martes, 23 de julio de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

‘En medio del periodismo efímero de redes, el periódico queda’


‘En medio del periodismo efímero de redes, el periódico queda’ 1
Jorge Cardona afirma que los periódicos tienen la obligación de hacer muy buen periodismo porque es donde se consigna la historia.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

A propósito de los 10 años de Periódico del Meta, el periodista de El Espectador habla sobre la importancia de los medios impresos en las regiones y cómo hacer buen periodismo a pesar de las circunstancias. 

Por Jhon Moreno y Catalina Gallego

Aunque poco conocido por las nuevas generaciones de periodistas, Jorge Cardona Alzate (J.C.) es un referente del periodismo escrito en Colombia. Trabajó por más 16 años como editor general de El Espectador y en el 2020 el Premio de Periodismo Simón Bolívar le otorgó el reconocimiento a su vida y obra.

En la capital del Meta estuvo hace unas semanas impartiendo cátedra durante la Fiesta del Libro de Villavicencio y acompañó un consejo de redacción de Periódico del Meta (PDM), en donde amplió algunos de los detalles de su conferencia. 

Aprovechamos para hacerle una entrevista sobre los desafíos de la prensa en las regiones, con una lección: un profesor de periodismo debe ser básicamente un editor, mientras que un editor debe ser básicamente un profesor de periodismo.                           

PDM: ¿Qué importancia tiene la comunicación en las regiones?

J.C.: La comunicación en sí misma es importante, es el testimonio, en este caso de una región. Cualquier punto del país necesita un portal, un periódico o una estación radial, necesita una forma de comunicarse con el mundo. La importancia salta a la vista, entre más comunicación tenga una región más posibilidades tiene de demostrar sus avances o sus retrocesos, y que la gente realmente tenga más posibilidades de estar enterada de lo que pasa.

PDM: Y, específicamente, ¿cuál es la importancia de los medios escritos?

J.C.: El medio escrito tiene la ventaja de que en un periodismo tan efímero como el que se profesa hoy en las redes sociales y en los medios digitales, de alguna manera el periódico queda, es la memoria que se guarda. Es una gran oportunidad de hacer verdaderamente visiones de colección y conservar la importancia que tiene el impreso. Los impresos han tenido una evolución histórica natural, hace 100 años eran los dueños de todo, después llegó la radio y les fue quitando la audiencia, luego la televisión y después toda esta tecnología que caracteriza el siglo XXI. Con todo este acumulado, los impresos se han tenido que reinventar necesariamente, es importantísimo que se conserven pero sus contenidos tienen que adecuarse a una necesidad, es decir, que sigan siendo importantes para la gente en medio de un mundo tan volátil como el actual.

Lea: Jaime y Óscar, dos llaneros sueltos en Catar desde este domingo

PDM: ¿Cómo los medios construyen credibilidad?

J.C.: Por sus contenidos. Claramente la forma de hacerlo es respetando los cánones fundamentales del oficio, es decir, con una buena reportería, con un buen contraste de fuentes, con procesos de investigación; esto tiene mucho que ver con el acceso a documentos públicos, con el rastreo de las bases de datos, lo que se llama periodismo de datos. Hoy hay muchas posibilidades para el periodismo escrito, ya no se puede competir directamente con la noticia porque los portales vuelan en ese tema y la rapidez informativa lo impide. Hay un campo de acción, sobre todo en área investigativa, que puede ser muy importante y como insisto, le dejan al periodismo escrito la posibilidad de hacer verdaderos ejemplares para guardar, que sean de carácter histórico y conceptual, que verdaderamente valga la pena mantener un periódico. 

PDM: ¿Se puede hacer buen periodismo con poco presupuesto?

J.C.: Sí. Con buena investigación. Haya mucho o poco presupuesto, se necesitan periodistas que asuman el oficio como tal, es decir, un buen reportero que tenga la actitud, la motivación y la disciplina para hacerle seguimiento a la información. El saber que con un número de cédula se puede conseguir tanta información, el conocer cómo se hace seguimiento a los procesos contractuales, saber de qué manera se puede acceder a la documentación pública, cómo cubrir una audiencia pública, esos son elementos fundamentales que dan periodismo en profundidad. Hoy hay unas agendas públicas que son necesarias para una región, por ejemplo, los periodistas no pueden abstraerse de la problemática ambiental, ese ya no es un tema medio sugestivo de las redacciones sino un tema obligado; o los temas de carácter económico, que ya no es un tema de dos o tres especialistas sino de un público masivo que necesita saber de estos asuntos, o como lo es la educación y la salud pública. Hay agendas muy serias que puede abordar un medio impreso. 

PDM: ¿Otro reto es que el periodismo debe separarse del poder?

J.C.: El poder siempre va a estar ahí, en esta época y en cualquier otra. No hay que ser tan purista de creer que en algún momento de la historia no hubo una cercanía entre el periodismo y el poder, de alguna manera siempre ha estado ahí. La independencia se gana con criterio, con responsabilidad, con el ejercicio del periodismo de seguimiento y de veeduría. Esa circunstancia va a existir siempre y los medios de comunicación necesitan de alguna manera de la pauta oficial, y el Estado también tiene una obligación constitucional de apoyar la actividad periodística. El periodismo en sí mismo tiene que ser capaz de aportar independencia, criterio y credibilidad, incluso frente a las autoridades y al poder.  

No olvide: ‘Si queremos cambiar al país, debemos ser humanos’ : Eduardo Rozo Briceño

PDM: La censura a los medios es una amenaza en las regiones…

J.C.: La censura en sí misma, por el artículo 20 de la Constitución, ya no existe. En el país nadie puede aplicar censura. Lo que existe es un fenómeno de autocensura porque los medios muchas veces se limitan de dar información, evitando o haciendo un equilibrio; muchas veces para preservar sus finanzas y ese es el fenómeno que más complicaciones trae. No solamente el periodismo regional, sino el periodismo nacional, pero son los gajes del oficio y hay que trabajarlo todos los días. La credibilidad es directamente proporcional a la calidad de los contenidos y a la seriedad que se difunda. Entre menos manoseo de información se dé, la prensa va a ser más independiente, eso es un trabajo conjunto. El Estado tiene una responsabilidad en materia de comunicación, pero los medios de comunicación también se tienen que dar la forma de ser autofinanciados para poder sobrevivir, es difícil pero hay que buscar. Ese ha sido el drama toda la vida del periodismo.

PDM: La amenaza judicial es otro obstáculo en la prensa regional…

J.C.: Ese es un tema muy complejo porque infortunadamente hay muchas regiones del país donde las condiciones de seguridad siguen siendo muy complejas. La Fundación para la Libertad de Prensa documenta permanentemente en sus reportes las tremendas dificultades que tienen las regiones en esta materia, pero yo creo que lo único es seguir alentando al periodismo a la convicción de que tiene que existir y de que alguien tiene que hacer la tarea porque es la única manera. El periodismo colombiano ha sobrevivido a muchas circunstancias, por eso tiene la valentía y el coraje que significa hacer periodismo en Colombia. No tengo una fórmula, es imposible plantear en circunstancias tan disímiles como las que tiene la sociedad colombiana por temas de sus grupos armados y demás, pero el periodismo tiene que resistir básicamente.

PDM: ¿Sobrevivirán los periódicos en las regiones?

J.C.: Los periodistas están haciendo una transición que es compleja porque han tenido que afrontar distintos momentos: el auge de la radio a partir de los años 30; la televisión después de los 50 y toda esta carga de tecnología tremenda que hay hoy. Hasta hace diez años, periodistas eran los que trabajaban en los medios de comunicación, hoy en día cualquier persona monta un portal o un influenciador, tiene la misma dinámica y muchas más audiencias que las que puede tener un medio de comunicación. Por eso, insisto, para que exista un impreso es porque ese impreso tiene mucha calidad en su contenido, que sean ediciones que la gente verdaderamente tenga que leerlas o tenga que coleccionarlas.  Tienen que ser ejemplares de colección porque la competencia es muy alta. El papel cada día será más caro por temas medioambientales, las inversiones que se hacen en el mundo de los impresos hoy en día son mucho más complejas.

PDM: ¿Cómo hacer buen periodismo regional?

J.C.: La fórmula es inequívoca, esta es una profesión donde hay que seguir estudiando, donde nunca se puede parar de estudiar; no basta con haber tenido un título profesional, la exigencia es diaria, uno tiene que estar actualizado con la información en materia económica, política, judicial, deportiva y cultural. Un medio escrito, claramente su materia fundamental es la palabra, hay que prepararse mucho para la escritura y eso exige unos niveles de lectura altos, la fórmula es leer kilómetros para escribir milímetros, la proporción no puede ser al contrario. Finalmente, quien se mete en los caminos del periodismo informativo, termina siendo casi que una forma de ser, una forma de pensar y de vivir, porque uno se levanta y está conectado con la realidad.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales