Ale Waters, corazón urbano en el Llano

María Alejandra Aguas Restrepo, es una villavicense de 21 años extrovertida, talentosa y perseverante, y estudiante de Comunicación Social, que ha representado a nuestra ciudad y departamento en diferentes tarimas a nivel nacional, además, ha revolucionado en la capital del Meta al interpretar un género tan criticado y polémico como lo es el urbano.

‘Ale’ como la identifica su familia, amigos y compañeros, es la tercera de cuatros hermanos que adoptó su nombre artístico tras una experiencia que vivió en el colegio, ya que su profesora de inglés al llamar a lista pronunciaba su apellido en el idioma extranjero, siendo adoptado por sus compañeros y conocidos como un apodo que la acompañaría durante su formación musical.

Inició en el arte de cantar cuando tenía 11 años de edad en la iglesia a la que asistía con su familia. Su mamá, Angélica Restrepo, la escuchó cantar durante un viaje que realizaban en auto, año tras año, al municipio de Sincelejo (Sucre). Ellos cantaban durante sus largos trayectos, logrando identificar que la voz de su hija sobresalía por su belleza, y que su talento se podría resaltar.

“mi mamá un día en uno de esos viajes le bajó el volumen a la música, y yo estaba distraída por lo que seguí cantando, al escucharme dijo <<canta como lindo>> pero no sabía si era el oído de mamá, pues ellas siempre le dicen a uno que es lindo, y que todo lo de uno es lindo, entonces después me llevó donde un profesor de técnica vocal, de acá de Villavicencio, que pertenecía a la iglesia” afirmó Waters.

Lea también: Cimarrón: primera gira sin ‘Cuco’ Rojas

El músico prestaba el servicio en la iglesia a la que asistía Ale para organizar la oración y alabanza de la misma, quién al escucharla identifico sus fuertes y falencias, lo que le ayudaría a iniciar su proceso de formación profesional con él.

Tras su avance vocal, la iglesia le brindó el espacio a María Alejandra para que realizara ‘especiales’ durante la oración, lo cual era cantar en medio del culto sola una canción, llamando la atención de los feligreses.

Entre sus experiencias musicales, comentaba que aprendió a tocar el ukelele gracias a un engaño a una de sus amigas, cuenta que su amiga llevó el instrumento a su casa para mostrarle y sin embargo no lo sabía interpretar, Waters había estado en algunas clases de guitarra por lo que supo hacerlo sonar. Su amiga le prestó el instrumento para que Ale se aprendiera una canción, la cuál le enseñaría después, sin saber que ella aprendería a interpretar el ukelele por medio de tutoriales en la web.

Ella disfruta de poder compartir su talento, en el colegio se inscribía en concursos de canto y talentos donde al pasar al frente siempre ganaba, eso la motivaba, así que cursando sexto grado y con ayuda de un compañerito que interpretaba la melódica, ganó sus primeros $100.000 mil pesos, abriendo su camino a nuevos concursos en otros municipios en donde resultaba ganadora, hasta que obtuvo el segundo puesto, y tomaría la difícil decisión de no volver a concursar.

Lea también: Cinco lugares gratis para disfrutar de Villavo

Una luz en la tarima

Para Ale Waters, estar en una tarima trae sensaciones que no se pueden describir, comenta que cuando cantaba en la iglesia su padre soltaba unas lágrimas al verla cantar, por lo que ella lloraba al verlo llorar, sin embargo, se sentía en confianza por que conocía a la comunidad a la que le cantaba.

“cuando me subí por primera vez a una tarima, ¡ay! Tu ves toda esa gente, pero no le ves la cara a las personas, te sientes un poco confiado por que cantas en general, y le cantas a alguien que no alcanzas a ver por que estás lejos, pero sientes un cosquilleo en todo el cuerpo, eso es inexplicable”. 

Cuando María Alejandra llegó a su madures se inclinó por interpretar el género urbano, ella asegura que se inspira en la soledad, “me gustan todos los géneros, conocí una persona que me ayudó con el urbano y él me decía <<mira es que en reguetón tu tienes que tener una imagen, tienes que marcar la diferencia y tener tu estilo>> entonces empecé a cambiar mi look” manifestó Waters.

Su madre que se convirtió en su manager, manifestó que la apoyaría sin importar el género a interpretar, es dónde comienzan el proyecto de grabar una canción, sin imaginar que sería víctima de una estafa.

Lea también: Cabalgatas, práctica para el turismo

‘Ya no te creo’ se llamó la canción, haciendo alusión sin querer a los problemas que enfrentó con el productor, ella expresó que “hubo una estafa con el dinero, fue en Bogotá, y era la primera canción que iba a grabar de reguetón, entonces el se desapareció, la canción quedó mal producida, cuando escuché la canción me pregunté ¿qué pasó con la canción? eso no era lo que yo quería, me desanimé pero se abrieron puertas”.

Ale Waters se ha presentado en diferentes escenarios a nivel nacional, entre algunos, se presentó en la Universidad Javeriana en Bogotá, en la caminata de la solidaridad, entrar a esta tarima es muy complicado y ella era la única representando al Meta allá según expresa, en el Festival de la Cosecha Llanera de Granada, también se presentó en el mundial de coleo de Villavicencio en 2019, en el Festival de Verano, entre otros.

‘Neptuno’ su proyecto musical mas reciente, fue vendida a el DJ Dustin, uno de los DJ’s que trabajan con ‘Fumarato’ obteniendo así los derechos de producción de la canción. Ale es una mujer innovadora que, gracias a su creatividad, está creando tendencias y abriendo una posibilidad más a las mujeres cantantes de la región en los géneros de ‘Electrónica’ y ‘Reguetón’.

“Esas cosas me motivan, me di cuenta que cada vez que innovo me va bien, quiero que Ale sea una cantante urbana estilizada, quiero que se marque esa diferencia, por que cantar reguetón no significa hablar todo el tiempo de sexo y drogas… Pese a que en la ciudad no hay mucha plaza para las cantantes del género urbano, eso no tiene nada que ver, es como cuando te dicen esa universidad no es buena, todo depende solamente de uno, si perseveras, te puedes ir al último pueblito pero la gente te va a conocer” expresó la artista.

Ale Waters espera que su nuevo trabajo musical se culmine en abril del presente año, y comentó que podría estar involucrado algún DJ en su proyecto.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter