Cinco días completó Ecopetrol atendiendo emergencia con nafta en Acacías

Desde el pasado viernes los operarios de Ecopetrol buscan mitigar el impacto de la emergencia en el río San Francisco.

Una emergencia ambiental que ya completa cinco días tras el derramamiento de nafta sobre el río San Francisco de Acacías, atienden funcionarios especializados contratados por Ecopetrol.

El incidente se presentó en la vereda Montebello, de ese municipio, cuando el tubo que transporta el químico, utilizado en la industria petrolera, se fisuró provocando el derrame.

Buscan que animales no lleguen al sitio del derrame para evitar que tomen de esa agua. Foto: Cortesía Ecopetrol

Los testigos dijeron que este diluyente cayó desde el pasado viernes al río el San Francisco, causando un daño ambiental de grandes proporciones. La Corporación para el desarrollo sostenible del área especial de La Macarena (Cormacarena) realizó una visita en el sector para evidenciar las afectaciones que este derrame causó.

Le interesa leer: Ecopetrol debe hablar

Durante la visita, la Corporación evidenció la afectación al caño San Francisco, por lo que la entidad ordenó la identificación de usuarios aguas abajo del punto del siniestro, de tal forma que garanticen que no vayan a utilizar el recurso hídrico hasta superar la emergencia, mientras se realizan los estudios de calidad del líquido.

Así mismo Cormacarena solicitó a Ecopetrol varias acciones por el derrame de nafta en la vereda Montebello.  La primera medida fue la suspensión inmediata de la línea de naftaducto que conduce del Cluster 8 al Cluster 38 hasta que se identifique plenamente el punto de fuga y se subsane el evento. Además, pidieron un estudio, inventario y la atención prioritaria a especies de fauna silvestre perjudicados por el derrame del diluyente de crudo.

Lea también: ‘A Bioenergy la quebró la corrupción’

El análisis de la Autoridad Ambiental estima la afectación de por lo menos tres kilómetros alrededor del caño, por lo que también indicó la necesidad de implementar barreras oleofílicas como mínimo cada 200 metros en la ronda de la quebrada San Francisco y afluentes que sean necesarios. En total realizaron 16 requerimientos a la empresa petrolera con el fin de mitigar el suceso.

Los operarios han instalado elementos para evitar que la mancha se propague. Foto Cortesía Ecopetrol

Por otro lado, Ecopetrol por medio de un comunicado informó que un equipo de ocho personas liderado por un biólogo de profesión, diariamente hacen recorridos por el caño San Francisco para identificar especies y asegurar su correcto manejo.

Igualmente, informaron que instalaron dos mallas de aislamiento dentro del cauce del caño (aguas arriba 100 m del área del incidente y 10 m antes de la desembocadura con el río Orotoy) con el propósito de evitar la migración de peces hacia el área de atención del evento.

De igual forma, expresaron que todos los días realizan labores de ahuyentamiento de especies como aves, mamíferos y reptiles, entre otras, para evitar que se acerquen al sector y tengan contacto con el agua del caño San Francisco.

Le interesa: ‘Meta tiene potencial para descubrir más petróleo’ 

Para la protección del caño, expresaron que trabajan 17 personas en el mantenimiento y control del buen funcionamiento de las barrearas instaladas, quienes realizan recorridos de inspección y mantenimiento periódicos cuatro veces al día.

Ecopetrol confirmó que, por medio de un laboratorio ambiental, acreditado por el IDEAM, realiza el monitoreo diario de la calidad del agua para determinar los componentes fisicoquímicos e hidrobiológicos, ya que de este afluente depende el ganado de varias fincas y familias de la zona.

Fuentes del sindicato de trabajadores de la USO, dijeron que este miércoles harán visita de campo al lugar donde ocurrió la emergencia, para evaluar de qué forma ha sido atendida la emergencia.