Versiones encontradas tras operación para frenar deforestación en el Meta

La Oper5ación Artemisa, en su cuarta fase, llegó a los parques de La Macarena y Tinigua. Foto: Ejército Nacional

La operación Artemisa, lanzada en abril del 2019 por el presidente Iván Duque para contrarrestar los altos índices de deforestación en el país, tuvo su cuarta fase la semana pasada con la llegada de unos 1.000 hombres al Parque Nacional Natural Tinigua y en La Macarena.

Las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales y el Ideam, desarrollaron las acciones. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo informó que durante la operación se retomó el control de aproximadamente 1.900 hectáreas deforestadas del Parque Nacional Natural Tinigua y que también fueron capturadas 20 personas (8 mujeres y 12 hombres), por su presunta responsabilidad en delitos ambientales.

Lo que las autoridades han dicho es que los grupos ilegales “están deforestando para sembrar coca, para seguir matando y acabando con el medio ambiente, seguir destruyendo y contaminando las fuentes de agua, de manera que aquí lo que hay que hacer es combatir el narcotráfico para que todos los colombianos podamos vivir y trabajar tranquilos”, dijo Holmes.

Le interesa leer: Dos soldados murieron en ataque terrorista en La Macarena

ONG denunció operativo

El operativo de choque fue denunciado por ONG de Derechos Humanos quienes aseguraron que hubo atropellos por parte de la Fuerza Pública. El Comité Cívico por los Derechos Humanos del Meta (Ccdhm), sostuvo que hubo agresión y que las víctimas han sido «comunidades campesinas que desde hace décadas han ocupado parcelas en los Parques Nacionales Naturales de Tinigua, Los Picachos y La Macarena».

Lo cierto es que la situación sí generó fuerte tensión que aún se mantiene este lunes, por lo que una comisión del gobierno y la Defensoría del Pueblo se han desplazado a El Tapir y El Rubí, veredas en donde se ha intervenido, con el fin de que  sean liberados dos soldados que fueron retenidos por la comunidad (secuestrados, dice el Ejército)

Agregó la organización que «la intervención realizada por la Fuerza Pública desde el pasado 20 de febrero del presente año, ha causado graves afectaciones a los derechos humanos, especialmente de niños, niñas y población mayor. Del mismo modo, resultaron
destruidas viviendas, bienes y cultivos de pancoger. En el desarrollo de los operativos también fueron detenidas varias personas, entre ellas menores de edad, y la comunidad retuvo a dos integrantes de la Fuerza Pública».

Alcalde de Uribe se solidarizó

El alcalde de Uribe (Meta), Marcelino Chacón, se solidarizó con los campesinos que han sido afectados con los operativos y mediante un video divulgado en sus redes sociales dijo que «las personas que viven en zonas de parques están en una encrucijada».

«En estos momentos las instituciones debemos garantizar los derechos humanos a los campesinos. No estoy en contra de los operativos ni en contra de proteger el medio ambiente, pero sí considero que se deben agotar las instancias del diálogo y agotar las instancias para generar la seguridad y tranquilidad y no volver a las escenas del conflicto que ya sufrimos», dijo el mandatario local.

Chacón, elegido por la Coalición Unidos por la Paz y la Defensa del Territorio, agregó que muy seguramente esas acciones de la Fuerza Pública generarán desplazamientos, desintegración familiar y se piuerde la confianza en la institucionalidad.

Criticó a las multinacionales porque según él  también están contaminando el medio ambiente.

Marcelino Chacón, Alcalde de Uribe, durante el video que circula en las redes sociales apoyando a los campesinos.

Por su parte, el Procurador General, Fernando Carrillo, dijo en su cuenta de Tuiter que ordenó  «al Procurador Delegado para asuntos Ambientales instaurar una denuncia penal y constituirse en representante de la naturaleza como víctima, para que se investigue si hubo manos criminales en el incendio en Caño Cristales en la Serranía de La Macarena».

Le interesa: Incendios en La Macarena ya fueron apagados

Holmes Trujillo indicó que la Fuerza Pública “está comprometida en recuperar los daños causados por la deforestación, proceso que puede durar entre 7 y 10 años para tener una cobertura forestal suficiente que permita el retorno de algunas especies de animales”.

El Ministro fue contundente al recordar las gravísimas consecuencias de la invasión de áreas de especial importancia ecológica y la deforestación, pues “aniquila la flora y la fauna, amenaza especies como el oso hormiguero y el loro real, y acaba con nuestras fuentes de agua”.

Aseguró que detrás de la deforestación del Parque Nacional Natural Tinigua están los Grupos Armados Organizados residuales (GAOr) que buscan utilizar estas zonas protegidas “como áreas base y corredores de movilidad para actividades criminales, que comprometen no solo recursos estratégicos de la Nación, sino la vida, la integridad y los derechos de las comunidades”.

La Defensoría del Pueblo también se pronunció y dijo «se exceden todos los límites. El incendio provocado contra la Serranía de la Macarena a la altura de Caño Cristales es un atentado contra la humanidad».

Importancia de la región

El Parque Nacional Natural Tinigua es fundamental para la vida de los colombianos, pues conjuga los ecosistemas de las regiones Andina, Amazónica y de la Orinoquía. Acá se regula el agua para Bogotá y la región Central, por ejemplo, y además si protegemos y restauramos la función ecológica de estos parques amazónicos vamos a tener agua segura en las temporadas secas.