8 años del colectivo Bicinavegantes

Bicinavegantes es un colectivo sin ánimo de lucro que para sostenerse participan de diferentes actividades, como rifas.

Cuando a inicios del año 2012, Jairo Álvarez, padre de Marco, le propuso a su hijo crear un colectivo para los amantes de la bicicleta, que permitiera promocionarla como medio de transporte, este no dudó en seguirle la cuerda.

Este ecólogo de la Universidad Javeriana, uno de los fundadores del colectivo Bicinavegantes en Villavicencio, se considera un ciclista urbano desde los 16 años; recuerda que a la universidad iba en bicicleta y sabía que este vehículo es una de las esperanzas del transporte alternativo en el mundo.

“Debemos ser conscientes de cómo nos transportamos y como aportamos al cambio de la movilidad”, asegura Marco.

La primera bicicleta la tuvo a los cinco años, fue un regalo de Navidad de sus padres, era una BMX color verde fluorescente y con rines de pasta; sin embargo, no olvida una bicicleta clásica que tuvo en su adolescencia: “fue a los 16 años cuando hacía parte de una tribu urbana y se reunían a escuchar (música) ska, allí la mayoría de integrantes teníamos bicicletas clásicas o panaderas como las llaman popularmente”

Le puede interesar: La música como proyecto de vida

Ya han pasado ocho años de ese primer bicipaseo por la capital del Meta, que se extendió a otros grupos de la ciudad, aunque últimamente por las restricciones de la pandemia sin mayor actividad.

Bicinavegantes

Desde el inicio, Marco fue responsable de organizar las rutas: “cada miércoles en la noche y domingos en la mañana, hacíamos una ruta por las calles de Villavicencio, queríamos que la gente se diera cuenta de cómo era de fácil movilizarse en cicla”.

Marco recuerda que en el colectivo Bicinavegantes iniciaron 13 personas que hacían parte de un grupo llamado ‘Indignados del Meta’, entre ellos nombra a Jimena Rivera, ‘Majarita’, Javier Ruiz y Nilson Arana. Asegura que el promedio de personas que participaban de los bicipaseos, antes de la pandemia, era de 400 personas, pero entre el tercer y cuarto año se reunían hasta 800 personas en una sola ruta.

Bicinavegantes reúne a todo tipo de personas, desde amateurs hasta profesionales, lo único en común que deben de tener es disfrutar la ciudad desde una bicicleta. A los bicipaseos asisten personas de todas las edades, bebés que son llevados por sus padres en sillas acondicionadas en las ciclas, hasta personas mayores de 70 años.

Le recomendamos: El ‘corazón tridente’ de Javier Eduardo

Es por esto que desde el inicio se diseñaron tres tipos rutas, la básica que tiene un recorrido de hasta 12 kilómetros y se desarrolla en terreno plano. Esta ruta es ideal para amateur.  Para quienes tienen ya una experiencia en recorridos, está la ruta intermedia, que tiene un trayecto de entre 10 a 25 kilómetros. Para los profesionales o quienes tiene una mayor capacidad física, está la ruta avanzada en donde los recorridos superan los 30 kilómetros.

Durante cada recorrido se realizan paradas para que el grupo de vuelva a unir: “Siempre hay biciusuarios que se quedan del lote, y en las paradas los esperamos, por ejemplo, en el recorrido Plaza Libertadores – Fundadores, realizamos una parada en el Siete de Agosto y otra en el monumento al Cenit”,  dice Marco.

Las salidas, hasta antes de la pandemia, eran desde la Plaza Los Libertadores en el centro de Villavicencio, allí se citan los miércoles a las siete de la noche y parte a las 8:00 p.m. los domingos la cita es a las 7:00 a.m y regularmente van a un municipio cercano.

Marco espera que iniciativas como bicinavegantes incentive el uso de la bicicleta como medio de transporte: “en el 2013, un año después de la creación de Bicinavegantes, la Universidad Nacional realizó un estudio que indicaba que en Villavicencio se realizaban 43.000 viajes en un día, hoy se calcula que se estén realizando 85.000 diarios”.

Un viaje es un trayecto ya sea laboral o para realizar diligencias. Estas cifras de la Universidad Nacional no incluyen los trayectos que se realizan por recreación.

También lea: Danice, ilustradora por vocación

Sin embargo, para lograr aumentar este número de viajes y teniendo en cuenta que según Eder Muñoz, secretario de Movilidad de Villavicencio, el 45 por ciento de quienes se movilizan en la ciudad lo hacen a pie, es necesario mejorar las condiciones de seguridad en la ciudad. Otro factor negativo para el uso de la bicicleta como medio de transporte, son las altas temperaturas: “nadie quiere llegar sudando al trabajo o el estudio”, dice Marco.

Marco aspira a que la capital del Meta continué con la construcción de bicicarriles; en Villavicencio existen actualmente cerca de 35 kilómetros para este tipo de movilidad.

En estos ocho años de creación de Bicinavegantes, este defensor de la bicicleta como medio de transporte, rememora dos acontecimientos importantes: En ExpoBike 2016, obtuvo el reconocimiento BiciAwards 2016 entre 20 colectivos del país, como el `Mejor Proyecto Bici Localidades`.

Un año antes, y gracias a un viaje que realizaron en cicla ocho integrantes de Bicinavegantes a la ciudad de Ibagué,  lograron la sede para Villavicencio del Foro Nacional de la Bicicleta BiciRed Colombia 2017. Fueron dos días pedaleando 260 kilómetros que les permitió conseguir ese segundo logro.

En el 2015, 12 biciusuarios partieron desde Villavicencio, y después de cuatro días y de recorrer 520 kilómetros, arribaron a Medellín a participar del Foro Mundial de la Bicicleta.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter