De combatientes a lideresas comunitarias

Las mujeres comprometidas con la legalidad tienen una mentalidad enfocada a la generación de proyectos con comunidades.

Son varias las mujeres firmantes de paz quienes, durante su reincorporación a la vida civil, han liderado proyectos en beneficio de comunidades vulnerables. 

Luego de pertenecer por muchos años a las antiguas Farc y de ocupar un rol fundamental dentro de estas filas, ahora las mujeres excombatientes trabajan de la mano con comunidades vulnerables en Villavicencio con el objetivo de fortalecer el tejido social y contribuir al desarrollo territorial. 

Para Yaneth Paredes, quien después de estar 18 años en la guerrilla ahora es firmante de paz, el liderazgo siempre ha estado inmerso en su vida.

Siempre fuimos políticos militares y había líderes que salían a trabajar con comunidades y a hacer pedagogía de qué eran las Farc y cuál era el objetivo de esta organización”, dice. 

Aun así, para ella no ha sido nada fácil reintegrarse a la sociedad y liderar procesos en las ciudades, sobre todo en barrios como Brisas del Guatiquía, en Villavicencio. El problema radica en que uno no puede llegar a ningún territorio a decir que es firmante de paz por cuestiones de seguridad”, explica. 

Sin embargo, su empoderamiento y liderazgo le han permitido ganarse poco a poco la confianza de las mujeres, con un único propósito: trabajar por y para el beneficio de ellas. 

Le puede interesar: A través de la comunicación, jóvenes narran el cambio en Macarena y Guaviare

A través de un proyecto con la Red de Enredadas, logramos trabajar con 33 mujeres sobre el plan que tiene el municipio para nosotras. Tocamos temas como el empoderamiento femenino, los derechos, las rutas de atención a mujeres víctimas de violencia y la participación política”, precisó. 

Por su parte, Camila Andrea García, otra firmante de paz, dijo a Periódico del Meta que dentro de las Farc siempre les enseñaron que tenían que luchar por los pueblos más necesitas, por la gente de a pie. 

Por eso pienso que el fortalecimiento de ese liderazgo se hace a través del conocimiento que adquirimos dentro de la organización y también estudiando las necesidades que viven las comunidades, indica Camila. 

Es así como a través de los presidentes de Juntas de Acción Comunal de Villavicencio, ha logrado liderar varias iniciativas en barrios vulnerables y ser la promotora del proyecto de agendas comunitarias realizado por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN). 

Ha sido difícil porque nosotros hemos sido estigmatizados y nos juzgan por el pasado. Sin embargo, tenemos que mostrar que el “tigre no es como lo pintan”. Nosotros también somos seres humanos y sentimos, por eso nos encargamos de dar a conocer nuestras ideas y el proyecto de vida que tenemos”, cuenta. 

Luz Marina Giraldo, quien está hace cinco años en proceso de reincorporación, inició como líder de un espacio territorial del Meta en Mesetas, pero por una serie de amenazas y violencias le tocó desplazarse a Villavicencio. 

No olvide: Excombatientes y comunidad remodelaron comedor comunitario en Brisas del Guatiquía

En esta zona del departamento, hace poco lideró la adecuación del comedor comunitario del barrio Brisas del Guatiquía, un sector con problemáticas y fenómenos sociales difíciles.  

Con este barrio tenemos muchas cosas en común y una de esas es la estigmatización tanto de los firmantes como las de los habitantes de este barrio”, manifestó Luz Marina quien afirma que cuando ingresaron a este sector identificaron jóvenes con sueños y la ilusión de estar en un mejor entorno. 

Agregó que la formación política que adquirieron durante su época de combatientes, le ha facilitado el trabajo comunitario. 

El paso a la legalidad es fundamental porque en este momento podemos ser visibles frente a lo que significan los liderazgos, nosotros trascendimos, dejamos las armas y hoy en día nos autoreconocemos como lideres sociales que trabajamos en pro de las comunidades y de las necesidades más sentidas, vulnerables y estigmatizadas”. 

Al respecto, Camila dijo que: estamos demostrando que la paz en Colombia sí es posible y que a pesar de que, en estos barrios como el Guatiquía, ha habido tanta estigmatización y dificultades, también se pueden llevar a cabo proyectos en beneficio de todos”. 

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter