Noche de caos y violencia sin control en manifestaciones de Bogotá

Diferentes aspectos de la noche de terror que vivió Bogotá por la violencia descontrolada. Fotos. Cortesía El Espectador

«Miembros de nuestra Policía están siendo atacados brutalmente por vándalos. El respeto de los derechos humanos no es selectivo. La dignidad humana no es selectiva. Quienes defienden la vida y los derechos deben alzar su voz contra estos atropellos».

Tal vez le interese leer: A más de $270 millones ascienden las pérdidas por asonada en Acacías

Con este trino desesperado en el que anexó un video donde golpean sin misericordia en el piso a un miembro del ESMAD en Bogotá, mientras otros grupo de jóvenes intenta protegerlo, el secretario de Gobierno de esa ciudad, Luis Ernesto Gómez, pidió calma para que no se vayan perder más vidas en medio de estas jornadas de protesta.

La capital de la República vivió en la noche del martes uno de sus momentos más caóticos luego de que delincuentes se infiltraran en las protestas y vandalizaran al menos 16 CAI de la Policía en diferentes sectores de la capital, especialmente en el sur y fueran destruidos locales comerciales. Más de 30 civiles y 13 policías heridos estaban siendo atendidos en distintos hospitales de la ciudad en estos momentos, sobre la una de la mañana.

En algunos barrios las calles se convirtieron en una batalla campal.

La misma alcaldesa, Claudia López, había solicitado al Ministerio de Defensa apoyo militar en las URI para evitar una fuga masiva de presos, que afectaría aún más el orden público de la ciudad.

«No hay ni habrá militarización en Bogotá. Helicóptero Halcón de la Policía llegó a asistir la logística de Policía en Suba, Bosa, Kennedy, de donde hemos tenido que evacuar policías heridos. Hago un llamado a la serenidad. Trabajamos con todas las instituciones para protegerlos», dijo la alcaldesa.

Le interesa: Mora, fresa y lulo son algunas de las frutas que no se consiguen en la CAV

La ciudad en muchas partes parecía un campo de batalla con CAI incendiados, fogatas en medio de las calles, empalizadas en avenidas, estaciones de TransMilenio destrozadas y locales comerciales saqueados.

«Bogotá sufre esta noche el ataque de criminales organizados que están siendo enfrentados por nuestra fuerza pública. Rechazamos enfáticamente estos atentados contra integrantes de la Policía. ¡Todo el peso de la ley a quienes persistan en la violencia!», dijo Iván Duque, quien  ya había anunciado que instalaría mesas de diálogo con la oposición y otros sectores para buscar salida a la grave crisis social.

«Hay que parar la violencia. Esta locura de destrucción y muerte no tiene sentido. Tenemos que se capaces como sociedad (todos) de decir no más a la violencia (venga de donde venga). Vamos hacia la autodestrucción», trinó Alejandro Gaviria, rector de la Universidad de los Andes.

En Cali  

El Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, en compañía de su equipo
directivo, se trasladó a Cali (Valle del Cauca) para hacer una primera valoración de los
elementos de prueba obtenidos por el equipo especializado de fiscales, que trabaja de
manera articulada con los grupos investigativos de la Policía Nacional y el CTI para establecer el origen de los actos vandálicos ocurridos durante los últimos días en la ciudad.

“Se ha logrado determinar que en los desórdenes y hechos vandálicos acontecidos en la
ciudad de Cali en los últimos días, hay estructuras ligadas al narcotráfico, ELN y a las
disidencias de las FARC que operan en el departamento de Cauca”, reveló el Fiscal Barbosa
Delgado.

El Fiscal Francisco Barbosa dijo que las manifestaciones están infiltradas por ELN y disidencias.

Por ahora, son investigados siete homicidios que tendrían relación con los desórdenes en
Cali; sin embargo, son verificadas las circunstancias en las que se presentaron otras muertes conocidas en el transcurso de la semana.