Última hora
Un menor de edad era cabecilla de un grupo de disidencias de las Farc
jueves, 18 de julio de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

‘Seremos estrictos contra la extorsión’: nuevo director de la cárcel de Villavicencio


‘Seremos estrictos contra la extorsión’: nuevo director de la cárcel de Villavicencio 1
Edgar Horacio Ledezma, nuevo director de la cárcel de Villavicencio.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Edgar Horacio Ledezma asumió uno de los cargos públicos más complejos que pueden existir en Colombia: director de una cárcel. Aun así, está dispuesto a que el penal de la capital del Meta cambie su imagen.

Por Valentina Mejía

En marzo del 2018, brotes de varicela y paperas en la cárcel de Villavicencio, producto del hacinamiento, obligaron a cerrarla y emprender una intensa campaña de salud para controlarlos. En julio del 2019, la caída de uno de los muros en este mismo centro penitenciario demostró que no solo la salud de los presos, sino la estructura del edificio también estaba debilitada.

Pero apenas 10 meses después, en mayo del 2020, en plena pandemia, la cárcel se convirtió en el principal foco de contagio de virus de Covid-19 en el país, con más de 800 pacientes positivos.

Estas circunstancias no hacen fácil asumir el cargo de director de un centro penitenciario.

Lea también: ‘Solo con planeación cerramos brechas sociales’: Juan Carlos Zambrano

Por ello, a tan solo cuatro meses de haberse posesionado, el director del establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario de Villavicencio, Edgar Horacio Ledezma (E.L.) habló con Periódico del Meta (PDM), sobre las proyecciones que tiene en esta nueva dirección.

PDM: ¿En qué estado recibió la cárcel de Villavicencio?

E.L Ha sido un cambio muy grande porque vengo de direccionar el establecimiento penitenciario de Yopal, una cárcel más grande y nueva en infraestructura. Al llegar aquí me encuentro con un establecimiento cuya infraestructura es muy antigua, por ende, es ineficiente. Hemos identificado que, así como se cayó ya un muro, hay otros más que están a punto de colapsar. A eso sumémosle que se presentan falencias con el servicio de agua y luz.

PDM: ¿Qué acciones se han ido adelantando para solventar esas falencias?

E.L. Con el fin de evitar situaciones de peligro, tanto para el personal externo como para los privados de la libertad, nosotros estamos acudiendo a todos los entes de control y lógicamente a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), quienes son los responsables de la infraestructura de las cárceles. El objetivo es que nos colaboren para que agilicemos porque no podemos seguir esperando a que se nos venga otro muro abajo. Esto no solo preocupa por las posibles fugas de presos, sino por la tragedia que puede causar a la gente que vive a los alrededores. Esta es una zona muy transitada y la inestabilidad de esos muros representa un peligro latente.

PDM: ¿Para cuántos internos tiene capacidad la cárcel de Villavicencio?

E.L. La capacidad de la cárcel es de 895 privados de la libertad, pero en este momento tenemos 1.292.

PDM: El hacinamiento carcelario es evidente…

E.L. Claro. Actualmente el hacinamiento es del 46 por ciento aproximadamente. Durante la pandemia se alcanzaron a tener 2.300 internos, es decir, sobrepasamos el 100 por ciento de hacinamiento. Sin embargo, gracias a unos decretos nacionales, hubo mucha gente que salió en libertad y otros que fueron trasladados y, aunque no es el ideal, el porcentaje actual es manejable. Nosotros tenemos una fórmula decreciente que es que por dos privados de la libertad que salgan libres, recibimos un privado que está en la parte externa que lo puede tener ya sea Policía, URI o Fiscalía. Esa es la forma que se tiene para controlar que no sobrepasemos el hacinamiento.

PDM: ¿En qué condiciones se encuentran los internos?

E.L. En cuanto a salud, con la situación del Covid, estamos en cero casos positivos. Afortunadamente hemos hecho un buen control, aquí tenemos un grupo de sanidad. Además, la Secretaría de Salud está muy atenta, son los que prácticamente están dándonos las pautas y normas a cumplir, pero lo más importante es el cuidado que nosotros tenemos. De hecho, ya llevamos dos meses de haber reactivado las visitas presenciales, con unos protocolos de bioseguridad diferentes a como cuando inició la pandemia porque todo lo estábamos haciendo por medio de la virtualidad.

Puede leer: ‘Inversión de energía solar en el Meta ascenderá a $1 billón’: Diego Mesa

PDM: ¿Se han presentado casos de tuberculosis?

E.L. No son muchos, son aproximadamente tres casos, porque apenas se detectan se apartan y se inicia el tratamiento. Hemos estado haciendo pruebas y muestreos. Además, los entes de salud han estado muy de cerca controlando y supervisando que todo avance bien.

PDM: Cuéntenos sobre los procesos de resocialización de los privados de la libertad…

E.L. Aquí hay una coordinación que se encarga del tratamiento que se le da al interno para que su estadía sea más llevadera y, además, ayude a resocializar. Actualmente tenemos convenios con el Sena, quienes vienen a las instalaciones a dictar cursos, también con colegios y universidades. En estos momentos estamos preparando una obra de teatro porque fuimos seleccionados para presentarnos con la fundación de Johana Bahamón, todo eso ayuda al privado de la libertad. A su vez, tenemos una dragoneante que es la encargada de la comunidad terapéutica y tenemos a un capellán que nos ayuda también con la parte espiritual.

PDM: ¿Qué es eso de comunidad terapéutica?

E.L. Son privados de la libertad que son farmacodependientes, ellos, por su propia voluntad, aceptan pasar a esta comunidad. De esa forma, quienes decidan unirse, quedan aparte de los demás internos con unas normas diferentes, con el fin de ayudarlos a salir de esa situación. Precisamente son ellos quienes conformarán la obra de teatro…

PDM: ¿En qué momento inicia ese proceso de resocialización de los internos?

E.L. Desde el momento en el que ingresan, ellos empiezan a cumplir con unas fases, a medida que va transcurriendo el tiempo, pueden acceder a varios beneficios como el de resocializarse y otros que les permiten a ellos beneficiarse para hacer más corta la pena. Entonces tenemos proyectos productivos, panadería, talleres y demás actividades que les ayuda a redimir pena y lógicamente a la par también viene la resocialización.

PDM: ¿Cree que la resocialización ayuda para que los privados no reincidan?

E.L. A eso es a lo que le estamos apuntando, pero para eso necesitamos apoyo de los entes territoriales. Lo ideal sería elaborar unos planes que cobijen a los privados para que cuando obtengan su libertad, tengan algo que hacer. La idea es que desde la cárcel se vayan preparando y que cuando salgan puedan ejercer alguna actividad y no reincidan.

PDM: Hablemos de la extorsión carcelaria, ¿se han identificado casos en la cárcel de Villavicencio?

E.L. Sí, se ha recibido mucha información que desde acá se hacen llamadas extorsivas. La invitación es a la comunidad para que tengan mucho cuidado con todos los datos que suministran porque de eso es que ellos se aprovechan para pedir dinero. Ellos cogen un número de celular y si la persona a la que llaman cae, empiezan con su plan.

PDM: ¿Cómo se está controlando ese tema?

E.L. Nosotros diariamente hacemos operativos con el objetivo de incautar celulares y de estar atentos a todo lo que hacen los privados. Desde que llegué somos conscientes de esa situación, por eso hemos solicitado a la dirección del Inpec para que nos apoyen con grupos especiales, de igual manera trabajando de la mano con el Gaula Militar y de la Policía, para lograr disminuir este delito.

PDM: Hablando de delitos… ¿De qué trata el programa ‘Delinquir No Paga’?

E.L. De que los estudiantes de noveno y décimo grado se den cuenta cómo es un día en la cárcel, desde el momento en el que ingresan, cuando pasan a los diferentes pabellones, la inducción que se les da, la misma comida, el orden interno y de formaciones, para que no vayan a delinquir. También se comparten algunas vivencias de los privados de la libertad. Sin embargo, actualmente no podemos traer a los menores por el tema de Covid, entonces hemos estado visitando los colegios con unos profesionales de aquí del establecimiento y varios internos para que comenten sus vivencias y su historia de vida.

PDM: ¿Cuáles son esas proyecciones que tiene para esta nueva dirección?

E.L. Lo primero es organizarnos, tratar de mejorar la infraestructura, profesionalizar a los funcionarios y sensibilizarlos para que presten un excelente servicio. Vamos a ser muy estrictos con el tema de la extorsión carcelaria, continuaremos realizando operativos con Policía, Ejército y demás autoridades, para seguir identificando esos casos y poder frenarlos. Además, seguiremos insistiendo con la Uspec para que nos colabore con los problemas estructurales que tenemos y trabajaremos en mejorar todo el tema de tratamiento, todo lo que tiene que ver con la resocialización del privado para que no haya reincidencia a la hora de quedar en libertad.

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales