Río Meta, vía de unión con el mundo

La navegabilidad del río meta es uno de los sueños de conectividad que tienen los llaneros.

Por Katherine Cruz

Desde siempre, el Meta ha sido un afluente con una importancia estratégica principalmente por su ubicación, por su conexión con el Orinoco y su posterior desembocadura en el Océano Atlántico. Desde La Colonia fue pensado como una ruta alterna a Cartagena para socializar y transportar pasajeros y productos.

La historia le ha dado al río Meta la posibilidad de ser una vía de comunicación entre Bogotá y los Llanos Orientales, temiendo en cuenta que todos los ríos que alimentan al Meta vienen de la Cordillera de Los Andes.

Durante el conversatorio ‘El río Meta: un proyecto de integración Nacional’, organizado por el Banco de la República, la antropóloga, Diana Carolina Ardila Luna, expuso el río en tres grandes proyectos donde exalta la importancia que aún tiene para la conectividad de regiones, ya que es navegable la mayor parte del año.

Le puede interesar: ‘Manguito’ se queda solo tras escándalo en la EMSA

Un ejemplo de ello es la ruta para llegar a Puerto Carreño (Vichada), pues resulta más fácil hacerlo por lancha desde el municipio de Puerto Gaitán (Meta), especialmente en temporada de lluvias, ya que la vía terrestre se vuelve casi imposible de transitar.

Del primer proyecto que habla es sobre integración y narra que integración es porque siempre los Llanos Orientales han estado divididos de Bogotá por una montaña, razón por la cual en la época de La Colonia los veían como una frontera.

“La región de los Llanos Orientales, al contar con una población tan dispersa, no fue fácil que los españoles la colonizaran, entonces la corona ordenó que los jesuitas fueran a evangelizar. Ellos muy rápidamente entendieron que los ríos eran espacios estratégicos para llevar a cabo sus proyectos, y así fue como el Meta se convirtió en un eje de integración. De una parte los ríos les proveían de un buen lugar de vivienda, agua, alimentos, espacios cultivables y de otra, los ríos eran importantes rutas de comunicación con los Andes y el Atlántico”, afirmó la antropóloga Diana Ardila.

Le recomendamos: Vía al Llano tiene 87 nuevos puntos críticos

Por otro lado, la antropóloga expresó que desde esa etapa de la historia de Colombia, el interés hacia los Llanos Orientales ha sido extraer sus recursos y quienes lo lograron lo hicieron a través del río Meta, por lo que ha sido catalogado como una frontera de recursos.

El segundo es un proyecto, dice Ardila, es agroexportador: Para el Siglo XIX se buscaba integrar la región a la economía mundial, por esta razón, empezaron a navegar el río Meta para establecer una ruta comercial entre Colombia y Europa. El interés era sacar los productos como café y maderas de los llanos, entre otros así mismo ingresaban muchos productos por este río, era de tan gran importancia que Ococué era el puerto más importante de los llanos.

Los historiadores relatan que el río se podía navega todo el año, por lo que se instaló una aduana y una embajada inglesa y francesa, debido al comercio que se movía por las aguas de este afluente. El éxito de este corredor se vio reflejado cuando empezaron con la navegación a vapor.

Lea También: Restringir motos: hora de cambiar de plan

“Para el año 1999 se contemplaba que los llanos orientales fueran despensa alimenticia para Bogotá y el mundo pero que hoy en día es un discurso muy vigente” afirmó la antropóloga.

El tercer proyecto es el de navegabilidad, iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (Irsa). En el año 2000 los mandatarios de Latinoamérica firmaron una propuesta para la estructura regional de Suramérica en la cual se plantea que el río Meta no es solo para conectar con el Atlántico, sino que en un sistema de trasporte donde se combine lo terrestre con lo fluvial para también conectar al Pacifico con el Atlántico.

Ardila afirmó que en el desarrollo de su investigación la Gobernación del Meta no tiene proyectado ninguna obra que vaya en beneficio de la navegabilidad del río y que el diseño está en la ciudad de Bogotá.

“Los tres proyectos que se plantearon de navegabilidad fueron hechos desde Bogotá y desde que llegó ha trasformado al río y la vida de las poblaciones locales, quienes adoptaron la visión del proyecto y reorganizaron sus vidas para no quedar excluidos de su territorio”, expresó la antropóloga.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter