domingo, 16 de junio de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Alza de gas amenaza economía popular


Alza de gas amenaza economía popular 1
La situación impacta negativamente los ingresos de familias de bajos recursos.
Pd
Periodico del Meta

COMPARTE

La coyuntura económica ha provocado, además de carestía, un aumento significativo en el precio del gas, uno de los combustibles esenciales para el rebusque de familias, quienes con la venta de alimentos consiguen dinero para subsistir. 

Los vendedores de comida callejera parecen ser los más afectados por el incremento en el precio del gas propano, o conocido como el gas de pipeta, lo cual sumado a la carestía de las materias primas para sus productos, conlleva a perder poder adquisitivo.

La pipeta la compraba en $78.000 y ahora está en $90.000. Este incremento me ha llevado a reducir la cantidad de comida y a subirle cerca de 200 pesos más a las empanadas, por ejemplo. Las ganancias con épocas anteriores oscilaban en un día en $40.000, ahora me gano cerca de $25.000 o a veces $30.000”, dijo Carlos, un vendedor de empanadas en el barrio Chapinero de Villavicencio. 

Y es que las compañías de gas reportaron un incremento del precio de venta al público de un 13%, lo que representa un alza del orden de $12.000. De acuerdo con datos de Gasnova, el gremio que agrupa a las compañías que distribuyen GLP,  cerca de 110.157 familias en el Meta, usan gas propano, lo que representa que unas 440.629 personas dependen de este servicio en el departamento. 

La escalada del precio se explica porque Ecopetrol terminó el descuento que le mantenía a los distribuidores del país y tras una modernización en sus plantas, debió ajustar tarifas de venta. 

La situación, que tiene el agravante de impactar a quienes tienen menos recursos económicos, ha hecho que muchos tengan que recurrir a otras estrategias de producción y venta de comida. 

Lea: Villavicencio continúa con expansiones ilegales

Las proporciones se reducen al tener que pagar más por un servicio como el gas, y es una forma de contrarrestar el déficit, también ante el aumento del precio de los alimentos; el gas está relacionado directamente con la producción de alimentos, y eso por ende afecta las utilidades quienes dependemos de ello”, agregó. 

Jimmy González, también vendedor de empanadas en la ciudad, asegura que justo el gas propano es el que más ha incrementado y ha golpeado sus finanzas.

Siempre se siente el golpe; semanalmente se está uno gastando un cilindro de gas que antes valía $52.000, luego empezó a subir gradualmente, pero ya lo he adquirido hasta en $80.000. Gastándose uno cuatro pipetas al mes, es un gran gasto”, aseguró. 

Para Fanny Acuña, quien lleva 13 años viviendo en Villavicencio de la venta de comida informal y su principal fuente de ingresos, la situación tampoco es fácil:  “ahorita se está sacando menos producto y el consumo del gas es más alto. Antes sacaba hasta 100 empanadas, dejamos de hacer empanadas y el gas igual presentó incrementó, pagaba cerca de $50.000 y ahora me llega por 80.000 pesos”. 

Agrega que la situación repercute mucho en sus ganancias, porque “al pagar un recibo tan caro he tenido que mermarle a la cantidad de producto para así mismo no gastar tanto servicio. Todos los días cada cosita cuesta más. Si uno ganaba antes el 50% ahora queda por ahí el 20% de ganancia”, sostuvo la vendedora informal. 

Préstamos blandos

Para el economista, Fernando Moreno, quien ha trabajado con comunidades vulnerables en Villavicencio, será inevitable que los precios de productos como las empanadas, las pizzas y las demás comidas rápidas que venden en la calle suban de precio.

En su concepto, no solo es por el alza del precio del gas propano sino porque los demás insumos de la producción también se han encarecido, lo que ha desencadenado una recesión en la economía que la sienten en especial los comerciantes formales. 

Puede interesarle: Villavicencio, nuevamente con la gasolina más costosa del país

A los bancos, ofrecer créditos a este tipo de emprendedores, no les interesa, entonces queda la banca de segundo piso o los préstamos que pueda hacer la alcaldía o la gobernación con los empréstitos de Bancoldex, pero el problema es que nuestros mandatarios no tienen políticas claras de incentivos a los microempresarios. Ellos son los responsables de conducir la economía de la ciudad y el departamento y no lo hacen”, agregó. 

La situación además afectaría también a los consumidores, quienes tendrán que seguir comprando alimentos a un precio mayor y hasta recurrir a otras fuentes de consumo. 

Una hipótesis, que augura Moreno, es que, ante la carestía del ‘corrientazo’ en los restaurantes, a la gente la tocará comer empanadas con gaseosa, así hayan subido de precio porque ya no podrá almorzar como lo hacía antes. 

Algo es claro y es que la disponibilidad de gas en un hogar hace parte de la calidad de vida de una persona y si el gas propano se encarece, pues menos personas, en especial de la zona rural podrán acceder a este elemento”, precisó el economista. 

Una de las acciones que permitiría mitigar las alzas permanentes en los precios sería ampliar a todos los departamentos los subsidios al consumo en cilindros para estratos uno y dos, y comunidades étnicas, ya que solamente cubre a 250.000 familias en cinco departamentos entre los que no está el Meta”, afirmó Felipe Gómez, director ejecutivo de Agremgas.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


Pd
Periodico del Meta

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales