Las lluvias provocaron nuevamente el cierre de la vía al Llano

Las lluvias registradas en la noche del domingo y en la madrugada de este lunes, volvieron a provocar desbordamiento de material de arrastre sobre el corredor principal de la vía al Llano.

La situación provocó el cierre total de la vía en sentido Bogotá-Villavicencio, particularmente en zonas como el kilometro 53 y 56, en donde se generó desbordamiento de algunas quebradas y con ello, material de arrastre (barro) afectando algunos sectores de la carretera. 

Estos sectores, corresponden al km 53+500 y el km 55+500, justo antes de los túneles de quebrada blanca; en el km 57, en la intersección conocida como Mesa Grande que conecta la municipio de Guayabetal antes del km 58; así como el km 56+600.

Lea: Calzada Chirajara-Fundadores, conexión moderna para los Llanos

Fernando Castillo, director operativo de Coviandina, dijo que en el momento se está evacuando los vehículos represados en el municipio de Guayabetal, sentido Villavicencio-Bogotá. «Alcanzamos el despeje de la calzada existente y estamos iniciando procesos de evacuación, pero necesitamos seguir trabajando porque sigue habiendo aporte de agua y de material de arrastre en algunos sectores», señaló el director.

Aunque solo tres días después de inaugurada la doble calzada Chirajara-Fundadores, se presenta de nuevo problemas en esta vía, el director señaló que este tipo de emergencias no corresponden a las obras hidráulicas sobre la carretera sino el material que se desprende de una zona veredal.  

«El terreno soporta unas condiciones de apoyo de agua pero la lluvia ha sido muy intensa, van más de 15 días de lluvias permanentes sobre la vía; ya el nivel supera su capacidad y el gua intenta buscar camino por cualquier parte». 

«Particularmente la afectación que se nos presentó en el km57 no es consecuencia de las obras que se realizaron en la carretera sino que hay un vía veredal que está en la parte alta de la carretera que genera ese aporte de agua y por ende la afectación de material de arrastre que terminó sobre el corredor principal», agregó Castillo.

Le interesa: Túnel en la vía al Llano mejorará el paso de motociclistas hacía Villavicencio

Adicionalmente, el director fue enfático al decir que, aunque es un problema común el cierre de la vía al Llano cada que se presentan lluvias, esto no debe compararse superficialmente con las condiciones del terreno.

«Es la geomorfología la que realmente tiene un complemento adicional que puede generar afectaciones en el terreno, el cual tiene una capacidad de absorción, se satura y busca por donde salir generando afectaciones en zonas de alta pendiente».

Finalmente, el director de coviandina señaló que se espera que en el transcurso del día se logre normalizar la operación de la carretera, mientras las condiciones climáticas sean favorables. 

«Tenemos recursos dispuestos para distintos puntos; nuestro principal interés en este momento es evacuar, por seguridad, lo que está represado. Confiamos que en el transcurso del día podamos ir normalizando el paso por la carretera. Vamos de forma progresiva e iremos soltando los dos peajes (Naranjal y Pipiral), y en la medida en que empiece el trafico circule sin mayor inconveniente, empezamos a soltar, en el km 0 que es donde esta el cierre principal Bogotá -Villavicencio, y en el km 82+600 que es antes del ingreso de los nuevos túneles para Villavicencio», precisó.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta