Equipo de memoria histórica dignifica víctimas del conflicto armado

La obra plasma fotos de víctimas del conflicto en hojas, al final habrá un ‘árbol de recuerdos’.

Un grupo de profesionales conforma el Equipo de Memoria Histórica de Villavicencio, que acaba de ganar una beca del Ministerio de Cultura en el que mezcla naturaleza con recuerdos.

Por Natalia Chipatecua

La Dirección de Víctimas de Villavicencio creó un Equipo de Memoria Histórica, conformado por un antropólogo, dos comunicadores sociales y una psicóloga con el fin de alcanzar la dignificación para las víctimas del conflicto armado, además de pensar cómo sería una ciudad como sujeto de derechos.

La forma en la que en el municipio se han reconfigurado las violencias en diferentes momentos llevan a la capital del Meta a ser eje central para toda la región en temas económicos, sociales y culturales.

Lea: Jóvenes fomentan la paz a través de valores

“La ciudad es un espejo trazado de toda la región y hasta de todo el país. Aquí uno encuentra hilos que lo llevan a relaciones que tiene este territorio con las realidades de gente del Guaviare o Vaupés, por ejemplo. Uno encuentra gente que ha llegado por situaciones de conflicto a buscar reparación, refugio y porvenir. Cuando hablamos de Villavicencio, víctimas y memoria histórica, se habla desde aquí y como un puente para toda una región”, mencionó Sebastián Fagua, antropólogo e integrante del Equipo de Memoria Histórica.

Este equipo le apostó al programa nacional de estímulos del Ministerio de Cultura con el proyecto: ‘Travesías para reparar el corazón de nuestra ciudad: reconociendo la voz, las memorias y las búsquedas de nuestros ecosistemas urbanos’.

La iniciativa es uno de los tres proyectos ganadores en el ámbito nacional del Programa de Estímulos 2021 en la categoría ‘Crear paz para fortalecer el desarrollo de proyectos de investigación y creación en arte, ciencia y tecnología’.

La propuesta hace énfasis en la naturaleza y la memoria histórica y consiste en plasmar fotografías de víctimas en hojas de plantas con la que se busca aportar a la reparación simbólica de la naturaleza, como sujeto político de derechos y, a su vez, reparar a las familias buscadoras de las víctimas de desaparición forzada.

“El desarrollo de este proyectó será con madres, familias buscadoras, jóvenes que han participado de los Laboratorios de Memoria Histórica, donde primero exploraremos los humedales y sus riquezas de la mano de la Secretaría de Medio Ambiente. Luego implementaremos técnicas fotográficas para imprimir el rostro de las víctimas en hojas de plantas, y así, descubrir la facultad que tiene la memoria en la naturaleza”, señaló el director de Atención Integral a Víctimas, Gustavo López.

Lo que hace el equipo

Villavicencio es uno de los receptores más grandes de población desplazada, lo que obliga a sus comunidades a pensarse en cómo se ha construido la ciudad.

Desde el año pasado y a través del ‘Informe Ciudad Victima, Resistente y Reparadora’, y entregado a la Comisión para el Establecimiento de la Verdad, este equipo planteó nuevas formas de acercamiento a la memoria de las víctimas, dignificando sus relatos e historias.

También lea: Familia desplazada en Granada emprendió cultivos de cacao y maracuyá

El informe adoptó una mirada a las comunidades, partiendo del hecho de cómo el conflicto armado dificultó especialmente a muchas familias en Villavicencio en hacer un proyecto de ciudad en clave de paz.

Mucha gente llegó buscando refugio, pero llegó a zonas donde no había tierras disponibles o donde algunos dueños de tierras eran protegidos por grupos armados, la misma ciudad terminó siendo víctima de unas relaciones que si bien no eran directamente motivadas por una confrontación armada, sí hacían parte de una red compleja que el conflicto armado despliega en los social, económico y político y que aquí tuvo un efecto.  

Le puede interesar: Indígenas, Comunidades Negras y Afrocolombianas acuerdan lineamiento de su participación en el PDET

A partir de ello, “acompañamos las jornadas de conmemoración que hacen organizaciones, agrupaciones o colectivos de víctimas. Diseñamos e implementamos una metodología de trabajo participativo que tiene un núcleo pedagógico y comunicativo para trabajar con población joven pero también con adultos; dentro de esa metodología, implementamos Laboratorios de Memoria y Comunicación para la Paz Territorial, un espacio donde experimentamos con técnicas de trabajo fotográfico”, resaltó el antropólogo.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter