“La Gobernación debe tener una cárcel”: director cárcel de Villavicencio

‘Podríamos tener un descalabro social’

La construcción de un nuevo centro carcelario para Villavicencio es uno de los retos que tiene el Gobierno, sin embargo el camino no parece fácil.

El capitán (r) Miguel Ángel Rodríguez (M.R.), es el director de la cárcel de Villavicencio. Hace tres años recibió las riendas de esta penitenciaria, que lleva más de 40 años en pie y tiene graves problemas de hacinamiento.

Aunque confiesa que durante el tiempo que lleva en la dirección no ha tenido que vivir situaciones de gravedad dentro del penal, sí ha tenido que lidiar con la presión de los medios de comunicación y diversos sectores, tras la caída de uno de los muros externos de la prisión, y su reconstrucción, que avanza sobre la marcha.

 El director del centro carcelario habló con Periódico del Meta (PDM) sobre el avance de estas obras, así como del progreso que ha tenido el proceso de construcción de una nueva penitenciaria para la capital del Meta y, a su vez, de las medidas que se han adoptado en la cárcel para mantener la seguridad y evitar intentos de fuga mientras se ejecutan estos trabajos, que se prevén estén terminados a mediados de diciembre.

PDM: ¿Cuántos recursos se van a invertir en la reconstrucción del muro que se desplomó? 

M.R: El monto no lo puedo decir la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), entidad que maneja el recurso de las cárceles en el país, es un instituto diferente al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario(Inpec). Pero sí les puedo decir que se contrataron 371 metros lineales de muro. Eso reconstruirá el muro que colapsó el 25 de julio y que de manera controlada se tumbe y se reconstruya el muro que forma la L, contiguo al mismo que cayó, el cual también amenaza con colapsar, según la Oficina de Gestión del Riesgo del municipio.

PDM: ¿Cuándo culminarán estas obras?

M.R: La fecha límite que tiene el consorcio Uspec-2018, encargado de ejecutar las obras, es el 18 de diciembre.

Lea también:“El voto puede transformar realidades” 

PDM: ¿Cuáles son los patios afectados con la caída del muro?

M.R: Los dos patios están afectados con la caída de esta infraestructura. En el patio Santander hay 508 internos, y en el patio Colombia 1.297, todos han tenido que amoldarse a la situación.

PDM: ¿Se ha reforzado la seguridad?

M.R: Sí. Tenemos unos dispositivos especiales que son coordinados con la Policía y el Ejército, ellos nos apoyan con la seguridad externa del centro carcelariomientras nosotros nos encargamos de la seguridad en la parte interna, y así evitamos que se presenten intentos de fuga.  

PDM: ¿Cuáles son esos dispositivos especiales?

M.R: Hemos restringido algunos sitios para la movilización diaria de los internos, esto hace que ellos tengan que estar en unos espacios más reducidos. También, hemos restringido las visitas, que antes eran de tres familiares a uno. Por motivos de seguridad, y la situación actual del centro carcelario no podemos tener un elevado número de visitantes.

Le puede interesar: “Sobretasa en la energía la pagarán estratos 4, 5 y 6”

PDM: ¿Se planea hacer otras obras

M.R:  Se tiene previsto que para el 2020 se va a realizar la construcción del nuevo rancho o cocina, para los internos.Aún no sabemos cuánto dinero se va destinar para esta obra o de cuánto va ser su área.

PDM: ¿Cuál es el hacinamiento hoy?

M.R: Con la ida de las internas, tuvimos un respiro. Pero aún así el hacinamiento es de un 85 %.En el momento tenemos 1.805 internos, y la capacidad de la cárcel es para 1.000 presos. Pero el hacinamiento no es solo en la cárcel de Villavicencio, la metropolitana tiene 150 internos pendientes de ingresar a la cárcel, fuera de lo que tiene el batallón Albán, y los grupos especiales. Es una situación verdaderamente delicada. La cárcel de Villavicencio cubre las necesidades de Puerto Gaitán, Puerto López, Paratebueno, Medina y La Macarena. También esperamos internos de la ciudad de Cúcuta.

PDM: ¿Para dónde fueron trasladadas las internas?

M.R: Teníamos 203 internas que fueron distribuidas en establecimientos carcelarios del país; otras fueron enviadas a la penitenciaría de Acacías.  

Aquí: ‘Meta no puede seguir aislado del mundo, por vías

PDM: ¿Y por qué hay hacinamiento en estaciones de policía y la URI?

M.R: Los internos que se encuentran condenados, según el Código Penitenciario y Carcelario, son de responsabilidad del Inpec, y aquellos que se encuentran sindicados, es decir, que todavía no han sido vencidos en juicio, son responsabilidad de Gobernaciones y Alcaldías. La Gobernación debería tener una cárcel departamental y cada municipio debería tener su cárcel, pero como no los tienen, nos piden apoyo.

PDM: ¿Cómo avanza la construcción de la nueva cárcel?

M.R: El 8 de octubre del año pasado vino el Presidente de la República, y en ese momento la Gobernadora y el Alcalde manifestaron la intención de donar un lote para la construcción de la nueva cárcel, pero en repetidas ocasiones fui a la Alcaldía por la carta de intención, que pedí se formalizara, y nunca me la dieron y eso que fui personalmente.

Lea:

PDM: Si le dieran esa carta, ¿cuál sería el paso a seguir?

M.R: Llevarla al Inpec y a la(Uspec), para que hagan una serie de estudios, que vengan a ver si el lote sí es apto, porque esa infraestructura no se puede construir en cualquier lugar. Pero mientras no exista esa carta no se puede iniciar el proceso.

PDM: ¿Se erradicaron las enfermedades al interior de la cárcel?

M.R: Ya no tenemos casos de TBC ni de varicela al interior de la cárcel. Sin embargo, cuando aparecen son duras de manejar, por el hacinamiento que hay en la penitenciaria.