Yostimar Prada, del contrapunteo a la piqueria

El estudio juicioso de las diferentes formas de improvisación, lo han llevado a ser uno de los mejores en su clase.

Por Katherine Cruz

Más conocido como ‘El Coplero Guameño’, Yostimar Prada nació en la vereda Las Guamas del municipio de Paz de Ariporo (Casanare); creció en el campo cantando, arreando ganado y desde niño improvisaba coplas.

En el año 2009 participó como coplero en el Festival Estudiantil el Garcero del Llano y por primera vez sintió la sensación de la conexión con el público a través de sus rimas: “la gente aplaudía las coplas y a mí me gustó porque avivaban y de ahí en adelante no he dejado de improvisar coplas para Casanare, para Colombia y el mundo”, asegura Yostimar.

Del 13 al 19 de octubre pasado, en Valledupar, se llevó a cabo la versión 54 del Festival de la Leyenda Vallenata. Dentro de las categorías más tradicionales estuvo la del ‘Rey de la Piqueria Mayor’, una de las más complicadas, en la cual este año había 42 concursantes inscritos, de los cuales se presentaron 36. De estos, pasó a semifinales un grupo de 20 y a la gran final quedaron seis verseadores costeños y el llanero se trajo el título “gracias a su impecable presentación”, como dijo el jurado.

Le recomendamos: Jessi va en solitario

“Fue una experiencia maravillosa estar en el Festival Vallenato, lo de este año es resultado de muchos años de estudio cuidadoso cultural de la piqueria vallenata, cinco años estudiando este género y otros tres años concursando. Participé inicialmente en el 2019 y 2020, que fue una edición virtual, y este año que se dieron las cosas, gracias a Dios”, indicó Yostimar Prada.

El artista explica que la diferencia entre el contrapunteo y la piqueria es la estructura musical: “en el Llano cantamos cantatas populares donde riman los versos pares, en la piqueria vallenata se improvisa en cuarteta real, redondilla, sencilla y décima, esa es la diferencia de la estructura de la copla”.

Este gran artista llanero inició su carrera desde muy joven en los festivales llaneros, en los diferentes torneos en Colombia y Venezuela, donde siempre lograba ocupar posiciones importantes; en el 2017 empezó a participar en los festivales nacionales de trova paisa y logró ser virrey de trovas paisas en el Festival Velas y Faroles de Quimbaya (Quindío), después de hacer un recorrido por la trova decidió participar en Festival de la Leyenda Vallenata.

Lea: El recuerdo del ‘Tío Pepe’

El Coplero Guameño afirma que ha logrado sus triunfos gracias a su disciplina para estudiar el repentismo.

“Dios nos dio el talento del repentismo, de la improvisación, con el paso del tiempo vamos perfeccionando el talento, he sido un eterno enamorado y estudioso del arte del repentismo, un estudioso del verso improvisado no solo de la cultura llanera sino las diferentes expresiones universales que tiene el repentismo, de la piqueria vallenata,  de la trova paisa, del rajaleña, de las coplas boyacenses, de la décima que se improvisa en Cuba, he estudiado el torrente de gallino picao en Panamá. Este es el resultado de un estudio que se hace para profesionalizar el arte y dar resultados positivos”, manifestó el casanareño.

A parte de estudiar, constantemente está leyendo para estar actualizado en cultura general, con las tradiciones, vivencias y noticias actuales, porque no se sabe en qué momento de sus presentaciones le corresponda improvisar un tema cultural o de actualidad.

También lea: Darío Robayo: amor por el arpa que cruza fronteras

Para este artista la piqueria vallenata, la trova paisa y el contrapunteo son expresiones culturales complejas porque es repentismo y es de mucha concentración al momento de subirse al escenario.

Prada sostiene que el contrapunteo es muy importante y parte fundamental de la cultura llanera por eso recomienda trabajar mancomunadamente y exponer en diferentes escenarios la cultura llanera.

“Debemos trabajar todos unidos por el rescate, la promoción y la divulgación del contrapunteo llanero, que además este es parte el patrimonio cultural de la nación, nosotros somos parte del patrimonio, debemos tomar el ejemplo de las culturas que están unidas y proyectadas a apoyarse, entre los cultores muchas veces los copleros o artistas nos quedamos en los mismos lugares, pero tenemos que ser osados, salir y además de eso mostrar nuestra cultura y capacidades en otros espacios para que Colombia y el mundo voltee la mirada a la región de los llanos”, puntualizó Yostimar.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter