domingo, 21 de abril de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

‘El Diablo’, la caída de un ‘intocable’


‘El Diablo’, la caída de un ‘intocable’ 1
Alias 'El Diablo' (de camisa roja) fue capturado junto a otro peligroso delincuente apodado 'Juanchito'. Foto: Fiscalía General.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Todos, hasta las autoridades, saben quién es el ‘El Diablo’. En Brisas del Guatiquía y los barrios cercanos, no solo saben quién es sino el temor que infunde por lo que es capaz de hacer.

“Imagínese, si se atrevió a amenazar al propio alcalde de esa época (Juan Guillermo Zuluaga), que tiene escoltas y a la Policía de su lado, qué no podría hacer con uno que era vecino de él en el sector, por eso nadie lo señalaba de nada”, dice un antiguo habitante de Brisas del Guatiquía, el barrio que era fortín del Diablo.

Por eso, quien más celebró la captura de este sujeto, uno de los más reconocidos delincuentes de Villavicencio, fue el propio gobernador del Meta, quien efectivamente cuando fue alcalde de Villavicencio recibió intimidaciones directas.

Aunque la Policía Metropolitana de Villavicencio lo tenía ya en la mira por sus antecedentes, fue hasta hace cinco meses que la Dirección  de Investigación Criminal montó toda un plan estratégico para recolectar las pruebas judiciales y capturarlo.

Le recomendamos: Secuestrado logra escapar de sus captores en Villavicencio

“Aunque el tipo ya tenía más de 15 años en su vida como delincuente al menos en Villavicencio, y había sido condenado por algunos delitos menores, se zafaba rápidamente. Esta vez el objetivo era que el expediente fuera tan sólido que ni el mejor abogado lo pudiera sacar”, dice uno de los cuatro investigadores que le siguieron la pista al Diablo.

En su expediente se referencia que Norbey Olivares Rojas nació en Cimitarra (Norte de Santander) hace 47 años, pero llegó en el 2004 a Brisas del Guatiquía. Según el historial, desde entonces no solo él sino sus familiares cercanos se dedicaron al microtráfico y a ganarse el respeto a sangre y bala.

“Vea, ese man es tan malo que sacó corriendo a los jíbaros que ya tenían dominado todo este sector. ¿Y cómo los sacó? A punta de plomo, hijueputa”, dice el exvecino de Brisas, quien anota que nunca se le conocieron perfiles en redes sociales.

Lea: Hallan recién nacido muerto en Granada

Así, junto a ‘Coco’ (muerto en el 2009) y ‘Turris’ (capturado en el 2016), se convirtieron en la triada de delincuencia que dominó casi todo Villavicencio en la primera década de este siglo. “Se fueron ganando el temor de los habitantes y el triste reconocimiento por su vida criminal”, dice el investigador de la Policía.

El punto de quiebre de su imperio criminal, agrega, se produjo en el 2019 cuando las autoridades capturan a un integrante importante del Bloque Meta, quien en el afán de tener beneficios ante la Fiscalía, reveló que el Diablo era uno de los financiadores de Los Puntilleros, una de las facciones delincuenciales de esa organización.

En el 2020, cuando el Clan del Golfo quiso apoderarse del control del microtráfico en Villavicencio y otros municipios entre Meta y Cundinamarca, el Diablo doblegó a los recién llegados de Antioquia. Varios de los cuerpos desmembrados que aparecieron en diferentes sectores de Villavicencio, fueron consecuencia de esa vendetta sin cuartel.

También lea: A la cárcel seis personas por presunto microtráfico en el centro de Villavicencio

“Ya tiene todo el perfil de capo. No posee estudios y le gusta ostentar lujos como sus cadenas de oro y una camioneta Toyota TXL, donde se movilizaba. Todo el montaje de su imperio estaba tras la fachada de una empresa de reciclaje, que le ayudaba a lavar el dinero. La Fiscalía 107 decide dictarle una orden de captura por homicidio agravado, extorsión, desplazamiento forzado, tráfico de estupefacientes y de armas”, dice un investigador de la Fiscalía General, cercano al caso.

A pesar de que se cree que tiene varios asesinatos a cuestas, solo se le pudo judicializar uno por microtráfico.

Un abogado que dice conocer a Olivares Rojas confirmó que la estrategia judicial de sus defensores siempre ha sido dilatar los procesos para lograr el vencimiento de términos. En el 2018 fue condenado por concierto para delinquir pero con la rebaja de penas solo estuvo un poco más de un año y pasó a detención domiciliaria.

El ascenso

En el 2011, con la desmovilización de los grupos paramilitares en el Meta y Vichada, El Diablo vio una oportunidad de salir de su barrio y extender su imperio de tráfico de drogas a otras regiones. Muchos cabecillas querían seguir con el negocio, pero él necesitaba un brazo armado para fortalecerse.

Aunque todos sabían que era un criminal, judicializarlo no fue sencillo. La recolección de testimonios y pruebas tuvieron que hacerse con varios de los investigadores más experimentados llegados de Bogotá y bajo completo anonimato.

“Las víctimas fueron claves y muy valientes para denunciar”, dice un agente de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía.

Le sugerimos: Con apoyo de la comunidad, mejoran vías de Mesetas

Sin embargo, se necesitará más información para desarticular toda la estructura del Diablo e incluso otros capos.

La Fiscalía General informó que junto a Norbey también fue capturado Juan Bladimir Cifuentes Londoño, alias ‘Juanchito’, uno de sus colaboradores cercanos.

Al final, el Diablo cayó en su propio fortín. Pese a tener el dinero suficiente para escabullirse en una finca o algún lugar alejado, nunca dejó el barrio al que llegó hace 17 años. Estaba seguro que hasta allí nadie llegaría.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales