Pensamientos masculinos | Opinión

Por: Alberto Franco, Sacerdote, Congregación del Santísimo Redentor

Defensor de Derechos Humanos y ambientales

La “naturalización” de la realidad que vivimos por la costumbre y prácticas cotidianas nos impide ver sus dimensiones.

Con frecuencia, olvidamos que vemos la realidad desde el lado en que estamos, que la realidad tiene muchos lados y que desde cada lado se ve diferente. Más aún, la realidad de cada lado se ve del color de los lentes que tenemos que llevamos puestos (consciente o inconscientemente). Esto pasa con lógica patriarcal, reproducida por hombres y mujeres y raíz de las violencias de género.

Jesús de Nazaret crítica a sus discípulos porque: tienen ojos, ¿y no ven?; tienen oídos, ¿y no oyen? (Mc 8, 18), posiblemente, hace referencia a que no ven ni oyen lo obvio, lo que tienen al frente, quizá porque han “naturalizado” una manera de ver y oír.

Le recomendamos: Contra el cambio climático | Opinión

Sigamos abriendo los ojos para ver la realidad, real, en la que estamos inmersos (as), agucemos los oídos para escuchar las historias de dolor y sufrimiento generada por la lógica patriarcal y colonial en la que vivimos, para oír la narración de alternativas que están construyendo y los relatos de mujeres y hombres que muestran que es posible superar estas lógicas.

Gracias a las mujeres que me han ayudado a ver sus luchas heroicas, historia silenciada, muchas veces estratégicamente, por hombres y mujeres, que se niegan a asumir que la lógica patriarcal y colonial la llevamos dentro, sin darnos cuenta, sin pedirlo, sin quererlo y que nos genera una forma de ver y vivir la vida. Es como el aire que respiramos mecánicamente, sin tomar conciencia de que de la respiración depende la vida. Es urgente tomar conciencia del “aire” que respiramos.

También lea: Editorial | En la puerta del horno

Gracias a quienes me han ayudado a ver los lados de la realidad que yo no podía ver, por mi identidad masculina y porque la parte de “sistema que llevo dentro” me lo impedía. Sistema que nos lleva a actuar como no queremos y a hacer daño a quienes queremos. Este ver y darme cuenta ha sido doloroso pero liberador. Y está siendo doloroso, pero será liberador para hombres y mujeres, para la sociedad y para las iglesias.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter