Reubicación del gasoducto en Cumaral costó 818 millones de pesos

Por Camilo Gallo |

El proceso de reubicación del gasoducto en el sector de Villa Claudia, en el municipio de Cumaral, fue una obra que tardó en resolverse aproximadamente un año según explicó a este medio la secretaria de vivienda del Meta, Martha Isabel Serrano, por lo que se pudo dar entrega de 48 viviendas a familias que llevaban más de seis años esperando.

«Un de las prioridades del gobernador, Juan Guillermo Zuluaga, fue cesar la situación de riesgo que vivían las 487 familias que habitan la urbanización Villa Claudia. Duramos un año porque surgió la necesidad de imponer algunas servidumbres del paso de la línea, y otras que se lograron de manera voluntaria por los titulares de los predios colindantes», destacó Serrano.

Esta obra de realineamiento tuvo un costo de 818 millones de pesos dispuestos de recursos propios del departamento del Meta, quien asumió en su totalidad la intervención y las servidumbres a las que hubo lugar.

Lea también: Avanza construcción de la vía San José del Guaviare – Calamar

El peligro se reducía a la posibilidad de una explosión o exposición del gas ante algún mantenimiento a la línea de abastecimiento de gas de la empresa Trasportadora de Gas Internacional (TGI S.A), la cual pasaba por debajo de algunas viviendas de esta zona residencial, ante la falta de estudios previos a la formulación del proyecto.

«El aprendizaje de este proceso es la necesidad que la administración desde su área de planeación verifique de manera exhaustiva, para establecer que tipo de servidumbres atraviesan los predios donde se pretende construir o desarrollar proyectos de vivienda. Pienso que un estudio de títulos y un análisis de terreno nos va a permitir salir con la tranquilidad jurídica para intervenir predios que tienen la naturaleza y disposición final para ello», comentó a PDM la secretaria de vivienda del Meta, Isabel Serrano.

Este proyecto de vivienda de interés social se remonta al año 2015 en la administración del exgobernador, Alan Jara, donde el paso del gasoducto Cusiana que pasaba por debajo de una de las manzanas de la zona impidió la entrega de 48 casas.

Lea también: El reto de la vacunación rural en el Meta

La secretaria de vivienda y el gobernador del Meta realizaron la entrega de las llaves a los propietarios en días pasados, entre los que se encontraban 35 mujeres cabeza de hogar. Las casas cuentan con un área de 42 metros y se entregaron con sala, comedor, dos alcobas, baño, cocina, patio y cumpliendo las mínimas condiciones de habitabilidad.

”Esta es una bendición muy grande, todo el mundo sueña con eso, todo el mundo sueña con tener su propia vivienda y es muy grato recibirla el día de hoy”, manifestó Julián Peña, uno de los beneficiados.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter