Nos alistamos para ‘El Niño’

En conjunto con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres se harán campañas para que los llaneros sepan cómo enfrentar el fenómeno de El Niño y mitigar sus impactos.

El Ideam recomendó este periodo de transición, que será diciembre, para que autoridades y campesinos tomen las medidas que estén a sus alcance para mitigar el impacto.

Un llamado a las autoridades operadoras de acueductos y a los agricultores de la Orinoquia hizo el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) para que se preparen a la temporada seca que se avecina en la región, y que daría la llegada al ‘Fenómeno del Niño’.

Aunque si bien es cierto que durante el mes de noviembre se presentaron intensas lluvias en diferentes partes del Meta y la Orinoquia continuando con volúmenes de precipitación importantes en el piedemonte llanero, los expertos en meteorología insisten en que solo hacen parte de las últimas precipitaciones, antes del ‘Fenómeno del Niño’, que se espera finalizando el 2018 y comenzando el 2019.

“Por esta razón, para las zonas con predicción de déficit en las precipitaciones (como los Llanos), se hace un llamado de atención a las empresas operadoras de acueductos urbanos y veredales, para una vigilancia de las reservas de agua y planeación y uso adecuado de la misma en los siguientes meses”, mencionó el Ideam en el más reciente informe del ‘Avance informativo sobre el monitoreo del fenómeno de variabilidad climática’.

Lea también: El clima cambiará el suelo

De hecho, los seguimientos que hace el Ideam con apoyo tecnológico de los satélites de Estados Unidos, indicaron que durante los primeros 10 días del mes de noviembre, las temperaturas máximas presentaron valores predominantemente por encima del promedio climatológico en varias de las principales ciudades del país.

Por ello a los campesinos de zonas como el Meta y los Llanos Orientales, se recomendó realizar mantenimiento óptimo y adecuado de los sistemas de riego, a fin de prevenir contingencias futuras, programar el acopio del recurso hídrico y gestionar uso racional.

De acuerdo con la entidad nacional de seguimiento meteorológico, para el mes de diciembre se espera que sea de transición entre la segunda temporada de lluvias y la primera temporada seca o de menos lluvias en las regiones del país, incluso la Orinoquia. La región Amazonía colombiana empieza a migrar hacia su temporada de máximas precipitaciones, esencialmente en el trapecio Amazónico. Para los meses de enero y febrero, las precipitaciones se reducen ostensiblemente en gran parte de los Llanos Orientales.

Le puede interesar: Instalarán estación de medición del comportamiento de los ríos en el Meta

Hay un 90 por ciento de posibilidades de que el fenómeno golpee con fuerza al país, por lo que el Gobierno Nacional presentó un documento Conpes en la que además de las estrategias para disminuir su impacto, se destinen 55.256 millones de pesos para apoyo especialmente a los agricultores.
“Estamos en la temporada de lluvias y es muy importante que lo entendamos, no obstante, está lloviendo menos de lo que estamos acostumbrados. Lo importante es comprender y prepararnos para lo que será la sequía a final de año y comienzo del próximo”, explicó el Ministro de Medio Ambiente, Ricardo Lozano.

El Ministerio de Agricultura anunció la semana anterior que ya tiene listos una serie de programas de alimentación para el sector ganadero, el lanzamiento de créditos blandos con el Banco Agrario, el uso de instrumentos financieros y campañas de promoción y prevención de vectores de enfermedades.

“Este Conpes permite recoger una serie de herramientas y recomendaciones tanto del Ministerio de Agricultura como de otras instituciones del Estado. Al mismo tiempo permite aterrizar la acción estatal con el fin de mitigar los impactos de corto, mediano y largo plazo”, explicó el ministro de Agricultura, Andrés Valencia.

A este esfuerzo por prevenir las acciones de ‘El Niño’ se unirá el Ministerio de Defensa, con el cual se implementará prevención ante la práctica de quemas controladas.