Exdirectivo de la Cámara de Comercio de Villavicencio pidió eliminar corrupción dentro de la entidad

Cámara de Comercio de Villavicencio

A través de un comunicado público César Díaz Medina,  representante al movimiento cívico Comerciante Vital, pidió cero corrupciones en la Cámara de Comercio de Villavicencio (CCV).

En la  comunicación, el exdirectivo  de la CCV  recordó que la entidad presenta problemas financieros por altos gastos administrativos, representados por la contratación de personal, excesivos honorarios, bajo flujo de efectivo y gastos de viaje pagados a directivos que no dieron beneficios a la entidad.

En el comunicado también se expresa que “La iliquidez acumuló obligaciones pendientes por pagar a los proveedores, por eso este 2018 la revisoría fiscal de la entidad gremial llamó la atención a la administración de la CCV, diciéndoles que esa situación era el resultado de la falta de control y planeación financiera por la Presidencia Ejecutiva y la Junta Directiva”.

El exdirectivo hace referencia en su comunicación, a  una revisoría fiscal, de cuyo informe ya tienen conocimiento la Superintendencia de Industria y Comercio y la Contraloría General, que lanza alertas sobre varios puntos débiles en las finanzas de la entidad gremial.

Lea también: Las cuentas no cuadran en la Cámara de Comercio de Villavicencio

Dicho informé fue analizado por periódico del Meta, quién presentó un informe en el mes de agosto. El documento advierte además  que “es factible que la Cámara de Comercio de Villavicencio finalice este periodo fiscal con serias dificultades para atender, con recursos propios, sus compromisos relacionados con su funcionamiento y plan de trabajo previstos para el año 2018”.

La información financiera que presenta el documento de la revisoría fiscal revela que en el análisis de flujo de caja para el año 2018, según datos suministrados a la Revisoría Fiscal por la Dirección Administrativa, se prevé que a partir del mes de septiembre de 2018 la CCV presentaría saldos negativos en su liquidez, llegando al mes de diciembre de 2018 con un déficit de 2.305 millones.

Le puede interesar: Eso no importa

En este mismo análisis, el informe indica que para el periodo julio a diciembre de 2018, se percibirían, por concepto de ingresos públicos, alrededor de 2.051 millones de pesos, cifra significativamente inferior a los 4.300 millones que falta por ejecutar en el presupuesto de ingresos públicos.

Ante esta situación, el revisor fiscal en su informe del mes de julio pasado recomienda evaluar el comportamiento de la reducción de recursos de efectivo y garantizar los flujos de efectivo suficientes para cumplir adecuadamente con los gastos de funcionamiento y de inversión del 2018 previstos en el presupuesto y el plan de trabajo de la entidad, sobre todo si se tiene en cuenta que en el segundo semestre del año es cuando menos recursos ingresan a la CCV.

Sin embargo, y aun cuando  Díaz señala que dichas deficiencias administrativas  “Es el producto de una inadecuada gestión en el control presupuestal y una deficiente planeación financiera por parte de los administradores de la entidad”. (Informe de Revisoría Fiscal CCVRF-005-2017), la CCV no ha tomado un nuevo rumbo desde agosto del año en curso, cuando se tuvo conocimiento de las problemáticas que afronta la entidad gremial.