Excombatientes y comunidad remodelaron comedor comunitario en Brisas del Guatiquía

Esta obra comunitaria beneficia a cerca de 2.400 personas entre directa e indirectamente.

Con la adecuación de este espacio buscan impulsar acciones que propicien la reconciliación en una zona afectada por las dinámicas del conflicto armado y la delincuencia. 

Un convenio en el marco del componente comunitario del proceso de reincorporación de exintegrantes de las exFarc-Ep, permitió la construcción de agendas territoriales y planes de acción con enfoque diferencial y de género, así como el fortalecimiento de iniciativas comunitarias con énfasis en infraestructura comunitaria y otras obras lideradas por personas en reincorporación y de la comunidad. 

Dentro de esas iniciativas comunitarias se destacó la adecuación del comedor comunitario del barrio Brisas del Guatiquía, en Villavicencio, que tenía como propósito restaurar el tejido social para mejorar las condiciones de vida y la sana convivencia de la comunidad. 

Antes de remodelar.

Para el director de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) en el Meta, Juan Carlos Silva, “esto es la continuidad de un proceso que se viene haciendo durante varios años. Por eso decidimos modificar y arreglar el comedor comunitario para atender las necesidades de todos los habitantes de este barrio”. 

Según Silva, la adecuación del comedor comunitario consistió en instalar baterías sanitarias, remodelar la cocina, cambiar el techo, los pisos, construir una nueva alacena y adecuar la oficina. 

Puede leer: Se hace ‘la trocha’ al pintar

Se logró dotar este espacio con dos licuadoras, una vitrina refrigerante, un congelador, campana extractora, hidrolavadora, horno de gas, menaje para preparación y servicio de comidas a la mesa para 50 comensales y ollas”, dijo. 

Para el salón social, la comunidad ahora contará con 30 sillas y 10 mesas, un TV de 43”, una silla de ruedas, dos escritorios, dos sillas, dos mesas auxiliares, un estante para biblioteca, dos computadores portátiles, una impresora, un video beam y dos estabilizadores.

Estamos demostrando que la paz en Colombia sí es posible y que a pesar de que en este barrio ha habido tanta estigmatización y dificultades, también se pueden llevar a cabo proyectos en beneficio de todos”, expresó Camila Andrea García, firmante del acuerdo de paz y promotora del proyecto de Agendas Comunitarias. 

Con una inversión total de $124.735.000 millones, este espacio será clave para seguir entregando a 250 personas, alimentos en caliente a través del programa Casabe.

Le interesa: El reto, ‘aterrizar’ la verdad al Meta

Este comedor comunitario es el espacio cultural, recreativo y de encuentro para la participación de la comunidad del barrio. Por eso, también empezaremos a trabajar en programas de escuelas comunitarias para integrar a niños y jóvenes”, manifestó Yeison Baquero, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Brisas del Guatiquía

Para Luz Marina Giraldo, excombatiente y lideresa comunitaria, este escenario representa “la unión, reconciliación y los hechos tangibles que puede dejar el acuerdo de paz cuando como comunidad nos unimos

El convenio se desarrolló entre julio de 2021 y julio de 2022, en alianza entre la ARN y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter