Economía en pandemia, ¿la agricultura nos salvará?

El turismo es uno de los sectores más golpeados en estos primeros días de aislamiento por la pandemia de coronavirus. Se espera que el comercio sea el primero en recuperarse.

El coronavirus ha generado un desequilibrio  económico mundial. Según un informe del Banco Asiático de Desarrollo (ADB), las pérdidas podrían ser superiores a los 347.000 millones de dólares.  

Por Yéssica Salgado|

Los principales desequilibrios de los países que se han visto afectados con esta pandemia surgen por la caída del turismo, los posibles cierres de empresas, comercios y centros educativos.

En Colombia, donde se registran hasta este jueves 458 contagiados y cuatro muertes por Covid -19, la situación es compleja. El país, como otros de América Latina y el mundo, se mueve en torno a los sectores productivos: agroindustria, construcción,  agricultura, hotelería, petróleo, minería, turismo, entre otros, que se han visto afectados, ya que las compras que se hacen con regularidad han disminuido debido al cambio de hábitos que se han adoptado como medida de cuidado frente a este virus.

A esta economía tan frágil hay que sumarle la cuarentena obligatoria en la que entró el país en el marco de esta emergencia sanitaria, la disminución del precio en el barril del petróleo, que afectado específicamente a regiones productoras, y el aumento del dólar.

En el Meta, principal productor de crudo del país, y donde se registraban hasta el jueves ocho personas contagiadas, el impacto económico que causará el coronavirus ya es evidente.

Lea también: Evite las enfermedades respiratorias agudas

Jorge Andrés Arango, director de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) Seccional Meta y Llanos Orientales, indicó que bajo las circunstancias actuales, y antes del simulacro de aislamiento decretado por el Gobernador del Meta, que se cumplió el pasado puente domingo 22 de marzo,  el comercio había aumentado sus ventas entre un 80 y 120 %. Sin embargo, y posterior a la implementación del simulacro, las ventas disminuyeron nuevamente en el departamento.

Con respecto a las grandes superficies, Arango señaló que han reportado una disminución del 50 % en las ventas. En el caso de las tiendas de barrio, la disminución en el consumo por parte de los hogares ha sido del 80 %, informó el director de Fenalco.

Los restaurantes por su parte han reportado  una disminución del 90 % en las ventas. Y el sector transportador reportó una reducción  en ventas superior al 80 %. Las estaciones de servicio también han reportado  un 80 % de disminución en sus ventas, indicó el director de Fenalco.

“Este es un tema complicado para el departamento. La economía se va ver muy golpeada, y hay que recordar que el sector hotelero, los restaurantes y el comercio representan 13 % del PIB del departamento”, advirtió Arango.

Lea también: “El virus va a seguir presente”Oscar Romero, biólogo villavicense.

Así mismo, indicó que mientras estos sectores se han visto ampliamente afectados, el sector agrícola, agropecuario y de  hidrocarburos siguen moviéndose,  ya que tanto el Gobierno Nacional como departamental han garantizado su operación para mantener provistos a la capital del país y otros municipios, así como a  la media Colombia.

Turismo paralizado

En materia hotelera, Catalina Niño, directora Ejecutiva de Cotelco (Meta), indicó que el sector hotelero ha tenido una caída libre, que deja como saldo  20 hoteles cerrados en la región. “Hoy la ocupación está en un 8 %, y se ve reflejada únicamente en la ocupación que realiza el personal de empresas petroleras que tienen presencia en la región”, informó la directora de Cotelco.

A su vez, indicó que a la fecha las perdidas en el sector ascienden $15.000 millones, pero las cifras podrían aumentar. No obstante, y ante la crítica situación que se presenta en el país, por la falta de camas hospitalarias, los hoteles afiliados a Cotelco han manifestado su voluntad de que el Gobierno disponga de la infraestructura hotelera para adecuar hospitales si se requieren en algún momento.

Por su parte, Alcides Socarrás, gerente de la Terminal de Transporte de Villavicencio, informó que tras el cese de actividades que realizó el puerto terrestre desde el pasado 20 de marzo, la entidad registra pérdidas diarias por $20. 000 millones. La Terminal mantendrá el cese de actividades hasta el 13 de abril, fecha en que culmina la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional.

Lea también: Con megáfono y desde el cielo, Ejército busca concienciar a los llaneros

En el caso de los transportadores, las pérdidas por día alcanzan los 300 millones de pesos. Y para el caso de los comerciantes que laboran dentro del puerto terrestre, las pérdidas diarias son de 15 millones de pesos.

La situación para los asaderos y restaurantes también es crítica. Jesús Benavides, presidente de la Asociación de Asaderos del Meta, indicó que están muy preocupados por enfrentar una situación tan compleja como la que se da en el marco de la emergencia sanitaria que se presenta en el país por el Coronavirus.

“A los asaderos se nos dio la orden de que no podemos atender personal dentro de nuestros establecimientos. Sin embargo, nos dieron la opción de trabajar a domicilio. Algunos asaderos lo intentamos, como también lo hicieron algunos restaurantes de Acodres, pero no pudimos, porque los altos costos de los insumos no dieron un golpe muy duro”, señaló Benavides.

Sostuvo, además, que ante la crisis las familias entendieron que tenían que ahorrar y cocinar en casa, por lo que la afectación para el gremio fue mayor.

Lea también: Nos relajamos, muchos volvieron a las calles y no obedecen aislamiento por coronavirus

Por último, el presidente de Asoasaderos aclaró que en ningún momento contemplaron la idea de subirle los precios a los platos que ofrecen en los restaurantes  que integran Asoasaderos, ya que entienden la emergencia que se presenta en el país y son solidarios ante la crisis, sin embargo pidió ayudas al gobierno  para que el gremio pueda pagar los servicios públicos, ya que no están generando recursos por el momento.

En materia turística, la situación también es compleja. Luego de decretarse calamidad pública en el Meta por el covid-19, el pasado 16 de marzo, el Gobernador ordenó cerrar los parques turísticos Las Malocas, Sikuani y Los Ocarros.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter