $1.200 y se
aventuró a viajar a una ciudad desconocida, esperando iniciar su carrera: “en ese tiempo yo escuchaba a un locutor que antes de colocar una canción, siempre decía ‘sus tres minutos con los corraleros del jaguar’ y yo pensaba, cuando será el día que él diga ‘sus
tres minutos con Dumar Aljure”, eso lo llenó de ambición para cumplir sus sueños.

Si bien, no logró escuchar lo que esperaba del locutor, la vida lo sorprendió con la
posibilidad de grabar un disco, entre sus planes estaba lanzarlo y no seguir en la música llanera: “dio la casualidad que ese disco caló, gustó y el mismo pueblo me obligó a seguir componiendo, cantando y aquí me tienen”, indicó mientas esbozaba una sonrisa de satisfacción.

El mito que le vienen inventando sobre los dos centímetros de callo en sus pies, lo
desmintió: “aquí hay una pequeña equivocación para todos, me inventaron centímetros
de callo”, expresó entre carcajadas mientras alzaba el pie; el único calzado que se ha
puesto en su vida, son unas botas llaneras que se acaban solitas de dejarlas arrumadas.

Andar así fue una costumbre que adquirió porque lo considera tradicional de la cultura:
“uno nació así, en la escuela me ponía zapatos por obligación, yo siempre ando así por todo lado”.

En mis ratos libres me gusta hacer trabajo de llano, tanto en mi casa, como en las fundaciones, mis labores se centran en eso, en este momento lo hago por gusto porque ya los años no me dejan dedicarme completamente a eso”, agregó el llanero.

El maestro expresa que es muy importante mantener la música llanera: “en este
momento, es algo inevitable, se están haciendo fusiones con diferentes géneros porque todo se va modernizando, sin perder los orígenes, conservando la raíz porque de ahí depende todo”.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales