miércoles, 28 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

Editorial || Migración del delito


Editorial || Migración del delito 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

La ayuda a los migrantes es un acto básico de humanidad en un mundo donde cada vez la falta de solidaridad con los demás parece una regla social ya admitida. Desde nuestra cotidianidad, apoyar con la compra de los elementos que venden, ofrecer alimentos para paliar el hambre o incluso entregarles ropa en buen estado, son pequeños gestos que en algo mitigarán el dolor que muchos llevan por dentro.

Este es un departamento de desplazados desde antes de su constitución, cruces de caminos de personas que iban y venían buscando mejores futuros; parte de ese ADN llanero se forjó mediante la conquista de nuevos territorios, lo que impediría que viéramos para un lado cuando de socorrer al que viene de otras tierras se tratara.

Sin embargo, el fenómeno de migración hay que mirarlo con diferentes matices y en sus verdaderas dimensiones. Diferentes eran los colonos que buscaban tierras llano adentro para trabajarlas, hace más de 50 años, a unos pocos que hoy llegan desde otras ciudades u otros países al Meta solo buscando hacer daño y acechando las oportunidades para delinquir.

Le recomendamos: Dejar de explorar es un error | Opinión

Porque así como las personas migran, los delitos también se trasladan entre regiones conservando el modus operandi. Aunque no hay una relación comprobada de causalidad en los procesos de éxodos de desplazados nacionales o migrantes extranjeros, sí hay una percepción de aumento de criminalidad entre la llegada de personas ajenas a una región y el aumento de la delincuencia.

Al comportamiento delincuencial de las recientes semanas en ciudades como Bogotá y Cali, en donde la humanidad de las víctimas ha pasado a un segundo plano y los criminales sin piedad siegan vidas por robar, es necesario que las autoridades de Policía, los alcaldes del Meta y el Gobernador, presten mucha atención.

En el caso de la capital de la República, no son pocos los casos en los que los delincuentes encuentran en Villavicencio u otros municipios lugares propicios para huir de la justicia cuando se incrementan los operativos en su contra.  Para el caso de los venezolanos inmiscuidos en crímenes, se trata apenas del 2% del total de capturados en el 2020, pero tampoco se puede perder de perspectiva que Caracas (Venezuela) es una de las ciudades más insegura de Latinoamérica.

Le interesa leer: Reclamos tardíos | Editorial

No es extraño pensar que las formas despiadadas de actuar de sus delincuentes hayan sido replicadas en Colombia para causar mayor temor entre la ciudadanía como pasa en Bogotá donde la alcaldesa tiene serios desafíos para combatir la inseguridad.

Con controles, estrategias y colaboración ciudadana evitaremos casos tan lamentables como los de otras capitales.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales