domingo, 21 de abril de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

El llanero ‘indómito’ que decidió trochar la sabana en moto


El llanero 'indómito' que decidió trochar la sabana en moto 1
Wilson Oyola, 'Indómito' recorre los Llanos Orientales en su motocicleta.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Por Sebastián Mojica /Especial para Periódico del Meta

Luego de una experiencia en radio de más de 17 años, Wilson Oyola, tomó una decisión radical: empezar su propio proyecto para recorrer las llanuras, culturas, historias, anécdotas más recónditas de la Orinoquia.

 “Me retiré de la radio porque no sentía la satisfacción de estar dentro de una cabina, me cansé de ser utilizado por figuras públicas que nunca me apoyaron; me alejé de todos los medios para sentirme libre, desde pequeño disfrutaba la sensación de ser viajero y explorar cosas diferentes”, dijo Wilson.

Le interesa leer: ‘Yaguazo’, otro canto para el Llano

Desde hace un año tomó la iniciativa de sumergirse en las aventuras de trochar el Llano, donde su deseo de viajar, conocer e indagar por lugares poco comunes en la región, son el impulso para avanzar sin parar. Su mejor amiga en estas travesías ha sido su moto, una Royal Himalaya, la marca más antigua.

“Al comprarme la moto realicé mi primer viaje hace un año, al municipio de Puerto Carreño, duré cuatro días haciendo ese recorrido y fue la mejor experiencia, pude viajar solo, sin afanes, tomar fotografía, hacer videos, todo disponiendo de mi tiempo”, relató Oyola a Periódico del Meta.

Para muchos, una locura, para Wilson, simplemente convertir su sueño de ser viajero, en realidad: “A mí me han dicho que estoy loco, no creen en mí, pero la verdad este proyecto lo llevo en la sangre, yo tengo la esperanza de llegar lejos haciendo lo que amo”.

El llanero 'indómito' que decidió trochar la sabana en moto 2
Wilson Oyola, el ‘Indómito’.

Sin importar como lo cataloguen, Oyola guarda la esperanza a largo plazo de que su pasión, su forma de expresión y su concepto de libertad, se conviertan en su sustento.

Sin importar dónde duerme o qué come, este aventurero va tras sus propósitos sin importar lo difícil que sea.

La interesa leer: ‘La Vida en Rojo’, una obra de Hair Leal

“A veces ando sin dinero, pero la verdad no ha sido una preocupación mayor, cuando llego a algún lugar duermo en el patio de una finca o en una bomba; llevo mi camping y mis alimentos para preparar, donde voy, la gente me trata muy bien, y créame que eso lo fortalece mentalmente” sostuvo Oyola.

Con tres maleteros en su moto que contienen cámaras, computadores, neumáticos, herramientas y ropa, Wilson se dota de la mejor manera para ir detrás de nuevas rutas que le deparan también nuevas experiencias.

Entre risas, Wilson habla de su moto como si fuerza una compañera íntima y confidente: “la apodé ‘La Indomable’, esta moto ha soportado todo tipo de climas y terrenos conmigo, no me deja varado por nada, de ahí nace el proyecto con el nombre de ‘Indómito Wilson Oyola’; esta moto es mi amiga, en la que confío, es mi compañera de sueño”.

Con 43 años, Wilson Oyola no pierde el impulso de la juventud, apreciando las culturas de la región, sus costumbres y necesidades, que le permiten sentirse orgulloso del trabajo que ha realizado: “me gusta hablar con la gente, sentarme a tomarme un café con una persona de edad, que me cuenten sus historias de vida, me apasiona hacer esto, poco a poco las cosas se dan y veo positivamente esta prueba que se hace”.

Puede leer: Un deporte que transforma vidas

Su objetivo es recorrer primero el departamento y luego surgir a otros países, en el que por medio de sus travesías haga un registro audiovisual de cada lugar conocido, esto, también con el propósito de nutrir sus redes sociales, las cuales han sido fuente de apoyo y prueba de todas sus aventuras.

“He estado en la Sierra La Macarena, Caño Canoas, Puerto Carreño, La Primavera, Yopal, Valle del Cauca, Bogotá, Mapiripán, montones de lugares adornados de fauna, flora y diversos contextos culturales. He tenido invitaciones a varios sitios del país, hasta de Europa me han llamado; esto quiere decir que algo estoy haciendo bien, vamos por buen camino”, dijo Wilson.

Luego de entrar en este mundo que no tiene límite, y de invertir casi 70 millones de pesos para esta andanza, parten reflexiones que evalúan los sacrificios y procesos de este largo trayecto, en el que Wilson disfruta cada hora, cada momento y, sobre todo, cada enseñanza que le deja el haber tomado este rumbo en su vida.

“No me arrepiento de haber iniciado esta historia, ha valido la pena cada viaje y experiencia que me deja esta labor, no pasa por mi mente volver a la radio o los medios, para mí sentirse libre es lo más importante de la vida y eso lo estoy viviendo ahora; siento el cariño de la gente, algunas personas que me ven, se toman fotos conmigo, el respeto de la comunidad hace valioso este trabajo”, puntualizó Wilson Oyola, el Indómito.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales