Villavicencio respirando aire puro

La calidad del aire en Villavicencio es buena y ha mejorado con la medida de aislamiento preventivo obligatorio decretado a nivel nacional.

Las autoridades ambientales realizaron la medición de la calidad del aire desde que inició la cuarentena y los resultados fueron muy positivos.

La medición se llevó a cabo en las tres estaciones de monitoreo de tecnología automática, las cuales conforman el Sistema de Vigilancia de Calidad del Aire de Villavicencio.

Por Camilo Gallo|

Desde que se decretó el aislamiento vital obligatorio el pasado 20 de marzo en el departamento del Meta, más el aislamiento preventivo obligatorio nacional el 24 de marzo, los villavicenses han permanecido más de 36 días en sus casas.

La parálisis de actividades productivas y las restricciones de la movilidad han traído un respiro para la ciudad. Según el análisis realizado por la Corporación Autónoma Cormacarena, en el monitoreo se logró establecer una disminución aproximada del 50% del material particulado desde el inicio del aislamiento preventivo.

Para los primeros días de marzo, antes de iniciar la cuarentena, las concentraciones reportadas alcanzaron 43, 40 y 54 µg/m3 (microgramos por metro cúbico de aire) en las estaciones de medición de la ciudad. Según el análisis, al disminuir la presencia de fuentes móviles, se lograron valores de 21, 27 y 26 µg/m3.

Lea también: Plan ambiental de largo plazo

El mismo análisis también determinó que se redujo un 30% la emisión de la concentración del Ozono. Esta reducción se le atribuye principalmente a la disminución de la radiación solar, y a la restricción de circulación vehicular en Villavicencio.

Esta capital cuenta con tres estaciones de medición de la calidad del aire, localizadas en la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP), en el barrio La Esmeralda, el Parque de la Vida Cofrem y la Estación de Servicio del barrio Catumare.

El director de Cormacarena, Andrés Felipe García, dijo que “la calidad del aire en Villavicencio todavía no ha llegado a niveles críticos, tiene una condición muy buena, y esta cuarentena adicionalmente ha ayudado a mejorar esa condición. Estamos haciendo un monitoreo constante y vamos a emitir boletines permanentes frente al tema de la calidad del aire”, puntualizó García.

El material particulado permite evaluar las partículas respirables menores o iguales a 10 µg (micrómetros), los cuales por su diámetro logran ingresar a las vías respiratorias y afectar la salud. La medición del Ozono determina el nivel de óxidos de nitrógeno, y varios hidrocarburos, asociados a enfermedades como constricción del pecho e irritación de las mucosas.

Lea también: Cormacarena alista recorte presupuestal

Según los límites fijados en la resolución número 2254 del 2017, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, estos valores y los anteriores, se encuentran dentro de los límites establecidos para la calidad del aire ambiente, al presentar un ICA (Índice de Calidad del Aire) que se encuentra en un rango de 0-50, lo que representa un riesgo bajo para la salud de las personas.

En otras ciudades:

Al igual que en Villavicencio, otras ciudades han reportado una mejora considerable en la calidad del aire, como es el caso de la capital del país.

En Bogotá, durante los últimos días de aislamiento los niveles de concentración de material particulado PM2.5, registrados en las redes de monitoreo de calidad del aire en Bogotá, a través del índice IBOCA, se mantienen favorables, es decir, que no representan un riesgo para la salud de los bogotanos.

Santa Marta  registró una disminución de más del 30% en la contaminación del aire. Según manifiesta el jefe del Laboratorio Ambiental de Corpamag, Jorge Hanni, la contaminación ha disminuido en un 33 por ciento.

Por otra parte, en Medellín se investiga la razón por la que la calidad del aire no ha presentado cifras favorables durante el aislamiento obligatorio.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter