El Parque Tinigua desaparece ante nuestros ojos

La deforestación por tala o incendios en el Parque Tinigua es preocupante, dicen las autoridades.

En los departamentos del Meta, Caquetá y Guaviare, confluyen tres áreas de especial importancia ecológica y que incuso se consideran también como patrimonio cultural. Se trata de los Parques Nacionales Naturales Cordillera de Los Picachos, Sierra de la Macarena y Tinigua los cuales, a pesar de los esfuerzos de las autoridades, como Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN), realizan para mitigar presiones que los afectan, presentan cambios de cobertura natural asociados a la deforestación.

Los seguimientos que se hacen a estas zonas concluyen que  desde el mes de diciembre de 2017 y en lo corrido de 2018, el Parque Nacional Natural Tinigua, ubicado en los municipios de La Macarena y Uribe en el Meta, es el que presenta mayor afectación, con la pérdida de aproximadamente 5.600 hectáreas de bosque.

También podría interesarle: Meta en máxima alerta por elevada tasa de deforestación

Según el análisis realizado por la Dirección Territorial Orinoquia de PNN, la alteración de los ecosistemas que mantienen y regulan el suministro de agua, la estabilidad climática y la biodiversidad en la región están en grave riesgo.

Ante esta situación, la entidad que vela por los Parques Naturales puso la semana pasada en conocimiento de los entes de control y solicitó acompañamiento a las autoridades civiles y militares a través de los diferentes espacios interinstitucionales como la Burbuja Ambiental Meta y consejos de seguridad departamental y municipales.

PNN presentó de manera detallada y priorizada los sectores donde se observan estos procesos de pérdida de cobertura natural, con el fin de articular esfuerzos que permitan frenar esta problemática que presenta el área protegida.

“Adicionalmente, Parques Nacionales adelanta acciones institucionales que permitan diagnosticar la situación de uso, ocupación y tenencia al interior de las áreas protegidas, con el fin de establecer con los campesinos acuerdos de restauración que permitan en alguna medida detener los procesos de tala y quema, pese a un contexto complejo de orden público que pone en riesgo la vida de los equipos de trabajo de PNN, situación expuesta por el Ministro de Ambiente”, dijeron voceros de la entidad de Parques.

También podría interesarleMuerte súbita: La deforestación ligada al posconflicto

Señalaron además que dentro de las estrategias adelantadas por la entidad, se han desarrollado procesos de educación ambiental, de precisión, amojonamiento y señalización de límites para el reconocimiento de los linderos del área protegida por parte de la comunidad y acciones en el marco del ejercicio de la autoridad ambiental, comunicando de los hechos encontrados ante la Fiscalía para dar un alcance penal por las afectaciones ambientales.

Es de resaltar que al interior de los Parques Nacionales Naturales no se puede hablar de titulación, compra o venta de predios, puesto que ellos son inalienables, imprescindibles e inembargables, y estas áreas protegidas están creadas para garantizar la conservación de los ecosistemas estratégicos en Colombia.

También podría interesarle: La tierra, joya de la corona en en Meta para implementar los acuerdos

“Parques Nacionales Naturales de Colombia, hace un llamado a la comunidad en general a no continuar quemando y talando los bosques puesto que estos garantizan la provisión del recurso hídrico, regulan el clima, así como sostienen las actividades ecoturísticas, igualmente, los invita a denunciar a quienes estén cometiendo actos en contra de la riqueza natural a través de la línea PBX (57-1) 3532400 y al correo

La deforestación por tala o incendios en el Parque Tinigua es preocupante, dicen las autoridades.

atención.usuario@parquesnacionales.gov.co”, manifestó la entidad mediante un comunicado.