Editorial: Tranquilidad en el caos

Sectores como el automotriz, muebles, lavanderías y librerías son algunos de los que empezarán a operar, según establezcan sus protocolos de bioseguridad.

En momentos en que todo parece derrumbarse y toda esa “normalidad” cotidiana que hasta hace dos meses parecía inamovible y ahora sentimos que no volverá, es cuando más serenidad debemos tener.

A esta generación le correspondió convivir con una enfermedad que mata a cientos
de miles de personas en todo el planeta, pero está en nuestra responsabilidad no caer en una estadística más.

Los más sabios son los primeros en callar cuando se les preguntan sobre qué pasara en el
futuro, porque en realidad nadie sabe qué ocurrirá con la sociedad y la economía cuando todo esto pase y la amenaza viral ya no lo sea tanto. Sin embargo, en redes sociales, noticieros y cuanto espacio para opinar haya, muchos necios se aventuran en predecir
escenarios de debacle en todos los campos y dejan poco campo para esperanza.

Esos mismos son los que dan ideas apresuradas como que estatizar el sistema de salud es la solución inmediata o que “apesta” el sistema de salud en Colombia. Debemos recordar, solo por dar un ejemplo que aquí hay una cobertura del 100% es decir, todos pueden ser atendidos sin excusa, sin que le llegue una factura a la casa cuando esté sano como en
los Estados Unidos.

Lea también: Villavicencio respirando aire puro

Sin saber aún cómo será el pico de contagios en Colombia, luego de un mes y medio de aparecer el primer caso aún no se ven colapsando los hospitales y tampoco hay gente muriendo en las calles como muchos catastrofistas predecían, y como ya en Italia se
experimentaba luego de 45 días de ese paciente cero.

No hay que cantar victoria, pero en medio de panoramas dantescos en otros países, Colombia va sobrellevando ese pesado presente que le correspondió en suerte. Claro, hay cosas mal atendidas como el caso de la cárcel de Villavicencio que es un canto desentonado a una situación que todos sabíamos que se podía presentar, pero que nadie tomó acciones de manera responsable.

Hoy es el principal foco de contaminación de coronavirus en Colombia. Seguro va a haber más centros de contagio, por lo que el Gobierno Nacional debe actuar de manera más diligente de lo que lo ha hecho hasta ahora.

Es claro, para quien aún no lo sepa, que la cuarentena tampoco soluciona nada, no es el remedio contra el coronavirus porque lo que estamos haciendo es ganar tiempo, adecuando hospitales y salvando vidas mientras llega la vacuna.

En momentos como estos debemos ser equilibrados en nuestras opiniones. No pueden ganar terrenos los odios políticos, ideológicos o religiosos que ya estaban antes de la pandemia. Debemos llenar de confianza a las nuevas generaciones, quienes son al fin de cuenta los que lidiarán con las soluciones para salir de todo esto.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter