El ‘latoso negocio’ de la chatarra ferrosa

La labor de chatarrizar el acero en la industria petrolera es una de las que más ganancias deja.

Aunque las asociaciones recicladoras coinciden en que en el departamento no genera muchos recursos, en el Meta, ha representado ganancias por más de $1.132 millones en ventas durante el 2021.

La economía circular se ha convertido en una acción determinante para el futuro de las organizaciones, debido a su incidencia en la preservación del medio ambiente y la recuperación económica de la industria a través del aprovechamiento de los residuos sólidos, procedentes del hierro y el acero. De allí, la necesidad de propiciar espacios donde se tenga la posibilidad de acceder a la denominada “chatarra” como una fuente importante de inversión.

Lea: Inversiones para la ganadería del Meta

El acero es conocido por ser un material completamente reciclable, ya que tiene la capacidad de conservar sus propiedades, lo que facilita su reutilización y transformación en diversidad de productos destinados a la industria de la construcción.

Se estima que en el mundo se reciclan alrededor de 650 millones de toneladas anuales de acero y en Colombia, las cifras ascienden a más de un millón de toneladas al año, según el Comité Colombiano de Productores de Acero; panorama que lo convierte en uno de los referentes de la economía circular en el país.

La chatarra es una fuente de inversión que registra ventas por más de $15.000 millones a través de las subastas online.

No obstante, Jaidith Rojas, representante legal de la Asociación de Recicladores del Meta (Asorem), el acero y en general la chatarra no es que deje muchas ganancias para ellos y por esto muchas veces las empresas constructoras lo venden directamente a las recicladoras.

Le sugerimos leer: Aumentaron taladros activos en pozos petroleros y subió el empleo

“Por el kilo de cobre, bronce o aluminio pueden dar hasta 25.000 pesos, mientras que el kilo de acero lo pagan a $2.000”, explicó la líder de Asorem, que reúne a cerca de 221 recicladores entre activos y vinculados.

Rojas agrega que Asorem, al mes, recicla cerca de 160 toneladas de material aprovechable, solamente en Villavicencio, lo que refleja la importancia que tiene este sector de la economía circular.

Subastas

Normalmente, los residuos metálicos son dirigidos por la industria siderúrgica y petrolera a centros especializados para su clasificación y tratamiento. Sin embargo, otra de las estrategias que ha tomado fuerza en los últimos años, son las subastas en línea de chatarra, una alternativa que le permite a las empresas generar liquidez inmediata por medio de la venta de sus activos en desuso. 

Según Helena Balcázar, Gerente de Superbid Colombia- multinacional brasilera experta en el desarrollo de subastas por internet – mediante esta novedosa modalidad se tiene la posibilidad de obtener hasta un 90% de recuperación de capital a partir de la chatarra ferrosa, lo que permite que los vendedores generen fluidez de caja a través de elementos que muchas veces se consideran como inservibles. 

De acuerdo a cifras de esta plataforma, durante el 2021, la categoría de subastas de chatarra ha presentado un crecimiento del 79% frente al 2020, registrando alrededor de $15.493 millones de ventas, las cuales se prevé alcancen los $18 mil millones al finalizar el año. En el Meta, ha representado ganancias por más de $1.132 millones en ventas solo durante el 2021.

También lea: Queman vehículos de Unidad de Protección entre Meta y Caquetá

Así pues, por medio de un software patentado que no requiere intervención humana, elementos ferrosos como tuberías, repuestos, maquinaria y residuos de metales, se ponen a disposición de los usuarios a través de una puja de ofertas entre participantes. 

Actualmente, se encuentran habilitados 44 lotes de chatarra pertenecientes a empresas ligadas al sector petrolero en el Meta y los Llanos como Bicentenario, Cenit, Gran Tierra, Ocensa y ODL, las cuales poseen un reconocimiento a nivel regional y nacional, lo cual permite garantizar que los activos disponibles tienen un origen lícito y son producto de las actividades desarrolladas por dichas compañías en el ámbito petrolífero.

“Uno de los objetivos principales de esta iniciativa, es poder cerrar la producción dedesechos y darles vida útil a nuevos productos mediante la reutilización y provecho de estos bienes, de esta manera, lograremos incentivar el desarrollo e implementación de la economía circular en Colombia”, explicó Balcázar.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter