Los paraísos ocultos

Los distintos sitios turísticos son aprovechados de una manera sostenible con el medio ambiente, según explican los excombatientes.

Los excombatientes de las Farc, que permanecen en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) ‘Mariana Páez’, ubicado en la vereda Buenavista de Mesetas, entendieron que la riqueza en flora, fauna y diversidad de su territorio era una ventaja a la que debían sacarle provecho. Por eso 60 de ellos se unieron para desarrollar un proyecto turístico denominado ‘Paraísos Ocultos’, que busca específicamente mostrar los paisajes inexplorados que hay en esta zona del sur del Meta.

Dixon Andrés Espinosa, excombatiente de las Farc y uno de los integrantes de este proyecto, explicó que esta iniciativa turística además de mostrar los ‘paraísos ocultos’ que tiene Mesetas, es una alternativa de trabajo para los excombatientes que habitan esta zona, y para sus familias.

“El proyecto nació a partir de la necesidad de los excombatientes de llegar al proceso de paz y mirar cómo mejorar nuestras condiciones de vida, y qué hacer para generar un ingreso adicional a las ayudas que nos ha brindado el Gobierno y los organismos internacionales”, indicó el excombatiente.

Lea también: El Delirio, territorio para la reintegración de excombatientes

Agregó que la decisión de crear una ruta turística natural en este territorio, se dio teniendo en cuenta la experiencia y el conocimiento que tienen muchos excombatientes de la zona.

“Decidimos apostarle a este proyecto ecoturístico, porque una de las cosas que mejor hacemos nosotros, es andar por la montaña y reconocer diversidad de paraísos. Y, qué mejor que nosotros, que estuvimos en el centro del conflicto, y que conocemos muchos lugares inexplorados, y la historia de la zona para mostrarle al mundo las bellezas de este territorio”, señaló Dixon.

Apoyo internacional

El proyecto, que inició en el mes de diciembre del 2018, fue inaugurado en febrero de este año, con la visita del príncipe Haakon de Noruega. La iniciativa turística fue financiada en su totalidad por el Consejo Noruego y tuvo una inversión de 60 millones de pesos.

La ruta turística, que tiene un valor de 120.000 pesos, inicia en el casco urbano de Mesetas, donde son recogidos los turistas que desean visitar los ‘Paraísos ocultos’ ubicados en la vereda Buenavista.

El recorrido incluye alojamiento en el (ETCR) ‘Mariana Páez, un refrigerio y tres comidas de la gastronomía fariana. Este menú está compuesto por el ‘Jojollano’, plato que le gustaba al ‘Mono Jojoy’, compuesto de arroz, arvejas frescas, callo de res picado y maíz blandito, todo mezclado. Pero también el tradicional arroz guerrillero, o las cancharinas, especie de arepuelas de trigo.

Puede interesarle: Excombatientes le apuestan al ecoturismo en el municipio de Mesetas

En la ruta, que se extiende a lo largo de 2.5 kilómetros, los turistas podrán visitar el camino histórico de tránsito de Casa Verde, a 20 kilómetros de la vereda Buenavista, lugar donde en los años noventa se desarrollaron los diálogos del Gobierno Nacional con las Farc.

Los turistas también podrán visitar las piscinas naturales de Caño Rojo, y las cascadas Salto El Paraíso y Caño Rojo, donde se pueden hacer deportes extremos como el rappel o descenso de montañas.

En este sendero ecológico, los visitantes también podrán hacer senderismo y avistamiento de aves. El recorrido se hace mínimo con cinco personas.

Las cataratas son comunes en zonas de Mesetas.

Casa verde

Otro proyecto turístico que tienen en mente desarrollar los excombatientes del (ETCR) ‘Mariana Páez’, es la construcción de un campamento guerrillero, que se asemejará a Casa Verde, lugar emblemático de la guerra y la paz, donde en los años noventa se desarrollaron los diálogos del Gobierno nacional con las Farc.

El sitio, que se proyecta construir este año, incluirá un museo con utensilios, símbolos y la historia de la organización y de los procesos de paz que se dieron en 53 años de
historia.

“Este es un proyecto muy ambicioso que queremos desarrollar en esta zona, y que pensamos tendrá mucha acogida, ya que es un lugar que hace parte de la historia de Colombia y que todos deberían conocer”, señaló Dixon Andrés Espinosa.

Por otro lado, en el Área de Reincorporación Grupal Simón Trinidad, ubicado en la vereda Nueva Esperanza, en Mesetas, también se desarrolla un proyecto turístico, que es liderado por los excombatientes que aún permanecen en ese espacio de reintegración.

Acá: “Pasó la guerra por nuestros cuerpos, y nosotras no la estábamos buscando”: Ana Isabel García

Los visitantes, podrán encontrar en este lugar un sendero ecológico de tres kilómetros construido por el borde derecho del Caño Rojo. Por esta ruta se llega a la cascada del Salto de La India, a 30 metros de altura, donde el agua es helada, y también al puente natural, una laguna de color verde en medio de formaciones rocosas, que tiene como atractivo un túnel que se alza a unos seis metros de altura, y que está hecho de roca sólida.

La belleza de los paisajes hace creer a los visitantes y operadores turìsticos que hasta ahora empieza la buena época para el negocio.

Publicidad