Terratenientes, principales responsables de la deforestación

Por: Katherine Cruz

Los mayores deforestadores son los terratenientes que han llegado a la Amazorinoquia a arrasar la selva para ampliar la frontera la ganadería extensiva.

Esta fue la principal conclusión de la mesa de diálogo de los gobernadores las comunidades y del director de la Parques Nacionales Naturales (PNN), Pedro Orlando Molano, desarrollada esta semana en Villavicencio para buscar soluciones a la problemática de la deforestación.

“La información que tenemos por parte de los campesinos es que las personas que están deforestando son grandes terratenientes que vienen a hacer fincas para la ganadería extensiva”, reiteró el gobernador del Guaviare, Heydeer Palacio Salazar.

Le recomendamos: Producción del pez dólar para mitigar efectos negativos en el ambiente

Por otro lado, el gobernador de Caquetá, Arnulfo Gasca Trujillo, también señaló a los culpables de la deforestación en su departamento: “los campesinos de a pie no tienen el músculo financiero para deforestar, por mucho tumban una hectárea para sembrar yuca o plátano, pero los grandes terratenientes llegan y les pagan a los campesinos para que derriben 300 o 500 hectáreas de árboles, esto es lo que causa la deforestación en los territorios”.

El director de PNN expresó que estas áreas protegidas tampoco están exentas de los grandes acaparadores de tierras que están deforestando los parques, actualmente cuentan con 62 áreas protegidas, eso da 20 millones de hectáreas y PNN hace parte del SINAC (Sistema Nacional de Áreas Protegidas), que tiene 31 millones de hectáreas.

“En los últimos 20 años en solo Parques Naturales se han deforestado más de 271.000 hectáreas, en los últimos 10 años, 106.000 hectáreas y el promedio de los años es de más de 10.000 hc. En el 2018, tuvimos 21.000 hectáreas; el año 2019, bajó a 13.000 hc, pero el año pasado subió por la pandemia”.

En los parques naturales de Meta, Guaviare y Caquetá, el promedio de deforestación este año ha sido de 7.000 hectáreas y lo que se busca es frenar esa tasa con alternativas que incluyan a las comunidades.

También lea: Desde hoy, deforestar puede tener hasta 15 años de cárcel

“La ganadería expansiva ha tenido que ver con la deforestación, en muchos de los casos ya ni siquiera es el narcotráfico sino los grandes acaparadores de tierra que obligan a los campesinos a deforestar. No es posible que acá hablemos de campesinos vulnerables cuando tienen 2.500 o 5.000 hectáreas y tienen más de 25.000 cabezas de ganado, esto de verdad no puede seguir pasando, cuando hablamos de campesinos es el que tiene cinco o 10 vacas”, puntualizó el director de PNN.

Soluciones  

Los gobernadores del Guaviare y de Caquetá coinciden que para detener la deforestación en sus territorios son importantes los diálogos, la presencia institucional y la inversión en las comunidades.

“Con eso solucionamos mucho porque si lo hemos venido haciendo los tres gobernadores de una forma articulada con los campesinos y alcaldes para evitar la deforestación y se ha mermando, yo creo que con más dialogo, presencia institucional e inversión social vamos a llegar al punto de que no haya más deforestación en los territorios”, expresó el gobernador de Caquetá.

Le sugerimos: Deforestando, hacían una carretera ilegal en selvas de Mapiripán

Para el gobernador del Guaviare una de las soluciones para acabar con la deforestación es la articulación de los gobiernos nacional, territoriales y la cooperación internacional, donde puedan enfocar los recursos, optimizándolos y hacer inversión social.

“Guaviare ha venido superando la deforestación a través del desarrollo de actividades agropecuarias sostenibles como la venta de frutos no maderables del bosque, esto ha logrado que las personas desarrollen productos amigables con el medio ambiente, igualmente el turismo de naturaleza que desarrollando también ha permitido que las comunidades sean las más beneficiadas porque son ellos mismos los que cuidan el bosque”.

Lea: 65 lecheros se comprometen con Acuerdo Cero Deforestación

Alexander Bocanegra Méndez, líder indígena de Caquetá, indicó que “las comunidades indígenas siempre hemos estado enfocadas en la conservación del medio ambiente, pero no hay otra forma más que la formalización de la tierra. Yo creo que, si avanzamos en eso, en darle responsabilidades a cada habitante de ese entorno en el que vive y que debe cuidarlo, teniendo bien a su familia yo creo que es la salida”.

Alguna de las soluciones que ya están desarrollando desde PNN tienen que ver con acuerdos de protección y conservación del patrimonio: “los habitantes de la zona empiezan a proteger los bosques y nosotros pagamos por la restauración, entregamos materiales para que ellos mismos restauren, así que son casi dos salarios que tienen muy importantes; además promovemos el ecoturismo y pago por servicio ambientales”, expresó el director Pedro Molano.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter