EAAV: ejemplo de buen gobierno en crisis

La principal firma de riesgos de calificación evaluó positivamente el comportamiento de la empresa durante pandemia y la manera en que superó los escenarios que amenazaban su estabilidad

Dicen que la grandeza y la fortaleza de una empresa se conocen en los momentos más difíciles, además de la habilidad que tenga la organización para superar los obstáculos.

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) bien puede ser ejemplo de esos tres factores que frente al escenario de pandemia hicieron que, contrario a lo que opinaban los críticos, la entidad pudiera maniobrar los desafíos financieros y siguiera prestando un servicio público esencial en medio de una emergencia sanitaria mundial.

Y la calificación ‘BB (col); Perspectiva Estable’ que otorgó la firma Fitch Ratings a la EAAV ratifica de manera objetiva y medible ese buen momento financiero que pasa la entidad.

Le recomendamos: Constructores alertan por frenazo

“La generación operativa de la compañía se recuperó en 2020 tras dos años de volatilidad por las contingencias en su red de aducción”, dice la calificadora de riesgos en su informe de evaluación.

Lo anterior también confirma que los trabajos preventivos realizados en la bocatoma por la actual administración, además de permitir el servicio continuo a los usuarios, redundaron positivamente en las finanzas de la EAAV.

La entidad también estuvo limitada en recibir el flujo de recursos, pues desde el Gobierno Nacional se decretaron medidas para disminuir el impacto económico de la pandemia, tales como la prohibición de suspensión y corte de servicios por falta de pago; el diferimiento de la facturación y la prohibición del aumento de tarifas, entre otras.

“Pese a esta situación de inestabilidad económica, que fue un golpe muy duro, la EAAV redujo los costos operacionales para que los ingresos no se vieran tan afectados. Esta calificación es vital porque nos mantiene abiertas las puertas en los bancos”, dijo Angela Ortiz, gerente Financiera de la EAAV.

También lea: ‘Rompe-ejes’ estará listo en diciembre de este año

Pero la firma Fitch Ratings no solo analiza el comportamiento financiero durante pandemia, en el análisis resaltó la importancia de haber reducido el déficit traído desde 2018-2019 en un 17 por ciento. Esto quiere decir que, si bien aún en el 2020 se mantuvo dicho déficit, este disminuyó en términos reales en cerca de 4.525 millones de pesos.

Costos de operación

Fueron varios los economistas que, ante la crisis producida por la pandemia, recomendaron reducir los costos de operatividad de las empresas. Pero en el caso de una entidad pública como la EAAV, esta decisión debía tomarse con pies de plomo, además con un objetivo mayor: la ciudad no debería sufrir cortes de agua.

“Las obras de prevención en la red de la bocatoma de Quebrada Honda nos permitieron no decretar emergencias ya que son costos enormes; también se redujeron las consultorías, la tercerización en la contratación y los gastos en el servicio de energía logramos disminuirlo en más de 2.964 millones de pesos, al no operar las estaciones de bombeo Bavaria y de Puente Abadía de manera continua sino únicamente como respaldo cuando se requieren”, explicó la gerente Financiera de la EAAV.

Lea: Firmado acuerdo de entendimiento entre la ANM y el Meta

En este rubro de pago de energía, cuando hay una situación de emergencia y se afectan las tuberías, se deben encender las plantas alternas, lo que conlleva un consumo de energía altísimo para la empresa. Para el 2021, este gasto también tendría un buen comportamiento ya que, aunque había un presupuesto reservado de $5.000 millones, a septiembre se han ejecutado $1.500 millones.

“No salir a emergencias es un gana-gana para la ciudad, para la empresa, para todos”, enfatizó Ángela Ortiz.

En detalle, algunas de esas reducciones destacadas fueron: el uso de maquinaria de equipos tuvo una reducción del 5,7 por ciento; las reparaciones locativas, 96%; los arrendamientos pasaron en 2019 de pagar $2.266 millones, a únicamente 163 millones de pesos en el 2020.

Le sugerimos: Alexander Tovar, nuevo representante del Gobierno Nacional en la CCV

Con todo, Fitch Ratings espera que las métricas de liquidez de la empresa permanezcan adecuadas en la medida en que mantenga una estructura de capital con vencimientos de deuda de mediano y largo plazo. Las calificaciones asignadas a EAAV parten de su calificación individual.

“Si bien los ingresos del sector se han comportado de forma resiliente ante la pandemia del coronavirus, la compañía mantiene el reto de sostener el recaudo”, reza el informe de evaluación de la empresa.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter